Presentado como concept car durante el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, el BMW M4 GTS llega en su versión definitiva con un motor de 500 CV y en forma de edición limitada

El motor de 6 cilindros en línea con tecnología TwinPower Turbo es la gran estrella de este BMW M4 GTS que puede presumir nada menos que de 500 CV de potencia a 6.250 rpm y de un par motor de 500 Nm entre las 4.00 y las 5.500 rpm. Este aumento de potencia respecto al BMW M4 Coupé se debe a la inclusión, por primera vez en un coche de calle, de la inyección por agua.

Este sistema de inyección pulveriza agua en el colector del módulo de aspiración y al evaporarse enfría la cámara de combustión y evita que se produzcan autodetonaciones, lo que se traduce en un motor capaz de funcionar con una presión de carga mayor. Este sistema de inyección también aumenta la potencia y el par motor al mismo tiempo que reduce el esfuerzo térmico.

BMW M4 GTS (42)

Otra característica de este bloque motor es su rigidez y sus conductos de refrigeración tipo ‘deck close’. Esta rigidez hace que la presión sobre el cilindro sea mayor lo que, una vez más, se traduce en más potencia. El cigüeñal forjado es otra de las estrellas de este motor y destaca por su rigidez torsional. No solamente es capaz de transmitir el mayor par, sino que, además, contribuye a reducir considerablemente las masas giratorias gracias a su menor peso.

Para terminar, BMW ha mantenido la tecnología de sobrealimentación TwinPower Turbo que incluye un sistema de sobrecarga de dos compresores turbo de acuerdo al principio Mono Scroll, de reacciones muy espontáneas. Además, incorpora el sistema de inyección directa de gasolina High Precision Injection, el sistema de regulación variable de las válvulas VALVETRONIC, así como el sistema de regulación continua de los árboles de levas Doble-VANOS.

El motor está unido a una caja de cambios de doble embrague (M DKG) que aprovecha al máximo el potencial del motor para no perder ni un sólo caballo de potencia en el proceso de cambio de marcha. Esta transmisión permite una utilización automática o manual a través de las levas que hay detrás del volante. Junto a esta transmisión está el sistema ‘launch control’ que permite realizar salidas desde parado en las que no hay pérdidas de tracción.

BMW M4 GTS (28)

Con un peso en vacío de 1.530 kg, este coche es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 3,8 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h. Es por esto que el M4 GTS puede presumir de dar una vuelta a Nürburgring Nordschleife en 7 minutos y 28 segundos.

Con el sistema Drivelogic el conductor podrá amansar a esta bestia o dejar que saque toda su rabia gracias a los diferentes modos de conducción. Ofrece un total de tres programas de conducción y éstos inciden sobre la respuesta del acelerador, la velocidad en el cambio de marcha. Según el programa que se escoja se tendrá un conducción más cómoda o más deportiva.

Toda esta alta tecnología y esta deportividad está contenida en una carrocería que está a la altura. Los materiales de bajo peso y alta resistencia como el PRFC, un material compuesto por fibra de carbono y polímeros de plásticos, lo que aumentan tanto la resistencia como la rigidez del coche. Este material lo encontramos en el techo, ayudando a reducir el centro de gravedad, en el alerón trasero y en el difusor trasero.

El BMW M4 GTS es además el primer vehículo de serie en equipar pilotos traseros con tecnología de iluminación OLED. Respecto a la iluminación LED tradicional, estos pilotos ofrecen una luz más homogénea que cubre toda la superficie del piloto. Esto juega a favor tanto de la seguridad como del diseño, ya que permite crear una imagen inconfundible en el interior del piloto.

BMW M4 GTS (59)

Tan inconfundible como el agresivo frontal que incorpora en su parte baja un splitter que aumenta la carga aerodinámica sobre el eje delantero. Las llantas multirradio de 19 pulgadas en las ruedas delanteras y de 20 en las traseras también le aportan carácter a este M4 GTS que equipa unos neumáticos Michelin Sport Cup 2 con unas medidas de 265/35 R19 delante y 285/30 R20 detrás.

Donde encontramos con más claridad el purismo propio de las carreras es en el habitáculo. Los asientos deportivos tipo baquet fabricados en fibra de carbono, que pueden incorporar arneses de seguridad con seis puntos de anclaje, configuran un interior más propio de un coche dedicado en exclusiva para los circuitos. Estos asientos están tapizados por cuero y Alcántara mientras que el volante deportivo se beneficia del tacto de la Alcántara.

Imagen de previsualización de YouTube

De forma opcional pero sin ningún sobrecoste se puede equipar el kit Clubsport que incorpora en la parte trasera una jaula antivuelco pintada en color ‘Acid Orange’. Bajo él BMW incorpora un extintor que será mejor no utilizar durante la vida útil del coche, pero que en algún momento puede que nos saque de un aprieto. BMW lo ha colocado en posición central para hacer posible su extracción tanto por el conductor como por el acompañante.

BMW presenta esta edición limitada a 700 unidades en el Salón del Automóvil de Tokio y abre un nuevo capítulo en la historia de los M3, ahora M4, más deportivos, donde encontramos ejemplares como el M3 Evolution de 1988, el M3 Evolution de 1990, el M3 GT de 1995, el M3 CSL de 2003, el M3 GTS de 2010 y el M3 CRT de 2011.

BMW desvela el M4 que te pondrá los pelos de punta

Categoría: CoupéDeportivoPortadaSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.