Porsche Mission E 1

Tesla es el nuevo objetivo de muchas marcas y si primero era Audi quien marcaba de cerca a la marca norteamericana, ahora es Porsche quien hace lo propio al dar luz verde al Mission E.

Porsche ha confirmado que producirá el Mission E a finales de la presente década. Quizá los más puristas de la marca no vean con buenos ojos que Porsche produzca una berlina eléctrica de altas prestaciones, pero los tiempos que corren son los que mandan y nadie quiere que Tesla se haga con el monopolio del coche premium eléctrico. Hasta ahora el Model S ha campado a placer en el mercado pero algunas marcas, como Porsche, quieren poner punto y final a esto antes de que sea demasiado tarde.

Actualmente Tesla ofrece con el Model S P85D una berlina eléctrica con unas claras aspiraciones deportivas. Los 470 CV de esta versión, que ascienden hasta 540 CV si se activa el modo «Ludicrous», están siendo más que suficientes para poner en apuros algunos de los superdeportivos más potentes y con grandes motores de combustión. Aunque no deja de entrar dentro de lo normal ya que el Model S P85D tiene 966 Nm de par motor.

Tesla Model S P85D 1

En vista de estas cifras, Porsche no puede irrumpir en el mercado con algo igual o inferior, ya que hay que tener en cuenta el margen de mejora de Tesla en los próximos años. Es por ello que el Mission E ya presume de 600 CV de potencia que le permiten acelerar de 0-100 km/h en 3,5 segundos, una cifra más que interesante pero superior a los 3,1 segundos del Tesla, una cifra que puede mejorar con el modo «Ludicrous» al establecer un tiempo de 2,8 segundos.

Sí, es verdad, en prestaciones puras, de momento, el Tesla supera al Porsche. Pero parece que la marca de Stuttgart ha preferido dosificar mejor las fuerzas del coche ya que la autonomía que prometen en el Mission E es de 500 km mientras que el Tesla supera por poco los 400 km. En tiempo de carga el Porsche también gana al Tesla y no por tardar más, precisamente. Una de las grandes bazas del Mission E es esa carga al 80% en 15 minutos que se consigue, en gran parte, gracias a el sistema de carga de 800 voltios. El Model S, por su parte, cuenta con un sistema de carga de 110 o de 220 voltios.

Donde también puede ganar Porsche es en el marketing. Es cierto que Tesla es la que más experiencia tiene con coches eléctricos, pero Porsche tiene una historia más fructífera en el mundo de los deportivos y en el de la competición y los éxitos del Porsche 919 Hybrid en el WEC pueden servir de acicate para justificar y potenciar las ventas del modelo derivado del Mission E, ya que su tecnología nace, en cierta forma, de la competición.

Porsche, a la caza de Tesla con el Mission E

Categoría: ActualidadEléctricoSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.