Los checos presentarán dos versiones antagónicas del Superb.

SKODA_Superb_SportLine

Škoda pretende convertir a su buque insignia en la gallina de los huevos de oro, y lo demuestra derivándolo en un modelo deportivo, y en otro «ecológico».

Por una parte llega el Škoda Superb SportLine con una apariencia deportiva conseguida al rebajar su suelo un centímetro y medio, tintando la luna y cristales traseros, y dando a elegir entre llantas negras de 18 ó 19 pulgadas. Interiormente destacan como deportivos sus pedales de aluminio y fragmentos decorativos de carbono.

El SportLine estará disponible con los mismos motores que usa el Superb, excepto el menos potente de cada combustible. Así está disponible con el 2.0 TDI de 150 ó 190 CV y el 1.4 TSI de 150 CV.

Por otra parte tendremos la posibilidad de conocer el Škoda Superb GreenLine, que se presenta como la alternativa ecológica, arrojando datos de consumo homologado de 3,7 litros a los 100 km. Škoda afirma que con un tanque lleno podría recorrerse un máximo de 1.780 km. El motor encargado de mover al GreenLine es un 1.6 TDi de 120 CV, y expulsa 95 g/km de CO2.

A estas dos nuevas versiones las acompañará en el Salón del Automóvil de Frankfurt el Škoda Superb Combi, entre otras novedades.

Nuestros videos

Škoda Superb, nuevas versiones para Frankfurt

Categoría: Berlina mediaNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.