KIA Sportage 2016

El nuevo Kia Sportage no deja indiferente a nadie. Nosotros confesamos que la primera foto que vimos no nos gustó, pero tras conducir cuatro unidades distintas, con 4 motores diferentes, podemos asegurar que es un coche con muchos argumentos. Te lo contamos todo del nuevo Kia Sportage, a partir de 18.000 euros.

La cuarta generación del Kia Sportage acaba de llegar y va a dejar huella. Asegurado. Desde que en 1993 naciera el primer Sportage, 3,5 millones de ellos circulan por el mundo, pertenecientes a las generaciones de 1993, 2004 y 2010. Ahora, en 2016, llega la cuarta, en un segmento, el C-Suv o Suv medio, que es el tercer segmento en número de ventas en nuestro país. Uno de cada tres coches que vende Kia en España es un Sportage. Vendió en 2015 14.000 unidades.

Diseñado y fabricado en Europa, se ha optado por un cambio radical de imagen con respecto al Kia Sportage al que sustituye, apostando por el diseño, la modernidad y una buena relación calidad-precio. Atractivo, inteligente, práctico y dinámico, el nuevo Kia Sportage ofrece un diseño deportivo y dinámico que es imposible de negar. Partiendo completamente de cero en materia de estética, su atractivo es innegable, con unas líneas musculadas que enganchan.

KIA Sportage 2016

La parrilla preside el frontal. Los grupos ópticos separados y el ondulado capó, muy elevado, le dan un aspecto potente, robusto, muy serio. En la vista lateral comprobamos una alzada elegante, impresión remarcada por los cromados que envuelven las ventanillas. Atrás, grupos ópticos que nos han encantado desde el primer vistazo y un doble escape atractivo y prometedor. Las llantas disponibles son de 16, 17 y 19 pulgadas.

Vista al interior, también moderno y ordenado, dependiendo de la versión igual parece que hay mucho botón, pero los materiales apuntan maneras y la consola está orientada hacia el conductor. Se aprecia un toque deportivo en el diseño.

Kia ha tirado la casa por la ventana en cuanto a equipamiento. Luces dinámicas, corrección autónoma de volante para permanecer en carril, largas automáticas, aviso de ángulo muerto, frenado de emergencia, detección de peatones, portón con apertura por proximidad, smart parking para entrar y salir, cargador de smartphone inalámbrico, entrada de USB en plazas traseras, navegador táctil con pantalla de 7 y 8 pulgadas, actualización gratuita de mapas durante los 7 años de garantía, 8 altavoces JBL, respaldos reclinables en plazas traseras 60/40… En cambio sólo disponen de parada y arranque de motor automático ISG los motores más austeros.

KIA Sportage 2016

El nuevo Kia Sportage crece 4 centímetros, hasta los 4,48 metros. Su batalla también es más larga, 3 centímetros más, para quedar en 2,67. El maletero también gana espacio, 26 litros, para ponerse en 491. La firma coreana dice que ha estudiado todos los componentes para hacer el mejor Sportage posible, y nos cuenta que los asientos tienen hasta tres durezas distintas en función de la parte que tratemos, y ha buscado y conseguido mejorar la dinámica de conducción, reduciendo pesos y ganando en rigidez con aceros de alta resistencia. Se han reducido ruidos y vibraciones, mejorando el confort y los aislamientos.

Las versiones con tracción total cuentan con el Pro Active AWD System, que mejora en todo la anterior versión. También se ha optimizado el Cx, que pasa de 0,35 a 0,33.

Hablando de motores, cinco de inicio, tres diesel y dos gasolina. 115, 136 y 185 caballos los de gasóleo, 132 y 177 los gasolina. Todos han pasado por el gimnasio, obteniendo más par motor y prestaciones. Kia apunta un futuro Sportage híbrido, e incluso alguna versión con más potencia, más deportiva.

KIA Sportage 2016

Disponible según versiones un cambio automático de doble embrague de 7 velocidades, el nuevo Kia Sportage, en ocho colores diferentes, ya se puede encargar en los concesionarios, estando en la calle el primero de marzo, a partir de 18.000 euros.

CON EL NUEVO KIA SPORTAGE POR LA PROVINCIA DE BARCELONA

Más de 200 kilómetros con cuatro unidades diferentes han sido suficientes para tener un dibujo claro de lo que ofrece y lo que pretende este nuevo Kia Sportage. Hemos conducido tres unidades con motor diesel y el motor gasolina de entrada a gama, con lo que hemos recogido valiosos datos y sensaciones para poder tener una acertada primera impresión del nuevo Sportage.

Lo primero, como es menester, impresión visual. Y nos ha pasado algo a lo que no estamos acostumbrados, y es que la primera vez que fimos su frontal nos pareció feo. Es la verdad. Sin embargo, ahora, al verlo realmente, y mirarnos cara a cara… cada minuto que pasaba más nos gustaba, hasta acabar por conquistarnos de manera irremediable. Y eso con el frontal, porque la zaga nos apasionó desde el primer momento que la vimos. Con una personalidad y un encanto irresistible. Nos gustan más los antiniebla de la versión GT Line, en forma de cubitos de hielo, pero los normales tampoco están mal. La parrilla sí nos parece exageradamente grande, pero las luces y su ondulado y sinuoso capó, muy alto, nos han parecido más que interesantes.

