Diseño

_PGK8108

La planta del Kia Optima es incuestionable. Entra por los ojos. Un coche bonito, bien construido, con un tercer volumen muy bien disimulado, casi como el de los coupés, alarde brutal en su diseño, ya que hablamos de una longitud de 4,85 metros. Ahí es nada.

Aparte de una mirada desafiante y moderna, es la suave caída del techo hacia el maletero lo que más nos ha llamado la atención y los que nos anima a decir que es un híbrido entre berlina y gran coupé. Además, una fina línea cromada por encima de las ventanillas remarca el techo y continúa la caída del techo en la luneta trasera, hasta morir en la parte superior del maletero.

_PGK8088

La estampa lateral es una de las más bonitas en el mundo de las berlinas cercanas a los 5 metros de largo, y es aún más llamativo este dato, sabiendo que este modelo viene de Corea, donde hasta ahora, no habían atinado con el gusto europeo en estos menesteres y sus diseños habían sido más de corte asiático que otra cosa.

El frontal, por el contrario, teniendo un diseño mucho más oriental que el del resto del coche, también tiene toques desafiantes, robustos, casi agresivos. Y es que la enorme parrilla que ofrece no tiene nada que interrumpa su discurso. El logo de KIA habría quedado de lujo en medio, pero no, lo han situado en la parte superior, y la sonrisa de tiburón blanco de este Optima es algo que también marca su personalidad.

Los faros ganan mucho terreno por el lateral. En la parte inferior del morro, cuatro láminas estrechas que dibujan otra rejilla más normal, coronada a los lados con unos antiniebla a modo de cubitos de hielo, como el Cee’d, pero aquí son tres en cada lado y con forma pentagonal. Quedan chulos, la verdad.

_PGK8131

Por detrás, protagonismo absoluto para unos grupos ópticos que podían pertenecer a una berlina de representación Premium alemana sin ningún problema. Grandes, estrechos y largos, ganando de nuevo mucho espacio por el lateral, dibujando una estilizada trasera que es uno de sus puntos más fuertes a nivel estética, gracias también a una luneta posterior muy inclinada. El culito respingón del maletero también tiene su momento de gloria.

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: KIA OPTIMA. Alternativa coreana

Categoría: Berlina grandeBerlina mediaPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.