Audi TT RS Roadster, Audi TT RS Coupé

Audi presenta en el Salón del Automóvil de Beijing 2016 las variantes más radicales del TT, los TT RS Coupé y TT RS Roadster que presumen de 400 CV de potencia.

Las proporciones de los nuevos TT RS Coupé y TT RS Roadster son: 4,19 metros de longitud, 1,83 metros de anchura y sólo 1,34 metros de altura. Los diseñadores de Audi han preservado las líneas del TT original y, a la vez, han modificado numerosos elementos. Dentro de esos cambios, se ha enriquecido de forma notable el exterior. La gran parrilla Singleframe incorpora un logotipo quattro en la parte inferior y su apariencia es más llamativa por su forma de nido de abeja. Las entradas de aire, detrás de las cuales se ubica el radiador de agua, mantienen su aspecto.

Estos modelos más radicales incorporan de serie los faros de LED y, bajo pedido, pueden montar unidades Matrix LED, que controlan la luz larga de forma inteligente. Lo más llamativo de la parte trasera de los nuevos TT RS es el alerón fijo, que se sujeta en dos finas estructuras dobles. Como opción, los TT RS Coupé y TT RS Roadster pueden incorporar un spoiler que se despliega de forma automática. Bajo el llamativo paragolpes se localiza el imponente difusor, que incorpora cuatro aletas verticales, todo ello enmarcado por los dos tubos de escape elípticos que los RS llevan a los lados. A lo largo de los laterales, los nuevos modelos TT RS incorporan unos estribos con formas aerodinámicas. Todo esto hace que el coeficiente aerodinámico sea menor, siendo éste de 0,32 Cx para el Coupé y de 0,33 Cx para el Roadster.

Audi TT RS Coupé

Audi ofrece para estos modelos nueve colores, incluyendo los tonos metalizados gris Nardo y rojo Montmeló, específicos de los RS. Además de estos, existen numerosos tipos de pintura para personalizar el vehículo, que se pueden adquirir a través del programa Audi exclusive. Los paquetes opcionales aluminio mate y negro brillante dan un toque especial a la parrilla Singleframe, al alerón trasero RS y al difusor.

El chasis de ambos modelos deportivos es una vuelta de tuerca en la evolución del reconocido Audi Space Frame (ASF). El frontal y el suelo del habitáculo incluyen muchos componentes fabricados con acero estampado en caliente. La estructura del habitáculo, así como otras secciones externas, están hechas de aluminio. El nuevo TT RS Coupé tiene un peso en vacío, sin contar con el conductor, de sólo 1.440 kilos, lo que supone una reducción de 10 Kg con respecto a su antecesor. Por otro lado, el nuevo TT RS Roadster, que incorpora refuerzos adicionales en la subestructura, pesa 1.530 kilos en vacío. Su ligera capota de lona, que pesa 39 kilos, se abre y cierra eléctricamente en diez segundos, incluso cuando se circula a velocidades inferiores a 50 km/h. Audi puede instalar un deflector eléctrico para el viento y calefacción de serie en los asientos deportivos RS a la altura de la nuca.

El curvilíneo diseño exterior de los nuevos modelos TT RS también se deja notar en el interior. El habitáculo, con su delgado panel de instrumentos, tiene unas líneas limpias y marcadas. Cuenta con unas llamativas salidas de ventilación redondas, que sobresalen en la consola central y alojan los controles del climatizador automático. Los asientos deportivos RS van fijados en una posición baja, tienen una construcción ligera, llevan los reposacabezas integrados y disponen de unos contornos envolventes (con opción de reglaje neumático).

Audi TT RS Roadster

La tapicería de los asientos deportivos puede ser Alcántara o cuero de napa fina perforado. Para ambos materiales está disponible un patrón en forma de diamantes. En el respaldo de los asientos está grabado el logotipo RS. Las inserciones son de Aluminio Race y, como opción, de carbono. Los paquetes de diseño RS en rojo y gris incorporan detalles de color al interior, como en las salidas de ventilación, los cinturones de seguridad y las alfombrillas con el logotipo RS. Se pueden incorporar varios paquetes de cuero que, mejoran elementos del interior. El nuevo Audi TT RS es un deportivo para el uso diario. En el caso del Coupé de 2+2 asientos, el maletero que hay bajo el largo portón posterior ofrece una capacidad de 305 litros, que se puede incrementar hasta los 712 l si se abaten los respaldos del asiento trasero. El Roadster, por su parte, proporciona al conductor 280 L de capacidad para poder llevar equipaje.

