2016 Infiniti Q50

Infiniti introduce novedades en la gama Q50, entre las que destaca el nuevo motor V6 de 3 litros que a Europa llegará con una potencia de 400 CV.

En este Q50 de 2016, Infiniti introduce la segunda generación del sistema Direct Adaptative Steering, mejorada con respecto a la primera, que se asemeja más a un sistema de dirección normal. Otra de las novedades de este modelo es la nueva suspensión Dynamic Digital de Infiniti (DDS), dándole a esta berlina deportiva una mezcla perfecta de confort de marcha, y una respuesta y agilidad acorde con el segmento al que pertenece.

El Infiniti Q50 viene con cinco motores diferentes, y para el modelo de 2016 se incluye un nuevo motor de gasolina V6 de 3.0 litros twin-turbo con inyección directa de gasolina. Este nuevo motor «VR30» en Europa está disponible con una potencia de 400 CV, mientras que para otros países como Oriente Medio, se encuentra, este motor también con 300 CV.

El Q50 fue desarrollado desde el principio para mostrar el atrevido diseño de Infiniti, el rendimiento dinámico y tecnologías líderes en su clase dentro del segmento de las berlinas deportivas. Ahora en su tercer año de vida, las ventas globales del Q50 entre enero y octubre de 2015, alcanzaron casi los 50.000 coches, lo que representa un aumento del 65% en comparación con el mismo periodo de 2014.

Los modelos Infiniti Q50 equipados con el nuevo motor de doble turbo V6 de 3.0 litros, o con el sistema de propulsión híbrido, están disponibles con la segunda generación de la dirección adaptativa de Infiniti (Direct Adaptive Steering™), que ha sido profundamente revisada para mejorar el tacto de la dirección. Los cambios realizados en la dirección adaptativa de Infiniti, se han realizado tras una consulta con los clientes del Q50 existentes en todo el mundo y se han realizado más de 625.000 millas de prueba.

El nuevo sistema también ofrece más opciones de personalización, dándole flexibilidad al conductor a la hora de elegir el nivel de asistencia de la dirección y la respuesta en carretera, de acuerdo con las preferencias personales. Además, la dirección adaptativa, ajusta de forma inmediata el radio de giro del volante y el esfuerzo a realizar, dependiendo de la velocidad y la ubicación del vehículo. En situaciones de velocidad lenta, ya sea conduciendo por la ciudad o aparcando, el sistema está configurado para facilitar la maniobrabilidad.

2016 Infiniti Q50

Se accede a la selección de modo de la dirección adaptativa a través del Drive Mode Selector (DMS), que se encuentra dentro de los menús que se muestran en la consola central. El DMS permite variar la respuesta de la dirección a través de seis opciones disponibles: ‘Personal‘ ‘Standard‘, ‘Snow‘, ‘Eco‘, ‘Sport‘, y , la novedad en el Q50 de 2016, el modo ‘Sport+‘.

La modalidad «Personal» de la dirección, permite unos ajustes específicos para cada usuario. Los conductores seleccionan primero uno de los tres modos principales: «Standard», «Sport» y «Sport+», y entonces indican su nivel preferido de respuesta: «Default», «Dynamic» y «Dynamic +»). Para obtener una respuesta más lenta de la dirección, el conductor puede seleccionar una combinación con modo «Standard» y la respuesta «Default». Para una conducción más precisa, el conductor puede elegir el modo «Sport+» con la respuesta «Dynamic+», lo que supone la mejor forma de utilizar la tecnologia de la dirección adaptativa.

El modo «Sport» del DMS, mejora la respuesta de la dirección adaptativa elevando el esfuerzo requerido del volante, mientras se reduce el número de giros de tope a tope del volante. En el nuevo modo «Sport+», el esfuerzo del volante sigue siendo el mismo del modo Sport, pero la respuesta de la dirección es aún más rápida. Tanto con el modo «Sport» como con el «Sport+» seleccionado, el conductor tiene un mayor control sobre el coche cuando está circulando con él.

La nueva versión de la dirección adaptativa, trabaja con el sistema Active Lane Control para mantener al coche dentro del carril soportando vientos laterales y superficies irregulares. Esta capacidad semiautónoma, es un adelanto de los futuros sistemas de dirección que constituirán un elemento clave en el camino hacia lograr la conducción completamente autónoma.

Los Infiniti Q50 equipados con la nueva motorización V6 de 3.0 litros biturbo, llevan montado de serie, la dirección asistida eléctrica RACK de Infiniti. Este nuevo sistema ofrece una experiencia lineal y controlada de la conducción, que se puede seleccionar a través del Drive Mode Selector (DMS).

