Porsche 919 Hybrid, Porsche Team: Romain Dumas, Neel Jani, Marc Lieb

Las 24 horas de Le Mans 2016 dejan para el recuerdo una victoria in extremis de Porsche que aprovechó los problemas técnicos de Toyota para escribir un nuevo capítulo en su historia.

La 84 edición de las 24 horas de Le Mans comenzó neutralizada tras el coche de seguridad, conducido por Tom Kritensen, quien se mantuvo en pista durante los primeros 50 minutos de la carrera. Una vez el Audi R8 V10 Plus que hacía de coche de seguridad se fue, comenzó el baile de posiciones en LMP1 con los Porsche siendo superados por el Audi R18 #7 pilotado por André Lotterer. Pero la alegría duró poco ya que este prototipo tuvieron que entrar en el garaje para cambiar el turbo, un problema que los retuvo en el garaje durante veinte minutos y el cual fue calificado por Dr. Wolfgang Ullrich como «inaceptable».

El liderato de la carrera pasó a ser sorteada entre Porsche y Toyota, que luchaban de tú a tú en la pista francesa. Mientras estos cuatro coches rodaban a un alto ritmo, los dos Audi tuvieron que hacer una parada que fue, en ambos casos, de dieciséis minutos. Esto hizo que los prototipos de la marca de los cuatro aros se descolgaran, pero todavía no había nada decidido.

#5 TOYOTA GAZOO RACING (JPN) / MICHELIN / TOYOTA TS050 - HYBRID / Anthony DAVIDSON (GBR) / Sébastien BUEMI (CHE) / Kazuki NAKAJIMA (JPN)Le Mans 24 Hour - Circuit des 24H du Mans - Le Mans - France

Con la llegada de la noche, los problemas visitaron al Porsche 919 Hybrid #1 que sufrió importantes problemas que lo tuvieron alejado de la pista durante algo más de hora y media. Cuando el coche campeón del mundo regresó a pista ya había perdido 36 vueltas y su misión pasó de ser ganar la carrera a terminarla. Esto dejó a los dos Toyota vía libre hacia la victoria, pero el Porsche 919 Hybrid #2 no desistió y durante la noche sus pilotos imprimieron un ritmo muy alto que los mantuvo en la lucha por la victoria. Por si no hubieran tenido suficiente, en las primeras horas de la noche el Audi R18 #7 con Marcel Fässler al volante se quedó parado debajo del puente Dunlop. Un problema que Audi no localizó pero que se solucionó con un reseteo del coche.

Ese mismo Audi tuvo que volver al garaje para una parada breve en las primeras horas de la mañana que fue replicada más tarde por el coche #8. Pero el foco no estaba sobre los Audi sino sobre los dos Toyota y el Porsche #2, que se disputaban la victoria a falta de pocas horas y con unas diferencias mínimas. El equipo alemán siguió intentando conseguir la victoria pero el ritmo del Toyota TS050 Hybrid #5 era superior.

A falta de diez minutos Porsche pareció resignarse e hizo un cambio de neumáticos en su 919 Hybrid #2. De repente Kazuki Nakajima comunicó por radio que no tenía potencia y se quedó parado en la recta de meta, a las puertas de la gloria. Toyota no pudo conseguir su primera victoria en las 24 horas de Le Mans y Porsche amplió su palmarés hasta las 18 victorias.

Signatech Alpine vence, Roberto Merhi convence

#36 SIGNATECH ALPINE (FRA) / DUNLOP / ALPINE A460 - NISSAN / Gustavo MENEZES (USA) / Nicolas LAPIERRE (FRA) / Stéphane RICHELMI (MCO)Le Mans 24 Hour - Circuit des 24H du Mans - Le Mans - France

La gran sorpresa de la categoría fue el Manor #44 pilotado por Roberto Merhi, que tras la retirada del coche de seguridad fue quien impuso su ritmo. El resto de prototipos no pudieron más que intentar seguirle pero tras 3 horas y 45 minutos se bajó del Manor en primera posición y con una ventaja sobre el segundo clasificado de 50 segundos. Tras él se subió Matt Rao, cuyo ritmo hizo que el Manor comenzase a perder posiciones, momento en el que el G-Drive #26, el Signatech Alpine #36, el SMP Racing #37 comenzaron a destacarse dentro de la categoría.

La carrera en LMP2 se mantuvo altamente competida mientras que el Manor #44 tuvo que hacer dos paradas en el garaje por una salida de Rao y un toque de Tor Graves. Con todo ello el coche, que llegó a rodar en 7ª posición general, cayó hasta la posición 52.  Durante la noche el KCMG #47, que rodaba con un ritmo realmente competitivo, tuvo que retirarse tras una salida de pista de Richard Bradley.

Merhi volvió a destacar durante la noche y llegó a rodar en los mismos tiempos que coches como el G-Drive #26, un claro candidato a la victoria desde el primer momento. Con todo ello, llegó a recuperar 13 posiciones en sus casi cuatro horas de pilotaje. Mientras tanto, en cabeza de carrera poco a poco se iban decidiendo las cosas y por la mañana el Signatech Alpine #36 ya gozaba de una cómoda ventaja sobre el G-Drive #26, que mantuvo varias vueltas por detrás a rivales como el SMP Racing #37 o el Strakka Racing #42.

Ya en la recta final de la carrera, Rao con el Manor #44 tuvo una salida de pista en Indianápolis que se tradujo en la rotura del chasis en las curvas Porsche y motivó la retirada de este coche que, en ese momento, tenía la vuelta rápida de la categoría. Las últimas horas de carrera se caracterizaron por la estabilidad ya que no se produjeron cambios de posición y el Signatech Alpine #36 consiguió la victoria de la categoría, seguido por el G-drive #26 y el SMP Racing #37.

Ford repite la historia cincuenta años después

Ford GT #68 Le Mans

Ford llegaba a las 24 horas de Le Mans con la intención de repetir la victoria de 1966 y por ello puso en pista cuatro Ford GT. Pero antes incluso de que comenzase la carrera tuvieron que sacar de la recta de salida al Ford GT #67 para llevarlo al garaje. Así, la marca norteamericana afrontaba la carrera con tres coches antes de que Brad Pitt diese el banderazo de salida. Pero esto no les afectó ya que sus coches mostraron tener un ritmo muy alto.

Sólo el Ferrari 488 GTE #82 del equipo Rizzi Competizione fue capaz de poner las cosas difíciles a Ford. Aston Martin y Corvette, aún con coches de la normativa anterior, no tuvieron ritmo y Porsche ni siquiera llevó a meta a ninguno de sus dos 911 RSR. Así, la atención se centró en los Ford y en el Ferrari #82 que mantuvo la presión durante toda la noche. El equipo más cercano a Maranello, AF Corse, disponía de la misma montura que el equipo Rizzi Competizione sufrió más de lo esperado y tuvo que retirar a sus dos coches.

Ya con el día en Le Mans, la lucha por la victoria de la categoría seguía con el Ford GT #68 como el Ford más destacado. Las luchas cuerpo a cuerpo de la categoría LMGTE Pro volvieron a Le Mans y se produjeron varios cambios de posición entre el Ford anteriormente mencionado y el Ferrari #82. Pero la presión pudo con el Ferrari y Toni Vilander hizo un trompo en plena persecución al Ford. Esto le dio la victoria a Ford que, cincuenta años después, volvió a imponerse en Le Mans sobre Ferrari.

Resultados

Imágenes: FIA WEC, Ford y Porsche.

Nuestros videos

Las 24h de Le Mans se ceban con Toyota y Porsche consigue su 18ª victoria

Categoría: CompeticiónWEC
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.