Plataforma modular electrica 12-48 voltios

La marca de los cuatro aros nos muestra su hoja de ruta en la “hibridación ligera”, apostando por los 48 voltios que veremos en diferentes sistemas en los próximos años.

Dejando a un lado la gama e-tron (híbridos enchufables) son diversos los sistemas que se van a implantar en los modelos de Audi destinados a la generación o consumo de electricidad con objeto de mejorar las prestaciones del vehículo, y que repasamos a continuación.

La hibridación ligera parte de un sistema convencional de 12 Voltios. Cuenta con un generador sustituto del alternador, que puede funcionar como motor tanto en el arranque, como apoyando al motor de combustión aportando algo más de 1 CV. No es mucho, pero desde Audi afirman que puede llegar a reducir el consumo en 0,4 litros a los 100 Km gracias a su funcionamiento, que permite el accionamiento del sistema Start/Stop con anterioridad (cuando la velocidad se reduce a 15 Km/h), y apaga el motor cuando a altas velocidades el conductor levanta el pie del acelerador.

La hibridación ligera tiene su versión de 48 Voltios (batería de ión-litio). En este sistema el incremento de potencia llega a los 5 CV, y su ahorro de combustible alcanzaría los 0,7 litros a los 100 Km. Además, el incremento de voltaje permite la reducción del grosor del cableado, con la consecuente pérdida de peso, además de la posibilidad de incorporación de sistemas eléctricos de transmisión y suspensión que vemos a continuación.

Sistema electromecánico de estabilizadoras activas EAWS. Un motor se interpone entre las dos mitades de la barra estabilizadora, que ejerce un esfuerzo de torsión para controlar el balanceo de la carrocería cuando así se desee. En cambio, cuando las prestaciones buscadas van en relación al confort, el motor no actúa. La estabilizadora delantera y la trasera se ajustan de forma independiente. Este sistema también tiene la función de recuperación de energía por acción de los baches de la calzada.

Otro sistema basado en la plataforma de 48 Voltios es el eROT. Se trata de unos amortiguadores electromecánicos que también recuperan energía. El amortiguador es giratorio y recibe las oscilaciones por medio de un brazo de palanca desde la rueda. Actúa como un amortiguador controlable activamente, que genera electricidad, y cuya configuración, horizontal, libera espacio en la carrocería. Audi calcula que el beneficio de este sistema desemboca en una disminución de 3 gramos de CO2 por Km recorrido.

Finalmente tenemos el turbocompresor eléctrico, que ya ha sido mostrado en prototipos como el Audi RS5 TDI competition concept, y el Audi TT clubsport turbo concept. Consiste en una turbina situada tras el intercooler, que se activa cuando los gases de escape no proporcionan energía suficiente para mover el turbocompresor convencional, colocado en serie con el eléctrico, aunque previo al intercooler. Cuenta con una derivación controlada por una mariposa que permite que el aire de admisión no tenga que pasar a través de la turbina cuando ésta no está en funcionamiento, evitando así pérdidas de presión. Esta tecnología pasará a partir 2016 a su producción en serie, para motores de seis y ocho cilindros.

Audi estima que en 2025 todos sus modelos, a excepción de los e-tron, serán partícipes de la hibridación ligera. En 2016 llegará el primer modelo con el sistema de 48 Voltios, compresor eléctrico, y barras estabilizadoras activas, aunque el circuito de 48 Voltios será auxiliar, ya que no será hasta 2017 cuando tome el rol principal.

Audi apuesta por los híbridos de 48 voltios

Categoría: NovedadesTechAutoTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.