VIDA INTERIOR. El habitáculo es made in Vignale. En la misma línea que Initiale, DS y otras marcas de lujo de fábricas conocidas por todos, este Ford rezuma clase en cada uno de sus componentes. La impresión visual, da igual que sea la primera o cualquiera de las sucesivas, está instalada sin lugar a dudas en el sobresaliente y puede aguantar el pulso con cualquier berlina Premium, sea alemana, japonesa o de donde quiera que venga. Diseño, tejidos, texturas, ajustes, funcionamiento, tacto… para ser un Ford en el fondo y en la forma raya la perfección. Te puede gustar más o menos el diseño y la mezcla de superficies, pero la calidad de las mismas y los perfectos ajustes son innegociables.

Los embelleceros cromados por todas partes dignifican aún más un buen diseño de Ford en su interior. La consola central flotante es un alarde, y es elegante a más no poder. El cuero, los cromados, la disposición de todo, su tacto… es pata negra. Acorde con unos asientos con tapicería especial digna del Vignale más selecto. El volante multifunción está clavado, tampoco se escapa de los cromados. Toda la consola está rodeada por los metalizados, también la salida de la ventilación la base de la palanca del cambio automático, el borde de los reposabrazos… incluso el cuadro de mandos.

Quizá el tablero de instrumentación es lo que más nos ha sorprendido, para mal. Digamos que son sensaciones encontradas, porque de la misma manera que tenemos dos pantallas TFT a ambos extremos, con toda la información del ordenador de a bordo la izquierda, además de servir de configuración de todo lo imaginable y funcionamiento de los distintos aspectos de la hibridación, en la derecha un gráfico con hojas verdes virtuales nos dice si estamos conduciendo de manera ecológica o no. Por cierto, qué pena que da cuando ves volar alguna de la pantalla por tu conducción poco cuidadosa. Sin embargo, en la parte central, un velocímetro analógico tradicional, como de hace 30 años, que rompe la modernidad y el aspecto futurista de todo. Es increíble que el Mondeo normal lleve un pantallón TFT espectacular a todo lo que da el cuadro de mandos y aquí se recurra a un elemento que ni siquiera tiene aspecto de vintage o classic, sino que parece un pegote anacrónico. Incomprensible.

foto Ford Mondeo Vignale Hybrid

En cualquier caso la posición de conducción es perfecta, espectaculares asientos por mullido y sujeción, que cuentan además con ventilación y calefacción. El cambio queda perfectamente a mano y está integrado de lujo en una especie de consola flotante por su parte inferior, aunque el hueco que queda es complicado de aprovechar, por su profundidad y difícil acceso. La parte superior de la consola tiene un acabado magnífico, y la pantalla del navegador está integrada perfectamente. Es posible ver cuatro espacios a la vez, música, temperatura, navegación y conexión telefónica, pudiendo elegir extender la que desees. La pantalla táctil es ideal para un navegador práctico y funcional. Lástima que el zoom no sea por ruleta y sí por teclas virtuales, que resta algo de confort y usabilidad. Y por supuesto, todo es configurable, tanto en esta pantalla como en la que va a la izquierda del cuentakilómetros digital. Es una locura comprobar todas las opciones de mostrar el funcionamiento híbrido, además de los parciales, consumos medios, tiempo al volante, etc, etc, etc… y más etcétera.

Si echamos un vistazo atrás, descubrimos espacio suficiente como para que el Ford Mondeo Vignale Hybrid pueda servir sin demasiados problemas de coche ministerial. No tiene los centímetros que puedan tener un BMW Serie 7, un Audi A8, un Mercedes Clase S y ni mucho menos de un Lexus LS, pero en época de apretarse el cinturón no sería descabellado caminar en esta dirección. En cambio, el maletero es un gran paso atrás. Las baterías ocupan mucho espacio, y pierde unos 150 litros con respecto al modelo original. Pero es que ahí no acaba todo, porque en vez de quedar un espacio óptimo, aprovechable, el maletero que queda tiene como un escalón que incluso impide poder meter una maleta voluminosa. Lástima que alguno pueda echarse atrás en una compra inteligente por este ‘pequeño detalle’.

PRUEBA: FORD MONDEO VIGNALE HYBRID. Lo más de lo más

Categoría: Berlina grandeBerlina LujoHíbridoPortadaPruebasSegmento
4

4 comments

  • Hola Oscar!!

    Primeramente darte la enhorabuena por tu nuevo lugar de trabajo así como felicitarte por la gran prueba que nos has brindado de este Ford Mondeo Vignale Hybrid.

    Sólo una cosita….

    ¿Cómo es posible que en el video o texto no cites nada acerca de la lentitud o sensibilidad/tacto de la pantalla tactil de la consola cuando es la misma que la del SMax y sin embargo en esa prueba sí comentaste estos defectos de la pantalla?

    Me refiero a que es igual de «insufrible» en cuanto a lentitud o reacción en respuesta del sistema cuando se pulsa algún botón al tratarse de una pantalla resistiva y no capacitiva como será la del Sync 3 (procesador más rápido y sobre todo, pantalla capacitiva con mismo tacto que la de un Smartphone actual) que de hecho este sistema se va a presentar ahora en el MWC de BCN durante estos días y que seguramente en breve se incorporará a los diferentes modelos de Ford.

    Un saludo y a seguir así!!

    PD: A ver si cubrís también este evento de la nueva tecnología Sync 3 y dando vuestras impresiones.

  • Hola Roberto, gracias por tu pregunta. Siendo totalmente sincero, trasteando en el navegador del Vignale, descubrí que se podía calibrar la sensibilidad de la pantalla táctil en tres posiciones, y la situé en la opción más sensible posible. Aun así no era una respuesta óptima, pero sí mucho mejor que la del S-Max. La duda es si en la unidad del S-Max que conduje también se podía calibrar la calidad de la pantalla. Creo recordar que trasteé lo mismo que en el Vignale y no la encontré. Puede ser que la calidad sea peor o que exista la opción y no estuviera en la opción más sensible.
    Por desgracia no pude estar en el MWC, pero este tipo de tecnologías no paran de mejorar y seguro que en próximas versiones o lavados de cara hay novedades al respecto.
    Un saludo.

    • Buenas Oscar,

      Pues como bien comentas lo más seguro es que sean las mismas pantallas pero le capan opciones dependiendo del nivel de acabado porque dudo mucho que tengan diferentes.

      Ocurre igual que en otras muchas funciones del coche, por ejemplo en el cuadro el tema de la presión de neumáticos… Inconcebible que un coche como el Ford Mondeo no te muestre la presión de rueda por rueda, es más, si tuviera alguna incidencia en alguna de ellas, solamente sale el mensaje de baja presión de rueda o similar sin especificar cual es y sin embargo según he podido ver por la red, trasteando con un programa de ordenador enchufado al coche, es posible mostrar en el cuadro las presiones de cada rueda. ¿Por qué capan estas informaciones cuando perfectamente son disponibles?, pues igualmente ocurrirá con el tema de la sensibilidad de la pantalla, todo es tema de software y ya que la sensación del táctil en una pantalla resistiva no es la mejor y más aún cuando estamos acostumbrados al uso de nuestros teléfonos hoy día, pues poner esa opción de regulación de la sensibilidad para ver si podemos mejorar un poco nuestra experiencia con esa pantalla en Sync 2.

      Seguramente esta sensación ya finiquitará con la llegada del Sync 3, que según se dice es muchísimo más rápido por llevar un procesador dual core, mayor memoria así como pantalla capacitiva.

      Un abrazo y gracias por la respuesta!!

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.