2002 homenaje
La firma bávara rinde tributo al mítico 2002 y su propulsor turbo con una nueva versión presentada en el Concurso de Elegancia en Pebble Beach.

En 1973, el lanzamiento al mercado del 2002 fue un hito ya que era el primer modelo de producción en serie en Europa que contaba con un turbo. Esto marcó el camino del desarrollo de los sedanes de la firma, que también incorporaron turbo en sus motores. Además, en el campo de la competición, les sirvió para alcanzar los mayores éxitos, como el primer título del campeonato de F1 con un motor turboalimentado, conseguido por el Williams de Nelson Piquet en 1983.

Las proporciones compactas de este 2002 Hommage, acompañadas de una larga distancia entre ejes y una «nariz de tiburón», garantizan una experiencia de conducción muy ágil. También podemos observar la presencia de componentes aerodinámicos, como los alerones situados en la parte delantera y trasera del vehículo y las diferentes salidas de aire que optimizan el paso del aire por el coche. Además, nos encontramos con unos paneles lisos que cubren los pronunciados pasos de rueda que le aporta un carácter mucho más radical y deportivo.

2002 homenaje 3

Uno de los elementos que más recuerda al modelo original es la «marca de agua» que une muchos de los elementos formales del coche. Se trata de una línea de fibra de carbono que envuelve al vehículo por completo, creando una distinción horizontal entre la parte superior e inferior del coche. Para completar el exterior, este 2002 Hommage monta unas llantas de aleación ligera de 20 pulgadas presentadas en una tonalidad bicolor, así como unos calibrados de color oro presentes en los cuatro frenos, que añade el logotipo «M». Aunque quizá lo más característico de esta nueva versión sea su color de carrocería naranja y las inscripciones «Turbomeister», en clara alusión a uno de los patrocinadores de este coche, Jägermeister.

A la hora de diseñar un BMW es imprescindible contar con la presencia de la calandra con forma de riñón, presente en esta versión. En ella, nos encontramos con dobles barras esculpidas en negro que aportan cierto toque de elegancia. En el mítico 2002, destacaban los faros redondos amarillos. En este modelo se han presentado con un remate en color oro que contiene una inscripción que conmemora el 50 aniversario del lanzamiento del 2002. La parte trasera de esta versión contiene elementos que nos recuerdan al del modelo original, como la subdivisión horizontal de las dos superficies, la presencia de unas líneas que acentúan la anchura del coche o los pilotos traseros en forma rectangular, que le aportan un toque más moderno y tecnológico.

 

 

Nuestros videos

BMW redecora el 2002 Hommage con los colores de competición

Categoría: CompactoDeportivoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.