VW Golf Alltrack_96

El Golf más campero y polivalente llega a nuestra sección de pruebas con la versión más potente, con motor 2.0 TDI de 184 CV, tracción total 4MOTION y transmisión automática de doble embrague DSG de seis velocidades.

Video prueba:

Imagen de previsualización de YouTube

Probamos en esta ocasión el Golf Alltrack, un vehículo basado en el Golf Variant, que amplía la oferta de los modelos todocamino de Volkswagen, sumándose al Passat Alltrack. Está a la venta desde 31.010 euros con un motor diésel de 110 CV. Nuestra unidad de pruebas parte de un precio de 35.640 euros con cambio automático DSG de serie. El Golf Alltrack mide 4,56 metros de longitud, la misma que el Golf Variant y 31 centímetros más que el Golf de 3 y 5 puertas.

VW Golf Alltrack_80

A pesar de que el diseño es el mismo que del Golf Variant, cuenta con protecciones de plástico de color negro por encima de las estriberas y en las zonas de los paragolpes,que también son de nuevo diseño. Las estriberas se han pintado en “plata reflex” mate, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores, pero en acabado brillante, las llantas de aleación de 17 pulgadas en diseño “Valley” son las mismas que las del Passat Alltrack; también, cuenta con un logotipo “Alltrack” en el lateral, un perfil cromado mate por debajo de la ventana lateral y las barras de techo pintadas en plata anodizado.

En el frontal, cuenta con una banda transversal plana en la parrilla, con aspecto de aluminio, que se prolonga hasta el interior de los faros. La parrilla se presenta con un diseño de nido de abeja, al igual que el interior de la entrada inferior de aire integrada en el paragolpes, y el logotipo “Alltrack” cromado se ha conservado en negro mate. Una banda transversal en color “plata reflex” se extiende por toda la anchura del paragolpes y abarca los faros antiniebla con luz de giro integrada. Una barra anticolisiones completa el diseño de la parte delantera.

VW Golf Alltrack_16

En la parte trasera, los pilotos tienen la tulipa de color rojo oscuro y otra barra anticolisiones pintada en “plata reflex”. El interior cuenta con volante y pomo de la palanca de cambios forrados de cuero, la tapicería específica de los asientos presenta el emblema “Alltrack” en los respaldos delanteros, la consola central cuenta con aplicaciones de diseño “Dark Magnesium” y el cuadro de instrumentos y revestimientos de las puertas en “Tracks”. La iluminación ambiental se extiende a los revestimientos de las puertas.

En cuanto al equipamiento, el nivel más bajo es el “Comfortline” e incluye climatizador automático, luces de lectura de LED en la parte delantera y trasera, luces en la zona de los pies delantera, el sistema de infoentretenimiento “Composition Touch”, detector de fatiga y un sistema de regulación de la velocidad, el perfil cromado con el emblema “4MOTION” en la bandeja portaobjetos de la consola central, los perfiles de los revestimientos de las puertas de acero fino cuentan con el emblema “Alltrack” y aplicaciones cromadas en los mandos de las luces, elevalunas y retrovisores. El revestimiento interior del techo es negro, al igual que el de los pilares, y los pedales y reposapiés son de aluminio. Todo el interior tiene, como es norma en el resto de la gama Golf, unos buenos ajustes y materiales sencillos pero con un tacto muy bueno. No es un interior que destaque por un diseño rompedor, pero transmite una gran solidez.

VW Golf Alltrack_52

Los asientos de nuestra unidad de pruebas ofrecen un alto nivel de confort. Las cinco plazas han sido ofrecen un buen nivel de comodidad, incluida la plaza central que sigue siendo el gran hándicap de estos modelos. El acceso a las plazas delanteras y de las plazas traseras es muy sencillo, con un gran ángulo de apertura de las puertas. Aunque está homologado para cinco personas, en la parte trasera irán cómodos solo dos. El volumen de carga del maletero es de 605 litros ampliable a 1.620 litros y cuenta con una base rígida que oculta un compartimento en el que podemos encontrar la rueda de repuesto temporal en vez de un kit de reparación. En este tipo de coches se agradece estos detalles.

El Golf Alltrack cuenta con la quinta generación del sistema de tracción total 4MOTION con embrague Haldex, que utiliza un sistema de control que anticipa y se adapta a cada estado de conducción. Con una carga baja o durante el empuje, la propulsión se produce primero a través del eje delantero, quedando el eje trasero desacoplado. En caso necesario, el eje trasero se acopla sin escalonamientos en décimas de segundo, a través del embrague Haldex accionado por una bomba de aceite electrohidráulica. Una unidad de control calcula permanentemente el momento de propulsión ideal para el eje trasero y regula el cierre del embrague de discos múltiples activando la bomba de aceite. Existe también la posibilidad de transmitir casi el 100% del par al eje trasero.

VW Golf Alltrack_32

El embrague Haldex actúa como un diferencial longitudinal y se complementa con el bloqueo electrónico del diferencial (EDS) en las cuatro ruedas, integrado en el sistema de control de estabilidad electrónico ESC, haciéndose cargo en ambos ejes de la función de bloqueos transversales. Además, la función adicional XDS en los ejes delantero y trasero frena las ruedas interiores de la curva cuando se toman curvas a alta velocidad. Cuando una de las ruedas interiores de la curva se descarga demasiado, el sistema hidráulico del ESC crea una presión de frenado en esta rueda reestableciendo la tracción.

Con una mayor altura al suelo que el Golf Variant, de 20 mm, dispone de dos perfiles de conducción, “Off-road” y “4MOTION”, en función de si se pretende circular por asfalto o por pistas de tierra. El primero activa una función de conducción cuesta abajo (se frena automáticamente el vehículo), una ayuda de arranque, una línea característica modificada del acelerador y una configuración “Off-road” del ABS, que cuenta con un intervalo de actuación distinto al frenar forma cuñas de gravilla delante de las ruedas.

VW Golf Alltrack_03

El Golf Alltrack que hemos probado monta el 2.0 TDI con la versión más potente, con una potencia máxima de 184 CV entre 3.500 y 4.000 rpm y un par motor máximo de 380 Nm desde 1.750 rpm hasta 3.250 rpm. Se ofrece con cambio DSG de 6 velocidades, acelerando de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 219 km/h, con un consumo medio de solo 5,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 134 g/km. Estas son las cifras oficiales, las nuestras han dado las siguientes medidas. En nuestro circuito de pruebas, a ritmo alegre, hemos medido un consumo de 6,4 litros cada 100 km. A ritmo económico hemos marcado 5,4 litros. Creemos que podemos reducir un poco más el consumo, pero son cifras muy buenas, cercanas a las de homologación.

Como conclusión, tenemos con nosotros un coche bastante caro, que se mete en un nivel de precio en el que hay alternativas con carrocerías SUV, que es lo que está ahora de moda, con motores potentes y un nivel de equipamiento muy bueno. El Golf Alltrack tiene una serie de argumentos interesantes, como el dinamismo, superior al de un SUV, el espacio interior muy bien aprovechado y un equipamiento moderno y muy completo. Nosotros no hemos hechado de menos en ningún momento un coche con una carrocería más alta. Hay gente que no le gustan los SUV y no quiere algo tan grande como un Passat Alltrack. En el Golf Alltrack tiene una opción bastante interesante.

 

Prueba: Volkswagen Golf Alltrack TDI 184 CV DSG

Categoría: 4x4CompactoFamiliarPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.