Interior y vida a bordo

Intentaré no extenderme mucho en un apartado en el que ya sabemos cómo las gasta BMW y hemos repetido tantas veces. Sólo remarcaremos una vez más que el de este Gran Coupé es uno de los habitáculos más coherentes y bien rematados del medio centenar de marcas que se venden en nuestro país. Y es que la línea Individual es un poco la guinda al delicioso pastel.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

Calidad y ajustes cum laude para un entorno que te hará sentir inmejorablemente tanto si estás al volante como si estás en las plazas traseras. Sin embargo, atención al acceso a estos asientos, que últimamente a BMW se les va un poco la mano a la hora de la anchura del montante y de los centímetros de escalón para apoyar los pies ya dentro del coche. Cada vez hay más distancia y a las personas mayores les cuesta entrar y sobre todo salir.

Personas mayores o con pequeñas limitaciones físicas cada vez tendrán más difícil acceder a estas plazas y salir de ellas, máxime cuando no han puesto agarraderas en la parte superior de las ventanillas, ni delante ni detrás, cosa que me extraña sobremanera, la verdad.

Casi el único tirón de orejas junto al mencionado antes, que podemos dar a BMW es el de la similitud entre los interiores de unos y otros coches de la marca de la hélice. Nos encantaría que cada serie, cada versión, tuviera su toque de distinción como puede tener el Z4, por ejemplo, con esos cuatro mandos redondos en el medio de la consola central, pero quizá BMW no quiere correr esos riesgos con coches que deben tener un número de ventas mayor que coches de nicho y van más a lo seguro en estos casos.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

Al volante, es imposible no sentirse diferente. Conducir este BMW 430d Gran Coupé Luxury Individual es como estar en el reservado de la mejor discoteca de Ibiza en pleno agosto con barra libre y rodeado de bellezas en actitud sugerente. Es la verdad. No por ser ya conocidos el cuadro de mandos, volante, levas, palanca de cambio, deja de estar bien hecho y bien terminado. Este volante en concreto es un poco más gordito, más gomoso, y es una delicia manejarlo.

En la parte inferior del tablero tenemos mucha información, tanto del ordenador de a bordo como del tipo de modo de conducción que llevamos conectado, entre otras cosas. Fino, limpio, discreto, casi sobrio, pero no falta nada, y eso en un Premium es de agradecer. Hasta el tacto de las levas y su posición es tan práctico como lógico.

Todo está a mano, la pantalla del navegador está tecnológicamente a la última, su funcionamiento es impecable, y toda la botonería inferior no necesita un manual para adivinar su funcionamiento, lo cual es de agradecer. Quizá hay mucho botón, pero tampoco echa para atrás como en otras marcas, más emperifolladas, pero también menos prácticas.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

Junto a la palanca del cambio, los botones del control de tracción y los modos de conducción. Y al lado, el mando que domina la pantalla del navegador, audio, clima y la posibilidad de adaptar a nuestro gusto casi infinitos parámetros, tanto de conducción como de bienestar.

En cualquier caso, en este habitáculo, salvo los detalles Premium de exclusividad, superiores a la habitual, del pilar B hacia adelante, es decir, salpicadero y plazas delanteras, todo es terriblemente parecido, sino igual, a sus hermanos.

Los asientos delanteros son increíbles. No sólo por la exclusividad de la tapicería blanca, sino por la posibilidad de adaptarlos completamente a tu gusto, a todos los niveles. Atrás, en la segunda fila de asientos, tres estupendos y aprovechables sitios esperan a sus ocupantes –un poco menos cómodo el central-, con mucho espacio y una accesibilidad buena para personas normales.

Foto BMW Serie 4 Gran Coupé Individual

En cuanto a maletero, 480 litros son los que ofrece, por 445 del Coupé y 370 del Cabrio. Los 480 litros son los mismos, exactamente, que los del Serie 3, aunque alguno menos que el 3 GT. Por cierto que con los asientos abatidos, la capacidad es de la friolera de 1.300 litros.

Diseño

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: BMW 430d Gran Coupé. Lujuria premium

Categoría: Berlina grandeBerlina LujoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.