Diseño

Aún me acuerdo del gag de Jeremy Clarkson en Top Gear, cuando juntaron el modelo anterior de 911 y el precedente. Se subió por estudiado error al antiguo diciendo que era el nuevo. El afilado dardo no podría estar mejor tirado, y en el fondo todos pensamos lo mismo. Sin embargo, el 911 es de esos iconos que no necesita una renovación profunda para demostrar que es nuevo.

Porsche 911 Carrera S_12

Es más, cada vez se entiende más la sutilidad de los mínimos milímetros de diferencia en parrillas, grupos ópticos o alerones, una línea aquí, un guiño allá, para configurar una imagen completamente nueva y moderna, que nunca dejará de lado la esencia y el rigor que requiere renovar un emblema de la automoción como es el 911.

En este caso concreto, los faros delanteros parecen ser los principales receptores de los pequeños cambios, junto con los nuevos pilotos traseros, tridimensionales, siempre con led presentes en ambos casos. Difícil captar nuevas variaciones sin tener al modelo entrante y saliente frente a frente. Tomas de aire modificadas sutilmente en tamaño y forma, más grandes, que se abren y cierran en función de la necesidad de refrigeración y del tipo de conducción. Brillante.

Porsche 911 Carrera S_92

El nuevo diseño de iluminación integra ahora las características luces diurnas de 4 puntos LED en los faros Bi-Xenón. Con intermitentes aún más estrechos. Cerramos el círculo pasando de nuevo a la zaga, donde el diseño en acero inoxidable de las salidas de escape individuales es otra ‘gran’ novedad. En los modelos S, como el que hemos conducido para esta prueba, las salidas son dobles, al igual que en el anterior 911 GT3.

Puede que Porsche y el 911 protagonicen, vistos de lado, una de las siluetas más reconocibles del mundo, al estilo de la sombra de Micky Mouse, con sus grandes orejas. Y con las preciosas llantas de 20 pulgadas de nuestra unidad… poco más se puede añadir a su extasiada contemplación. También son voluminosos los extremos abultados del morro, más si cabe cuando vas sentado a pocos centímetros del suelo. Sin dejar de desprender clase y estilo, se aprecia la robustez tanto como la solidez de la vista trasera, convexa y voluptuosa.

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: PORSCHE 911 CARRERA S. Un Porsche más inteligente

Categoría: CoupéDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.