Al igual que en el resto de la última hornada de modelos Audi, en el nuevo TT RS todos los controles están centrados en el conductor. Todas las funciones importantes se pueden controlar sin necesidad de que el conductor despegue sus manos del volante. El volante deportivo de cuero RS de serie con levas para el cambio incorpora, además de los botones multifunción, dos grandes botones satélite: uno para arrancar y parar el motor, y otro para manejar el sistema de conducción dinámica Audi drive select.

El Audi virtual cockpit que estos modelos deportivos incorporan de serie es similar al que monta un coche de competición. La pantalla TFT de 12,3 pulgadas muestra toda la información en alta resolución. El conductor puede elegir entre tres modos diferentes. En la vista clásica el conductor puede ver el velocímetro y el cuentarrevoluciones en primer plano, mientras que en el modo “Infotainment” es el mapa de navegación el que aparece más destacado. La pantalla RS muestra un gran cuentarrevoluciones con un display integrado en el que se ve la velocidad. El resto de datos, como el par, la potencia, la presión de neumáticos y las fuerzas G, se pueden configurar alrededor de esta pantalla. En el modo S tronic manual, una luz de cambio indica la necesidad de subir o bajar la marcha.

Audi TT RS Coupé

Los nuevos deportivos de Audi están equipados por un motor 2.5 TFSI de cinco cilindros, galardonado como “Motor del año” durante seis veces consecutivas, que ha sido revisado por completo para, sin variar su cilindrada de 2.480 centímetros cúbicos, obtener un 17% más de rendimiento. El nuevo propulsor turbo entrega 400 CV (294 kW) y su par máximo es de 480 Nm. La aceleración de 0 a 100 se consigue en 3,7 segundos para el TT RS Coupé, mientras que para el Roadster es en 3,9 segundos. La velocidad máxima de ambos modelos está limitada, de serie, a 250 Km/h, pero si el cliente lo solicita, la marca puede incrementarla hasta los 280 Km/h. Audi ha realizado un gran trabajo creando un motor con menos de 50 centímetros de longitud y 26 kilogramos más ligero que el anterior. El intercambio de gases del propulsor de cinco cilindros está diseñado para obtener un alto rendimiento.

Está dotado con levas de admisión y escape que se ajustan según las necesidades. Además, en el lado del escape, el sistema Audi valvelift system (AVS) cambia la duración de la apertura de las válvulas dependiendo de la posición del acelerador y de la velocidad de giro del motor. Al tener un número impar de cilindros, el propulsor ofrece unas frecuencias armónicas que acompañan el tono básico. La unidad de control del motor también contribuye a un sonido inconfundible. Al acelerar a fondo, las válvulas del sistema de escape se abren para que aumente la sonoridad. El conductor puede controlar la apertura de esas válvulas a través de un botón situado en la consola central, ya sea con el sistema que lleva el TT RS de serie, o con el sistema deportivo opcional, que incluye un acabado en negro para las salidas de escape.

Audi TT RS Coupé

Los TT RS llevan acoplado al motor, de serie, el cambio S tronic de siete velocidades, que efectúa el paso de una a otra marcha de forma muy rápida. La eficiencia y versatilidad de la transmisión de doble embrague es impresionante. Las marchas bajas son cortas y la séptima velocidad tiene una relación de transmisión larga para reducir el consumo. El conductor maneja la caja de cambios S tronic por medio de la palanca convencional y, a través de las levas situadas en el volante deportivo de cuero. En el arranque, un sistema launch control gestiona para que se obtenga la máxima aceleración minimizando al máximo un posible derrapaje o pérdida de tracción de las ruedas.

Los nuevos TT RS utilizan el sistema de tracción integral permanente quattro. El ligero embrague electrohidráulico multidisco va situado al final del árbol de transmisión, lo que beneficia el reparto de pesos entre ambos ejes. El nuevo software de conducción dinámica del sistema quattro calcula continuamente el par enviado al eje trasero. Si el nuevo TT RS está tomando una curva a alta velocidad, el embrague puede enviar parte de la potencia al eje trasero cuando ya está en pleno viraje. Durante los cambios de peso la distribución del par garantiza que el TT RS gire de forma precisa hacia la curva. Esto incluye el caso en el que se está derrapando en una superficie con un bajo coeficiente de adherencia.

