BMW nos trae una nueva propuesta deportiva al segmento de los compactos con el M2, un coche basado en el Serie 2 Coupé que destaca por su agresiva imagen y su motor de 370 CV de potencia.

Para BMW no es la primera incursión en el segmento de los compactos deportivos, ya que en la década de los 70 mostró al mundo el BMW 2002 turbo, primer coche alemán fabricado en serie equipado con un motor con turbocompresor, con el que plasmaba la idea de dinamismo, coche ágil y controlable. Fue en su época uno de los coches más rapidos, al alcanzar una velocidad punta de 212 Km/h, en circular por las carreteras alemanas. Posteriormente, en 2011, volvió a la carga con el Serie 1 M Coupé. En la actualidad BMW M GmbH demuestra, con el M2, que sus ideales de hace más de cuarenta años, siguen vigentes.

Esta máquina de devorar kilómetros está equipada con un potente motor gasolina de seis cilindros en línea, con 3.000 CC de cilindrada y dotado de la tecnología M TwinPower Turbo más moderna. Desarrolla una potencia de 370 CV a 6.500 Rpm. Su par motor máximo es de 465 Nm, pero gracias a la función overboost se incrementa por segundos hasta los 500 Nm. Este motor esta equipado con una unidad turbo TwinScroll, el sistema de inyección directa de gasolina High Precision Injection, el sistema de regulación continua de árboles de levas doble Vanos, así como el sistema de control variable de las válvulas Valvetronic.

BMW M2 (47)

El nuevo BMW M2 Coupé monta la caja de cambios M, opcional, de siete marchas con doble embrague (M DKG) junto con la función «launch control«, lo que le permite marcarse un tiempo en la aceleración de solo 4,3 segundos para hacer el 0 a 100 Km/h. Su velocidad máxima, electrónicamente limitada, es de 250 Km/h.

Los consumos de este vehículo varían según la caja de cambios empleada. Si está equipado con la caja de cambios manual, su consumo combinado de combustible es de 8,5 L/100 Km mientras que las emisiones combinadas de CO2: 199 g/Km. Para los modelos equipados con la caja de cambios automática M DKG, el consumo de combustible se reduce hasta los 7,9 l/100 Km, y sus emisiones bajan hasta los 185 g/Km, por lo que la versión más eficiente sería la equipada con cambio automático.

Dado el diseño del coche, es notorio que el nuevo BMW M2 Coupé pertenece a la gama de BMW M. Su diseño enfatiza sus cualidades dinámicas. El nuevo BMW M2 Coupé, inspirado en modelos que marcaron la historia del deporte de competición automovilística de BMW, pone a los ojos de los clientes BMW el potencial deportivo que alberga. Lleva el faldón delantero más bajo, está provisto de grandes entradas de aire, junto con unos musculosos flancos que incluyen las típicas branquias que distinguen a los modelos M, sus llantas de aluminio de 19 pulgadas con el típico diseño M de dobles radios, así como la zaga, ancha, en las que sobresalen los tubos dobles del sistema de escape.

BMW M2 (30)

El carácter de un modelo de BMW M también se manifiesta mediante el diseño del habitáculo. Los guarnecidos de alcántara en las puertas y en la consola central, así como diversos elementos en fibra de carbono, se mezclan con costuras en color azul, que generan contraste con el color negro del tapizado de los asientos deportivos, y la colocación del emblema M en diversas superficies cuidadosamente seleccionadas, dan lugar a un interior selecto y deportivo. Gracias a los asientos deportivos, el volante deportivo M y la palanca de cambios M, el conductor del BMW M2 puede conducir su coche bajo control.

Para crear este coche BMW ha usado sus conocimientos adquiridos en los deportes de competición automovilística. El M2 está equipado con ejes de aluminio provenientes de sus hermanos mayores (M3/M4), lleva llantas forjadas en aluminio de 19 pulgadas con neumáticos de dimensiones mixtas (los delanteros 245/35 ZR 19 y los traseros 265/35 ZR 19), la dirección M Servotronic y el sistema de frenos M. También incorpora el diferencial electrónico M, que sirve para mejorar la capacidad de tracción y la estabilidad dinámica.

BMW M2 (34)

Gracias al M Dynamic Mode (MDM), del sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC),  el conductor puede divertirse con este coche ya que le permite derrapar ligeramente, de forma controlada, al trazar curvas.

De serie, el M2 lleva un equipamiento en concordancia a su deportividad. Como opción se puede adquirir la caja M de siete marchas y doble embrague. Además el propietario puede elegir entre una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor y de servicios de movilidad de BMW ConnectedDrive. De esta manera es posible utilizar diversas aplicaciones integradas en el coche a través de BMW ConnectedDrive. Por ejemplo, con la aplicación GoPro es posible manejar mediante el mando Controller del sistema iDrive y la pantalla Control Display una cámara instalada sobre el tablero, de forma que podamos almacenar nuestros resultados obtenidos en las vueltas rápidas en un circuito o analizarlos con la aplicación M Laptimer.

El nuevo BMW M2 está disponible en cuatro colores: azul Long Beach Blau metalizado, blanco Alpinweiß, negro Black Sapphire y gris Mineralgrau.

BMW abre un nuevo capítulo de deportividad con el M2

Categoría: CompactoCoupéDeportivoPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.