Motor, acabados y equipamiento

Cuatro motores, dos gasolina y dos diesel, forman la gama del Dacia Duster. 114 y 125 CV en gasolina, 1.6 el menos potente y el 1.2 TCe que probamos aquí de 125. En gasoil, 90 y 109 CV, ambos con bloque de 1,5 litros dCi.

Foto Dacia Duster 4x4

No busques cambio automático porque no lo vas a encontrar. Todos con cambio manual de seis velocidades, salvo el menos potente de gasolina, que monta caja de cinco.

De la misma manera, todos los motores pueden montar tracción 4×4 salvo uno, en esta ocasión, el 90 caballos diesel.

Hay un acabado Base, con un equipamiento mínimo, para lograr el ‘desde’ 10.900 euros PVP. Ambiance, Laureate y Urban Explorer, en función de motores y tracción, son el resto de acabados.

Foto Dacia Duster 4x4

En nuestro caso, el 1.2 TCe lo tienes por 13.980 euros si es el Ambiance 4×2. Lo mismo pero en 4×4 nos vamos a 15.980 euros, 2.000 euros vale la tracción total. Si subimos a nuestro acabado, el Laureate, tenemos que desembolsar, PVP, 17.330 euros.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

PRUEBA: DACIA DUSTER. Duro por fuera… y por dentro

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoTodo Terreno
2

2 comments

  • Se agradece una conclusión tan clara a la prueba, este coche es lo que es, muy correcto, pero desde que saliera al mercado tengo la sensación de que intentan venderlo como otra cosa, como un coche de imagen pija pero barato y no es eso. Es un SUV low Cost, al menos en su concepción pues por precio no anda tan por debajo de por ejemplo un Renault Kadjar, y para el usuario medio el salto de calidad y confort y por su mismo precio te puedes plantear el vitara y las versiones sencillas de asx o yeti, pero este coche es otra cosa un coche sencillo y duro al tacto, perfecto para aquel que vive en zona rural y lo quiere como herramienta de trabajo para andar por caminos y tratarle sin mucha delicadeza, pero para aquellos urbanistas que quieren un suv para moverse por la ciudad, llevar los niños al cole y de vez en cuando meterse un viaje largo por autovia…pues no, no es el coche y no, el ahorro no lo compensa pues la diferencia es mucho menos que lo que se pierde.

    Mención a parte merece el tema de los consumos y la enésima constatación de que los pequeños turbo gasóleo no son ninguna panacea en la vida real, me gustaría ver cuánto gasta un Mazda cx3 con motor gasolina 2.0 en comparación con este 1.2, porque con similar tamaño y peso nos vamos a 2 litros mínimo a favor del motor “grande”, sin entrar en otras comparaciones, así que, quien está ahorrando con esto?

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.