850 CV para su nueva creación.

BRABUS 850 6.0 Biturbo WIDESTAR (8)

El ya de por sí descomunal Mercedes-Benz G 63 AMG entra en escena con el nombre de Brabus 850 6.0 Biturbo WIDESTAR, convirtiéndose en una bestia que acaparará muchas miradas en su presentación durante el Salón del Automóvil de Frankfurt.

2250 kg. Ése es el peso de este descomunal vehículo, y a pesar de ello y de sus formas aparentemente pcoco aerodinámicas, acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos. La clave está en su nuevo motor de 6 litros biturbo, cortesía del preparador alemán,  que desarrolla una potencia de 850 CV a 5.400 revoluciones, y un par motor de 1.450 Nm entre 2.500 y 4.500 rpm.

Este aumento de potencia sin embargo penaliza los consumos de este todo terreno. Con 17,2 litros/100 km por ciudad, y 11,8 litros/100 km por carretera, está claro que con este coche habrá que hacer numerosas visitas a las gasolineras.

Numerosas modificaciones ha sufrido el motor V8 de 5.5 litros de la versión AMG, cuya potencia era ya de 570 CV. Para empezar, se han aumentado su cilindrada en medio litro, añadiendo más de medio centímetro de carrera en cada cilindro. Varios son los cambios que recibe en cuanto a piezas internas, pero destacan las cabezas de los pistones, optimizadas para mejorar el flujo de gases.

BRABUS 850 6.0 Biturbo WIDESTAR (2)

También se han sustituido los turbocompresores, colocando unos que compriman mayor cantidad de aire. Este sobreesfuerzo se paga en forma de sobrecalentamiento, y para ello han revestido la entrada y salida de cada turbina de admisión de oro, ya que es capaz de reflejar y disipar el calor. Además, la entrada de aire previa a cualquier sistema ha recibido modificaciones, poniendo un amplio acceso a cada filtro de aire inmediatamente debajo del capó. Éste precisamente ha sido rediseñado y fabricado en carbono con un respiradero en su centro, por el cual se realiza la aspiración de aire.

El sistema de escape también ha sufrido alteraciones al incluir también un sistema de válvulas de mariposa que se encargan de hacer salir los gases de escape por el silenciador o no, y permitiendo elegir al conductor el sonido que más desee en cada momento. Es interesante señalar aquí que por estos tubos de escape saldrán nada menos que 322 g/km de CO2 a la atmósfera.

La caja de cambios elegida para este vehículo es la automática SPEEDSHIFT PLUS 7G TRONIC, y la tracción es permanente a las cuatro ruedas. De forma paralela se ha trabajado en el módulo de control, para adaptarlo a los nuevos parámetros del vehículo, y muchos se decepcionarán al saber que la velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente a 260 Km/h.

BRABUS 850 6.0 Biturbo WIDESTAR (12)

En cuanto a suspensiones, se ha utilizado una disponible para toda la Clase G. Se trata de la innovadora ‘Ride Control suspension’, a la cual se puede regular su dureza en función de las condiciones de conducción. Automáticamente, si los sensores captan que es necesario cambiar del modo confort al modo deportivo (o viceversa) por seguridad, lo hacen, independientemente de la elección del conductor.

Este nuevo modelo de Brabus monta unos anchos neumáticos de perfil muy bajo en unas llantas de nada menos que 23″. Para que la nueva anchura de las ruedas no haga que éstas sobresalgan del coche, se ha ampliado su anchura en 12 centímetros, haciendo uso de nuevos guardabarros que dan un aspecto menos escarpado al coche, ya que en ellos se han suprimido los ángulos rectos respecto a la carrocería.

El parachoques delantero incluye las luces antiniebla, constituidas por LEDs, también usados para las luces diurnas, palmos más arriba. Sobre estas últimas se encuentran los faros, que hacen uso de luces Xenon, y cuya lente de proyección está tintada en negro.

BRABUS 850 6.0 Biturbo WIDESTAR (7)

El parachoques trasero también recibe modificaciones. En esta preparación se ha optado por colocar una luz antiniebla y una de marcha atrás a cada lado, mientras que anteriormente solo llevaba una de cada. Además, Brabus te da la posibilidad de incorporar un alerón al final del techo.

El interior del coche es personalizable, siendo superfluo entrar en detalles. Lo que si llama la atención es que un vehículo tan grande sea sólo de cuatro plazas. Y es que Brabus ha suprimido el “sofá” trasero, y ha colocado dos asientos individuales y regulables. Un modem mantendrá a los ocupantes del vehículo siempre con conexión 4G.

Brabus da un empujón al Mercedes-Benz G 63 AMG

Categoría: 4x4NovedadesSegmentoTodo Terreno
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.