El Audi A7 piloted driving concept muestra sus posibilidades en la autopista alemana A9 dentro de un test que la propia marca ha llevado a cabo.

El Audi A7 piloted driving concept, que ya tuvo su bautismo de fuego en el CES de Las Vegas, se prueba ahora en la autopista alemana A9. Audi confirma una vez más su papel pionero en el campo de la conducción autónoma. Su último vehículo experimental, el Audi A7 piloted driving concept apodado “Jack”, no solo ha aprendido cómo realizar autónomamente todas sus maniobras de conducción en la autopista. Sino que ha aprendido a mostrar consideración a otros usuarios de la vía. Que muestra un estilo de conducción adaptativo a una situación dada, seguro y, en especial, interactivo; un coche experimental con dotes de convivencia.

El prototipo de la marca de los cuatro aros se “auto conduce” ahora de forma más natural gracias al controlador central de asistencia al conductor, el zFAS. Este sistema utiliza procesadores de alto rendimiento para evaluar las señales procedentes de los sensores en tiempo real, creando un modelo del entorno del coche. Este modelo representa la situación del tráfico con la mayor precisión posible, y deja al zFAS calcular con antelación las maniobras subsiguientes, como demuestra el modo en que sortea las dificultades de la vía. Jack adelanta ahora los camiones con un margen lateral ligeramente más amplio.

También señaliza los cambios de carril activando primero los intermitentes y acercándose a las líneas divisorias, como lo harían conductores humanos. Cuando otros vehículos quieren incorporarse al carril, como en una autopista, el coche decide –basándose en el perfil de conducción seleccionado– si acelerar o frenar, dependiendo de lo que sea más apropiado para abordar la situación de tráfico de la forma más segura para todos los usuarios. Otro nuevo detalle incluído en el A7, es el sistema de navegación, que puede calcular una ruta con la mayor proporción posible de secciones de conducción autónoma.

Para probar todas estas novedades, el escenario elegido por Audi ha sido la autopista alemana A9, que ofrece condiciones ideales para la evaluación y posterior desarrollo de futuras funciones. Como las posibilidades técnicas de la comunicación Car-to-X, que posibilita inmediatamente que coches de conducción autónoma puedan usar los arcenes de vías pavimentadas cuando se habilitan temporalmente, o el sistema de comunicación Car-to-Car entre automóviles que están circulando en las mismas rutas, que permite informar sobre puntos peligrosos y accidentes en tiempo real.la complejidad de las situaciones de circulación se intensifica significativamente en la parte de la ruta entre la salida de la autopista y la aproximación a zonas urbanas. Asimismo, Audi está investigando y desarrollando otra web de ensayo para este tramo denominado “First mile”, cerca de la rediseñada salida de la autobahn “Ingolstadt-Süd”. A partir de 2017, Audi ensayará métodos constructivos como el uso de diferentes tipos de pavimento, y también soluciones técnicas como la utilización de sensores en zonas de intersecciones, para hacer de la autobahn, una “vía autónoma”.

Prueban el Audi A7 piloted driving concept en la autobahn

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.