BMW ha presentado recientemente el M4 GTS, uno de los coupés deportivos más especiales que ha creado jamás y por eso repasamos la historia del BMW M3 y sus modelos más especiales.

El E30 fue el primer Serie 3 en incorporar la M, distintiva de los vehículos deportivos de BMW. Lo hizo en 1986, cuando el departamento Motorsport de la marca alemana potenció un motor atmosférico de 2.3 litros hasta los 195 CV, una cifra considerable para los estándares de la época. Al año siguiente de su lanzamiento, Eric van de Poele se alzaba con el título del Campeonato Alemán de Turismos (conocido como DTM a día de hoy) a bordo de su M3. A éste éxito se sumaron los cosechados en los rallies, aparte del más importante: el de las ventas, que alcanzaron los 18.000 vehículos (el triple de lo estimado inicialmete) en sus diversas versiones, entre las que podemos destacar las siguientes:

BMW M3 Evolution. Fue la primera evolución del coche, que amplió su potencia hasta los 200 CV, y del que derivaron las versiones llamadas Tour de Corse ’87 y Tourenwagen Europameister 87, ambas conmemorativas a victorias en competiciones. Tras ello, en 1988, hizo acto de presencia la versión Evolution 2, necesaria para seguir estando a la altura en competición. Con sus 220 CV y su alerón trasero regulable, se trató de una serie limitada de 500 unidades que volvió a alzarse con el título DTM en 1989.

BW M3 e30 (3)

También en el 88 empezó la producción del M3 Cabrio, un descapotable con motor de 200 cv, que perduró hasta 1991, produciendo un total de 786 unidades. Para acabar, y antes de dar paso a la siguiente generación del M3, BMW se sacó de la manga el M3 Sport Evolution en 1990, poniendo el listón muy alto con un deportivo con motor atmosférico de cuatro cilindros, 2.5 litros y 238 CV. De esta última versión se produjeron 600 unidades.

Para 1992, el M3 original ya quedaba desfasado, y encontró su sustituto en el modelo E36, que para su versión M3 montó un motor de seis cilindros en línea y 3 litros de cilindrada, que era capaz de entregar 286 CV. Pasaron varios años sin recibir modificaciones, hasta que en 1995 sacaron el M3 GT, versión especial que con sus 295 CV anticipaba la llegada de la siguiente evolución. Ésta precisamente se basó en una mejora de motor en los modelos a partir de 1996, que incorporaban un propulsor de 3.2 litros de cilindrada y 321 CV. Fueron conocidos como Euro o Evo, y tenían como opción montar una novedosa caja de cambios SMG (secuencial).

BMW M3 Coupé e36 (1)

En 2001 fue cuando apareció la tercera generación del M3, basado en la serie E46, que contaba con un espectacular motor de seis cilindros en línea y 3.2 litros de cilindrada, y se trataba del motor de aspiración atmosférica más potente que había construído BMW hasta la fecha, ya que desarrollaba 343 CV. Este modelo fue el punto de partida para el M3 CSL, que hizo su aparición en 2003 con una carrocería aligerada en 110 Kg, y su motor potenciado hasta los 360 CV.

BMW M3 CSL e46 (1)

Esta versión hizo gala de su particular entrada de aire redonda situada en la parte izquierda del paragolpes, y fue el primero en incorporar el botón M Track Mode, que hacía que el control de tracción actuase mucho más tarde, pudiendo disfrutar de una conducción mucho más deportiva sin prescindir del todo de los controles de seguridad. Existió otra versión sólo para competición que dio el salto a los grandes motores V8, y que estuvo rodeada de controversia acerca de su legalidad, ya que no se ofrecían vehículos de calle con semejantes características. Se llamaba M3 GTR y gozaba de 444 CV.

Como no podía ser de otra manera, el ya legendario M3 estuvo de nuevo presente en la siguiente generación, la E90, E92 y E93, denominaciones que recibe si se trata de una berlina, un coupé, o un cabrio, respectivamente. Este modelo tomó el relevo del M3 GTR de la generación anterior montando un motor V8 atmosférico de 4 litros que ofrecía una potencia de 420 CV. Fue en 2007 cuando apareció con carrocería coupé (E92), llegando el sedán (E90) en 2009, y el cabrio (E93) en 2010, año en el que también entró en escena la versión especial del E92: el M3 GTS.

BMW M3 GTS e92 (3)

Como sucesor directo del CSL, con el M3 GTS también se recurrió a reducir el peso mediante materiales ligeros, con un resultado de 125 Kg menos que el M3 convencional. La cilindrada del motor también aumentó, gracias al incremento de carrera de los pistones, a 4.4 litros, aumentando también la potencia hasta los 450 CV. Este vehículo fue concebido para su uso en circuitos, ya que se sustituyeron los asientos traseros por una barra antivuelco con opción a instalar jaula completa, traía de serie anclajes para montar arneses de cuatro o seis puntos, y un soporte para extintor tras los asientos, además de un enorme alerón trasero.

Con éste vehículo, BMW volvió a alzarse con el título DTM en el 2012, año en el que volvieron a la competición alemana, en la que llevaban sin participar desde 1993, y para conmemorar esta victoria, produjeron una serie limitada a 54 unidades llamada M3 DTM Champion Edition. La variante del E90 fue el M3 CRT, similar al GTS, pero obviamente, con puertas traseras, y que en vez de incorporar una barra antivuelco, traía de serie dos asientos ergonómicos.

BMW M3 Prueba

Con la llegada de la última generación de la serie 3, ésta se vio desglosada en una serie 3, para los sedanes y familiares, y una serie 4, para los coupés y cabrios, por lo tanto, entra en escena en 2014 por primera vez el M4, de la generación F82 (F83 en versión cabrio), acompañado del veterano M3, de la F80. El motor vuelve a los seis cilindros en línea, pero esta vez con dos turbocompresores, que dan al bloque de 3 litros una potencia de 431 CV.

Las versiones especiales en esta ocasión, y de momento, son para el M4, ya que por su constitución coupé es más deportivo, y es el que se usa en DTM. BMW volvió a ganar esta competición en 2014, hecho por el cual produjeron la versión M4 DTM Champion Edition. Por otra parte, llega el nuevo M4 GTS, una bestia que alcanza por primera vez los 500 CV, y del que sólo se producirán 700 unidades. Al igual que el M3 GTS de la generación anterior, incorporará elementos para circuito como la jaula en la parte posterior.

Así pues, con el lanzamiento de esta última versión planificada para el próximo año 2016, BMW quiere conmemorar los 30 años de historia del M3, y los 100 de BMW. Deseamos que los próximos cien sean igual de prósperos para que maravillas como éstas sigan deleitándonos a todos.

BMW M3: repaso a su historia y sus versiones más especiales

Categoría: Berlina mediaCoupéDeportivoPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.