teb1

El autobús que han estrenado en China pasa sobre los atascos para ofrecer una solución de movilidad en las ciudades más atascadas sin tener que realizar grandes infraestructuras. El 2 de agosto comenzaron las pruebas en Qinhuangdao del TEB-1, el Autobús de Tránsito Elevado (Elevated Transit Bus, en inglés).

Teniendo en cuenta la congestión de las calles y ciudades chinas y pensando en la mejor manera de agilizar el tráfico, un ingeniero llamado Son Youzhou presentó en 2010 una idea para crear un autobús que circulara por encima de los coches sin que estos modificaran su trayectoria. Después de unos años de desarrollo, el pasado mayo se presentó el concept, que mostraba ya una solución definitiva, que se ha fabricado en solo cuatro meses.

El TEB-1 mide 21,9 metros de longitud y 4,8 metros de altura, lo que deja 2,1 metros de espacio libre hasta el suelo para los coches. Su anchura es de 7,8 metros, el equivalente a dos carriles. En su interior tiene capacidad para transportar entre 300 y 1.200 personas en la versión final, funciona con electricidad y su velocidad máxima será de 60 a 65 km/h.

El primer trayecto ha sido un recorrido de 300 metros en el que los ingenieros la viabilidad del proyecto con tráfico real. Entre los supuestos beneficios sus creadores destacan su bajo coste (cinco veces menos que una línea de metro convencional), la implantación rápida que puede llegar a un año en una ciudad, la disminución de los atascos, el ahorro de toneladas de combustible y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

China nos enseña su solución para los atascos

Categoría: ActualidadPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.