En marcha

Creo que ya lo he dicho hace unas cuantas líneas… pero está claro que conducir este BMW es una auténtica suerte. Poseerlo, ya ni te cuento. Suave, fino, silencioso, cómodo, confortable, con potencia de sobra cuando es necesario… poco hay que se pueda criticar salvo el precio de venta, porque incluso el consumo es bastante coherente, incluso loable, para tener un motor de tres litros y 258 caballos de potencia.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

El cambio automático asociado a nuestro propulsor sale por 2.550 euros en las versiones en las que puedes elegir. Con nuestro motor sólo puedes elegir entre tracción trasera o tracción total. 2.600 euros de diferencia entre el xDrive y el que nosotros probamos aquí.

Generalmente somos bastante reacios a recomendar el cambio automático por el sobreprecio que conlleva si el manual habitual cumple con normalidad, pero reconocemos que el funcionamiento de este Steptronic de 8 velocidades nos ha parecido, sencillamente, espectacular, con un escalonamiento muy acertado y pasando los cambios entre una y otra velocidad prácticamente desapercibidos. Una octava larga para premiar los consumos ajustados, una aceleración más que decente y la posibilidad de cambiar con las levas o en la palanca de manera secuencial; además de contar con los modos Eco, Confort, Sport y Sport+ para exprimir puntualmente el motor, o para intentar estirar al máximo el combustible.

Y es que a pesar de los cambios automáticos suelen penalizar el consumo, algo más de medio millar de kilómetros nos han convencido tras ver que la media ha sido de apenas 6,5 litros a los 100 km, con una autonomía de 1.100 kilómetros largos y una suavidad de marcha y funcionamiento exquisita, apoyada también en un sistema de parada y arranque automáticos del motor que funciona a la perfección.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

Se nota que las medidas EfficientDynamics de BMW han sido pulidas con cariño y esmero, porque este mismo motor de seis cilindros, que antes funcionaba de lujo y consumía poco, ha conseguido bajar las cifras de consumo y emisiones gracias a todos esos detalles de reducción de peso –el peso total es de 1.605 kilos-, aerodinámica, neumáticos más ecológicos… y eso que nuestra unidad en vez de montar las llantas de serie de 17 pulgadas traía las de 19 ya comentadas, con su consecuente mayor rozamiento y fricción.

Quizá hemos apreciado la mayor diferencia a la hora de mantener las velocidades de crucero. En autopista y autovía el coche parece deslizarse a 120 kilómetros por hora con un consumo mínimo, casi planeando, optimizando la navegación a vela con el motor trabajando al mínimo indispensable. Es aquí donde pensamos que BMW ha dado en el clavo y puede residir el secreto de los bajos consumos.

También nos ha gustado en esta línea el gráfico que muestra el cuadro de mandos, tan ordenado y legible como siempre, cuando detecta que estás pisando el pedal del acelerador más de lo necesario. Quizá es un símbolo muy pequeño y puede pasar inadvertido, pero si vas pendiente y te das cuenta, te ayudará una vez más a distanciar los pasos por el surtidor.

_PGK2532

En nuestro BMW Serie 4 Gran Coupé no falta el sistema que permite reglar el chasis del coche en función de nuestra conducción. En modo Eco Pro, sin apenas percibir pérdidas de potencia o aceleración, se pueden sacar 50 kilómetros extra con respecto a la autonomía habitual en cada depósito. Si optas por el modo Sport, todos los parámetros se ajustan para una conducción más deportiva, con dirección más directa, suspensiones más duras y una reacción al pedal del gas más rápida. Aun así no estarás conduciendo un auténtico deportivo, no nos engañemos, pero suficiente, a pesar de la naturaleza eficiente de este propulsor, para quemar un poquito de adrenalina en zonas de curvas. Pero insisto, este no es el objetivo del 4 Gran Coupé y si es eso lo que buscas, no te confundas en el concesionario BMW y quítate el ‘Gran’ de la cabeza, porque lo tuyo es el 4 Coupé a secas.

Recalco un poco más el paquete de medidas Efficient Dynamics que BMW monta en este coche y exprime a tope para lograr un funcionamiento racional y efectivo. Rutas Eco Pro, Función de Planeo, Asistente de Rutas, ACC en Modo Eco Pro, Recuperación de Energía, Auto Start/Stop e indicador de cambio de marcha son los dispositivos y aplicaciones que logran el ahorro. En materia de Conectividad y Seguridad el BMW Serie 4 Gran Coupé va realmente ‘cargadito’ y tampoco faltan airbags, ABS, DSC, DTC, luces de freno dinámicas…

Como buen coupé, no quiero dejar de recalcar sus puertas con ventanillas sin marco. Es un toque de coche deportivo que no podría faltar y que puedes pensar que será un problema a la hora de la insonorización del habitáculo… y la verdad es que no se nota a la hora de circular por cualquier tipo de asfalto, pues el interior parece una isla de calma y tranquilidad independientemente de por donde transites.

_PGK2516

En la urbe nadie tendrá más clase que tú con este coche, que se desliza en silencia, cual fantasma. Alguna curva hemos hecho, y nos hemos divertido. En modo Sport, como en el Sport+, puedes divertirte de lo lindo, aunque la batalla es algo larga y le resta agilidad. También el peso, porque potencia hay de sobra para hacer chillar unos neumáticos que cumplen su función de maravilla.

Diseño

Interior y vida a bordo

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: BMW 430d Gran Coupé. Lujuria premium

Categoría: Berlina grandeBerlina LujoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.