En la zona límite, la tracción quattro trabaja junto con el sistema de control selectivo de par que se envía a cada rueda, una función del software inteligente que incorpora el Control Electrónico de Estabilidad (ESC). Este mecanismo frena suavemente las ruedas del interior de la curva, permitiendo por ello que la conducción sea más fluida y estable. Para derrapajes controlados el ESC ofrece una configuración deportiva RS específica. Por otra parte, también se puede desconectar por completo el sistema. Como novedad en este TT RS, la gestión electrónica del embrague multidisco está integrada dentro del sistema de conducción dinámico Audi drive select. Los modos disponibles son: comfort, auto, dynamic e individual. Actúan sobre la tracción quattro, la caja de cambios S tronic de siete velocidades, la dirección, las características de funcionamiento del motor y los válvulas del sistema del escape. En el modo dynamic, el embrague multidisco envía la potencia al eje trasero. En el modo individual, el conductor puede configurar a su gusto la forma de trabajar de los componentes antes mencionados.

Audi TT RS Roadster

Las modificaciones específicas que se han realizado para los TT RS, hacen que el chasis con la elaborada suspensión trasera de cuatro brazos sea aún más dinámico y preciso. Los nuevos modelos entran mejor en curva y son más controlables dentro de ella. Esta dirección progresiva se ha puesto a punto de acuerdo con las especificaciones de lo que debe de ser un deportivo RS. Se ha dotado de una mayor rigidez a la configuración de los muelles y amortiguadores, y la carrocería se encuentra diez milímetros más cerca del suelo si se compara con el modelo básico. Estas modificaciones también se han realizado en la suspensión deportiva opcional RS plus con Audi magnetic ride, en la que se pueden variar las características de la amortiguación a través del Audi drive select.

El TT RS Coupé y el TT RS Roadster están equipados, de serie, con llantas de fundición de 19 pulgadas, que cuentan con un diseño poligonal de cinco radios y neumáticos en medidas 245/35. Como opción, Audi ofrece a sus clientes unas ligeras llantas forjadas de 20 pulgadas, con un diseño tipo rotor de 7 radios y neumáticos 255/30. Ambas llantas están disponibles en plata, en aspecto titanio mate o en negro antracita brillante. El sistema de frenos del nuevo TT RS llama la atención. Delante lleva discos de acero perforados y ventilados internamente, de 370 milímetros de diámetro. Las pinzas de freno de ocho pistones, con el logotipo RS, están pintadas en negro mientras que como opción pueden ser de color rojo. Otra alternativa son los discos de freno delanteros carbonocerámicos, cuyas pinzas de freno van pintadas en gris. Detrás, el RS lleva discos monobloque de 310 milímetros de diámetro.

Audi TT RS Roadster

El TT RS está equipado, de serie, con pilotos traseros de LED. Bajo pedido, Audi le da la opción al cliente de solicitar los pilotos posteriores Matrix OLED (diodos orgánicos de emisión de luz) en diseño 3D. En cada piloto trasero hay cuatro elementos de iluminación, que se van haciendo más pequeños de dentro hacia afuera. El más grande incorpora un logotipo TT y los cuatro aros de Audi. Por último, se enciende una luz de LED visualmente homogénea y con forma de flecha, que completa la iluminación trasera OLED. Los intermitentes dinámicos, están situados en el borde inferior de los pilotos posteriores. Los reflectores, las luces de marcha atrás y las de niebla van ubicadas en la zona superior.

Audi TT RS Roadster

En cuanto a tecnologías relacionadas con la información y el entretenimiento, Audi incorpora en los TT RS Coupé y Roadster el MMI Navegación plus con MMI touch. La estructura del menú, está basada en los modernos smartphones, incluyendo la escritura predictiva. Además, dispone de control por voz con un lenguaje natural, que entiende preguntas y órdenes sencillas. En el Roadster, los micrófonos para el sistema manos libres se encuentran integrados de serie en los cinturones de seguridad, garantizando por ello una elevada calidad de sonido.

El módulo Audi connect sirve como complemento ideal para el MMI Navegación plus, ya que gracias a él los pasajeros, conectando sus dispositivos móviles al punto de acceso Wi-Fi, pueden obtener, mediante el estándar LTE (4G), los servicios de internet que ofrece la marca. Por otro lado, el Audi phone box, conecta de forma inalámbrica el teléfono móvil a la antena del vehículo. Con la base de carga inalámbrica, que utiliza el estándar Qi, los pasajeros pueden recargar sus teléfonos. Gracias a la Audi Smartphone interface el conductor puede ver en el Audi virtual cockpit algunas de las aplicaciones que se estén ejecutando en su móvil. Los Audi TT RS traen de serie ocho altavoces que proporcionan un excelente sonido al habitáculo. Como opción, la marca alemana de los cuatro aros propone el sistema Audi sound con de nueve altavoces, o el Bang & Olufsen que tiene doce.

Audi TT RS, un deportivo de 400 CV que llega pisando fuerte

Categoría: CoupéDeportivoNovedadesPortadaSalones del AutomovilSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.