2016 Infiniti Q50

Los modelos que montan los motores gasolina y diésel de 2.0 y 2.2 litros respectivamente, están equipados, de serie,  con un sistema de dirección asistida, hidráulico, eléctrico y sensible a la velocidad, con piñón y cremallera. Esto aumenta la asistencia en velocidades bajas, y reduce la asistencia para mejorar la sensación y la respuesta a altas velocidades.

El Q50 viene equipado con una suspensión multibrazo y, para el modelo de 2016, se han revisado los ajustes de la suspensión para ofrecer un mejor equilibrio entre una conducción cómoda y un buen manejo del vehículo. La suspensión delantera consta de un diseño de doble horquilla, mientras que para la suspensión trasera, revisada, se ha optado por un diseño multibrazo con muelles helicoidales y amortiguadores Dual Flow Path®. El uso extensivo del aluminio en los componentes para la suspensión, hace que se rebaje el peso del coche.

Otras de las piezas que se han revisado en el nuevo Q50 son las barras estabilizadoras delantera y trasera. La revisión de las barras hace posible que se mantenga mejor el contacto entre las ruedas y el asfalto.

Los modelos Q50 Sport de 2016 que montan el motor biturbo de 3.0 litros, estrenan la Dynamic Digital Suspension (DDS). Este sistema ofrece una buena comodidad de conducción con la respuesta y agilidad del líder en su clase. El cambio de un confort de marcha a una respuesta dinámica mejorada se puede hacer cuando el conductor modifica la dureza de la suspensión electrónicamente ajustable a «Sport» o «Sport+», a través del Drive Mode Selector, proporcionando un control más firme de la amortiguación para un manejo más ágil.

En cualquier modo, la Dynamic Digital Suspension ajusta de forma constante los amortiguadores para controlar el movimiento del vehículo en las curvas. También supervisa el balanceo de la carrocería, el ángulo de ataque y la velocidad retorno, para controlar el movimiento del coche para poder realizar una conducción cómoda, segura y tranquila en todas las condiciones, asegurando que los baches y las condiciones del camino son absorbidas para mantener el coche sin sobresaltos.

El nuevo motor V6 de 3.0 litros biturbo de la nueva familia de motores VR, ha sido desarrollado para ofrecer una potencia y un par motor óptimo, además de ser eficiente en el consumo de combustible. La versión de alto rendimiento del motor ofrece 400 CV, 298 kW a 6.400 rpm y 475 Nm de par máximo entre las 1.600 y las 5.200 rpm. Por otro lado está la versión de 300 CV y 224 kW, a 6.400 rpm, que produce 400 Nm de par motor entre 1.600 y 5.200 rpm.

2016 Infiniti Q50

Como compañeros del vano motor, Infiniti ofrece, para los clientes del Q50, un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindrada, que entrega 208 CV con un par motor de 350 Nm, y un motor diesel de 2.2 litros que ofrece 168 CV y un par máximo de 400 Nm. Estos dos sistemas de propulsión han sido diseñados para alcanzar los mismos objetivos que la unidad de 3.0 litros V6, mezclar una buena respuesta y un rendimiento eficaz.

Por otro lado, Infiniti cuenta con un avanzado sistema de propulsión híbrido para el Q50. Este  combina un motor de 3.5 litros DOHC de 24 válvulas V6 realizado en aleación de aluminio y una batería compacta laminada de iones de litio con un motor innovador, y doble embrague. El motor V6 entrega una potencia de 302 CV y 350 Nm de par motor, mientras que el avanzado motor eléctrico de 50 kW tiene una potencia de 67 CV y 270 Nm de par. El sistema híbrido entrega 360 CV.

El sistema de propulsión híbrido está diseñado para ofrecer buen rendimiento, a la vez que beneficia económicamente al conductor por el eficiente consumo de combustible. Se aprovecha al máximo el instantáneo par motor del motor eléctrico para una rápida aceleración y, en combinación con el motor V6 de 3.5 litros, ofrece un extra de potencia en cualquier situación.

Todos los motores del Q50 están acoplados a una caja de cambios automática de siete velocidades, con modo de cambio manual, y unas levas de cambio acopladas al volante.

También incorpora el sistema Adaptive Shift Control, que mejora la selección de marcha mediante el uso de un sensor de aceleración lateral que detecta cambios en la carretera, como colinas y curvas. En el modo «Sport» permite al conductor seleccionar un modo de engranar las velocidades más agresivo a la hora de subir y bajar marchas a altas revoluciones.

Infiniti Q50: mejoras de la gama y nuevo motor V6

Categoría: Berlina mediaNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.