Lo más “cool” de Mazda.

IMG_8415Hemos acudido a la presentación internacional del Mazda MX-5 en Barcelona y lo hemos conducido y probado a fondo durante dos jornadas. Os contamos todo lo que esconde la última versión del roadster biplaza con mejor balance calidad-precio del mercado.

Han pasado 25 años desde que Mazda presentara el primer MX-5 y, ahora, la cuarta generación llega para continuar con la fórmula del éxito que ha hecho que la marca japonesa logre el Premio Guinness por tener el roadster más vendido de la historia y no es para menos, porque en julio de este año, Mazda ya superó los 940.000 MX-5 vendidos en todo el mundo.

IMG_8348IMG_8352IMG_8358IMG_8360El nuevo MX-5 mide 3.915 mm de longitud, 1.730 mm de ancho y 1.235 mm de alto (105 mm más corto, 10 mm más ancho y 20 mm más bajo que su predecesor), con una distancia entre ejes de 2.315 mm. El sistema de suspensiones comprende un esquema de de doble horquilla en forma de trapecio y un multibrazo detrás. La dirección es asistida eléctrica de cremallera y piñón (EPAS) y el sistema de frenos se ha diseñado para maximizar el control del coche equipando discos ventilados delante y macizos detrás. Los neumáticos son de medida 195/50 R16.

La marca japonesa ha adaptado la filosofía de diseño KODO en su roadster. En el frontal destaca las grandes proporciones de una parrilla que hace pequeños a unos faros rasgados, acordes a un diseño visto en los últimos modelos de Mazda, como los Mazda3 y Mazda2, e introducidos con el nuevo Mazda6. Detrás, los pilotos combinan las formas redondeadas con otras más angulosas y las líneas generales del coche mantienen la fluidez de modelos anteriores.

IMG_8292En el interior reina la sencillez, con un habitáculo pensado para disfrutar de la conducción. En la consola central es donde encontramos más elementos y, aún así, son pocos. Los mandos de la climatización ocupan la parte media-baja de la consola central, mientras que en su parte más superior está la pantalla táctil del sistema de info-entretenimiento “MZD Connect”.

El guarnecido de las puertas presenta un diseño nuevo y se ha reducido el tamaño de las ventanillas de custodia delanteras, dos medidas que permiten controlar el flujo de aire que entra en el habitáculo. El reloj del cuentarrevoluciones y el volante son de pequeño diámetro y están situados sobre un mismo eje con respecto a los aireadores esféricos situados a ambos lados del panel de instrumentos, creando una simetría perfecta. La capota es de lona y fácil de manejar desde los asientos. También, es más ligera. Además, los altavoces se han integrado en los reposacabezas.

IMG_8294En esta cuarta generación, Mazda ha querido que el protagonista sea el conductor y que el disfrute de la conducción sea el motivo por el que conducir un MX-5. Para ello han concebido un coche más corto, estrecho y bajo, en el que el uso del aluminio se hace extensivo, lo que ha ayudado a reducir el peso respecto a la tercera generación en más de 100 kg. De este material son el capó, la tapa del maletero, las aletas delanteras y los refuerzos de los paragolpes delantero y trasero.

IMG_8401La oferta de motores está compuesta por dos propulsores SKYACTIV, uno de 1,5 litros y otro de 2,0 litros cuyas potencias son de 131 CV y 160 CV respectivamente. Además este motor incorpora el sistema i-Stop que reduce el consumo del motor en recorridos urbanos.

Impresiones de conducción.

IMG_8309Hemos podido probar los dos motores disponibles. La diferencia entre el de 131 CV y el de 160 CV eran básicamente tres. La primera, los neumáticos Yokohama sobre llanta de 16 para el de 131 CV y Bridgestone Potenza sobre llanta de 17″ para el de 160 CV. La segunda está en la suspensión, más firme en el de 160 CV. La tercera y última está en el diferencial trasero que monta el motor de 160 CV que le da mayor control en la entrega de potencia en el eje trasero.

IMG_8308El primero que pudimos conducir fue el motor de 1.5 litros y 131 CV. Sobre el rendimiento de este motor tenemos que apuntar que tiene un funcionamiento muy fino sin apenas vibraciones, con un sonido muy deportivo y espectacular sin ser escandaloso. No es un motor que tenga lagunas en la entrega de potencia y sorprende lo bien que va a bajas revoluciones y en la parte más alta donde roza las 7.500 rpm, momento en el que el corte de inyección hace acto de presencia. Todo esto con un consumo que nos ha parecido muy bueno, con una media en modo deportivo de sólo 7,8 litros cada 100 km/h. El funcionamiento de la caja de cambios manual es ejemplar y todas las marchas entran con suavidad y mucha rapidez. El selector del cambio es sencillamente perfecto, con un tamaño idóneo para una conducción deportiva.

IMG_8399En cuanto a la parte dinámica, el MX-5 es un coche tremendamente efectivo y divertido de conducir. Es un coche que va siempre por donde le decimos que vaya, pero con ojo, que no deja de ser un tracción trasera con la típica tendencia sobreviradora. Pero es tan noble que avisa mucho antes de sus intenciones y nos deja rectificar perfectamente con el volante. Los frenos son la parte que menos acompaña al excelente chasis. Pero no por potencia de frenado, que la tiene, sino porque la fatiga aparece demasiado pronto. Lo que menos nos ha gustado del coche es algo no achacable al coche. Los neumáticos Yokohama Advan Sport no tienen la calidad ni el agarre necesario para practicar una conducción deportiva sin que se le noten las costuras. Las posibilidades del Mazda MX-5 están muy por encima de las capacidades de este neumático.

IMG_8322El MX-5 con el motor 2.0 litros y 160 CV se nota más potente y pleno que el de 131 CV. Pero no es una diferencia abismal y no lo apreciaremos en el 90 % de la utilización del MX-5. Si lo haremos cuando queramos tener esa potencia extra de diferencia, que la tendremos que pagar como es lógico. Motor con potencia de sobra, se nota desde que pisamos el acelerador que tiene mayor respuesta y empuje a bajas revoluciones que su hermano pequeño aunque muera antes, justo a las 6.500 rpm. El sonido es más bronco y menos bonito que el 1.5 pero enamora casi por igual.

IMG_8325Dinámicamente el MX-5 de 160 CV se parece mucho al de 131 CV. Notamos un mayor agarre gracias a los Bridgestone Potenza que monta nuestra unidad. Sin ser mucho mejores si que nos dan más confianza al trazar y al frenar. El MX-5 tiene una tendencia muy acusada a picar el morro en las frenadas fuertes perdiendo eficacia en el eje trasero. Es preferible anticipar la frenada que vernos en la posibilidad de irnos largos porque los neumáticos no sean capaces de soportar esas frenadas.

IMG_8288Difícil elegir entre uno y otro. Nosotros hemos oído de todo en la presentación, pero el pensamiento más unánime ha sido que con el 1.5 de 131 CV no te vas a equivocar. Anda mucho, consume poco y es un motor moderno y fiable. El de 160 CV es más rápido pero en situaciones de circulación y disfrute con el MX-5 pocas veces necesitaremos ese plus de potencia. Lo que nos queda claro es que para divertirse no hace falta gastarse 70.000 euros. Con 27.000 tenemos un roadster muy divertido y bonito, con un acabado de calidad y una estética muy acertada.

Precios para España

GALERIA

Contacto: Mazda MX-5 2016

Categoría: CabrioDeportivoPortadaPruebasRoadsterSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.