KIA Sportage 2016

Por dentro, podemos hablar de los tres acabados más altos, pertenecientes a las unidades que hemos conducido. No podemos decirte cómo son los Basic y los Concept, que imaginamos más sobrios y austeros, pero sí los Drive, Emotion y GT Line. Los dos últimos vienen cargadísimos de botones y de ayudas a la conducción. El GT Line –la unidad roja que ves en las fotos, con el motor diesel de 185 caballos y tracción AWD- monta unas llantas de 19 pulgadas que nos parecen excesivas, y sólo justificables, al menos visualmente hablando, con un manto de nieve o hielo bajo nuestros neumáticos.

La ergonomía del interior es indiscutible. Formas armoniosas, superficies de plástico blando bien integradas con zonas de plástico más duro, asientos de gran calidad y fenomenal sujeción, volante de tacto notable, aunque quizá con un diseño más conservador en su zona central, cuadro de mandos bien definido, claro y con una zona central en la que el ordenador de a bordo muestra toda su información con orden y concierto. Nos ha gustado mucho también la consola central con todo lo que hay aquí. La pantalla del navegador es de buena calidad, y los botones no tienen pérdida. Quizá hay demasiados en las unidades con ventilación y calefacción en los asientos. Bien por los botones más cercanos a la palanca del cambio, relativos al sensor de aparcamiento, descenso controlado de pendientes y la tracción AWD.

Mención aparte merece la segunda fila de asientos por muchas cosas. Gran altura al techo lo primero. Lo segundo, tres amplias plazas, aunque no entendemos que la central sea más convexa que cóncava. En cualquier caso se puede inclinar el respaldo de las tres con generosidad, lo que unido a un gran espacio para rodillas y piernas dibujan un todo espacioso como no recuerdo en el segmento. Maletero, de casi 500 litros con doble fondo y posibilidad de convertirlo, con los asientos plegados, ¡en casi 1.500!

KIA Sportage 2016

Dinámicamente, hay muchas diferencias entre unos Sportage y otros, en función del motor que monten. Empezando por el gasolina de 132, nos parece una buena opción, combinado con tracción 4×2 y acabado Concept, por poner un ejemplo, que saldría por menos de 19.000 euros –en la galería de fotos encontrarás una plantilla con todos los precios por motores, acabados, tracción y cambio-. Este propulsor no es el más brillante de la familia, pero en un uso razonable no pasará de 7 litros a los 100, un consumo medio bastante aseado. No es el motor que mejor suena, si eres muy exigente pensarás que se eterniza en las aceleraciones… pero es lo que decimos, muy coherente por precio de adquisición y mantenimiento, así como por equipamiento de serie. Por cierto, el propulsor es tan pequeño y ocupa tan poco espacio, que en el inmenso vano motor parece que podría acoger un V12 sin problemas y te parecerá casi desangelado.

Nos vamos a los diesel, y aquí hay podemos hablar con conocimiento de causa de las tres opciones que podemos elegir alimentados por gasóleo. Empezamos por el menos potente, un 1.7 CRDi de 115 caballos. Desde 21.000 euros, disponible en los tres acabados intermedios, Concept, Drive y Emotion. Lo conducimos durante algo más de medio centenar de kilómetros y siendo cuidadoso con el acelerador firmamos un 7,2 litros de consumo medio. Nos parece un propulsor honesto, quizá con un ruido que no convence a los más puristas, pero que no pasa a mayores gracias a un gran trabajo de insonorización.

Pasamos a un 136 CV, 4×2, y descubrimos tarifas en mano que por 1.300 euros más tenemos un motor más redondo y un equipamiento más completo, que nos consume, paradójicamente, casi un litro menos que su hermano menor. Su precio, parte en 28.500 euros. Este dos litros tiene el corte de encendido en las 5.000 rpm y acelera con bastante más alegría. Quizá tiene en común con los dos probados anteriormente una suspensiones que priman el confort y la comodidad a la efectividad en carretera, pero para eso ya están los motores más poderosos, de 177 caballos en gasolina y 185 en diesel.

KIA Sportage 2016

No hemos hablado hasta ahora nada sobre el cambio, manual en todos los casos que hemos conducido, y es, simplemente, porque pasa desapercibido completamente gracias a un funcionamiento discreto y efectivo a partes iguales. Fenomenal guiado y disposición en sus seis velocidades.

Notamos un cambio considerable de la personalidad del coche nada más ponernos al volante de una flamante unidad roja, con 185 caballos y tracción 4×4. Es cierto que tenemos que desembolsar, en el mejor de los casos, 33.000 euros, y el consumo medio pasará con generosidad de los 8 litros a los 100 km, pero notamos un SUV mucho más capaz en terrenos off road y con unas suspensiones mucho más firmes y duras. No entendemos bien las pedazo de llantas con perfil 45, pero en honor a la verdad, si necesitas capacidad off road no te compras un Sportage, que puede cumplir, sino que buscas un perfil más todoterreno, no tan todocamino.

Es innegable la planta elegante y capaz que tiene este Sportage, pero es sólo con los motores que lindan los 180 caballos donde de verdad tenemos un coche que cumple con lo que su diseño promete. En cualquier caso, el nuevo Sportage se va a vender mucho y bien, 15.000 unidades esperan en Kia España en su primer año natural, gracias a un diseño rompedor que arriesga, y parece que acierta a tenor de las primeras impresiones de la prensa internacional. Sin duda, un gran trabajo de Kia.

Óscar González Soria – oscargonzalez@revistadelmotor.es

KIA Sportage 2016

CONTACTO: KIA Sportage. Más que diseño y calidad

Categoría: 4x24x4PortadaPruebasSUVTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.