Diseño

Un acierto total. Hacer crecer a un FIAT 500 no es fácil. No es el momento ni la intención de hacer sangre, pero ya lo hemos visto con el FIAT 500L. Sin embargo, parece que en este FIAT 500X le han echado más tiempo y han tenido mucho más cuidado a la hora de estirar a lo alto, a lo ancho y a lo largo al pobre FIAT 500, que nos lo imaginamos en una especie de potro de tortura tirado por caballos atados por sogas a los extremos del vehículo.

Fiat 500X_16

Quizá por eso se le ha puesto esa cara, que ha pasado de la dulzura que representa el nuevo 500 tradicional, a este 500X, que muestra un puntito de genio, con esos grupos ópticos dispersos, con más relevancia en los superiores, unos ojos bien marcados, recalcando firmeza y robustez en el empeño. Más abajo, luces de posición, muy en los extremos, y los antiniebla, más abajo, rodeados de plástico negro que le dan hasta un puntito deportivo.

La parrilla casi no existe. Debajo de la barra cromada que engloba el escudo de FIAT, tenemos una mínima entrada de aire. Bajo la matrícula, otra más grande, que le sigue dando ese toque deportivo y fiero que desprende, al menos en su fachada delantera. Unido a la altura que le otorgan las ruedas de 18 pulgadas, los generosos pasos de rueda y unas suspensiones con un tarado y recorrido que permiten el abandono del asfalto, tenemos un capó muy convexo y elevado, que vuelve a reafirmar su robustez, al menos en apariencia.

La zaga también nos gusta. Dos elementos destacan por encima de todo, los grupos ópticos, muy rojos y resaltados con respecto a la carrocería –es inevitable que alguno piense que son muy parecidos a los del nuevo MINI- reciben un cromado alrededor que les ayuda a tener a un más presencia, y una barra cromada bajo el logo de la marca, que también acoge el nombre del modelo y sirve como tirador para subir el capó. El voluminoso alerón superior también ayuda a dar más presencia y deportividad a un modelo que no la busca.

Fiat 500X_51 2

La visión lateral a nosotros nos hace abrir los ojos de sorpresa… no sé otras unidades, pero con el color Bronce micalizado (metalizado mate, 1.450 euros), las llantas rojas de 18 pulgadas y cinco radios (850 euros) a juego con otros elementos decorativos creados por Mopar para la ocasión, forman un todo que nos parece realmente bonito, a pesar de que muchos dirán que es un poco ‘bakala’ o que cómo es posible que hayan tuneado tanto un coche de serie. La fina raya roja en el inferior lateral de la carrocería y la carcasa de los retrovisores van a juego también con una enorme pegatina en el techo, que sólo se ve desde arriba, que en tipografía enorme también reza ‘500X’. No faltan las pequeñas barras en el techo para este aspecto off road del 500X ni los cromados en los marcos de las ventanillas y en los tiradores.

Definitivamente, este FIAT 500X #GotTalent 😉

PRUEBA: FIAT 500X. Entre dos tierras

Categoría: 4x2CrossoverPortadaPruebasSegmentoSUVUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.