Un trabajo para 492 empleados.

Así se fabrica el Audi R8

Audi nos abre las puertas de su fábrica en el complejo ‘Audi Böllinger Höfe’ para conocer el proceso de fabricación del nuevo R8.

Audi se encuentra inmerso en pleno proceso de producción de su nuevo deportivo, el R8 que es producido por quattro GmbH en el complejo ‘Audi Böllinger Höfe’ donde 492 empleados ensamblan este deportivo de altos vuelos.

El proceso de producción del Audi R8 comienza con el chasis al que se sueldan las los elementos que conforman la estructura ASF (Audi Space Frame) que son un módulo frontal, la sección central del suelo y un módulo trasero. El proceso de soldado se realiza por empleados especializados de manera manual.

Audi R8 motor

Pero no todo se suelda y es por ello por lo que los robots también tienen su protagonismo. Éstos se involucran en el proceso de producción cuando se une, en frío, el aluminio y el CFRP (fibra de carbono reforzada con polímeros). En total, el chasis ASF del Audi R8 tiene 270 remaches semitubulares, 207 remaches ciegos, 241 tornillos métricos y 270 tornillos autorroscantes.

Sin embargo en este proceso Audi no abusa de la utilización del CFRP ya que lo emplea tan sólo en aquellos lugares en los que es mejor que el aluminio. Así, en el larguero transversal de la pared trasera,donde la resistencia en sentido transversal es la que importa, las capas de fibra se alinean de forma unidireccional. Por otro lado, en los refuerzos del pilar B las capas están alineadas en todas las direcciones para soportar las cargas longitudinales y transversales.

Audi R8

Gracias a este proceso el Audi R8 ha podido ganar un 40% de rigidez torsional estática al mismo tiempo que ha visto cómo su peso en vacío se reducía en 32 kg respecto al Audi R8 de primera generación.

Una vez la carrocería está terminada y el chasis ya ha recibido todas sus partes, se pasa a la zona de montaje donde unos carros de transporte autopropulsados transportan los diferentes elementos que componen el Audi R8 para que los empleados puedan proceder a su ensamblaje.

Una vez el coche ha sido fabricado, comienza el proceso de control de calidad. El coche pasa por un centro de pruebas que comprende un total de seis ciclos que el Audi R8 deberá superar. El coche es sometido también a una prueba en la pista de pruebas de la marca en la que pilotos profesionales de Audi comprueban que todos los ajustes son los correctos.

Así fabrica Audi el nuevo R8

Categoría: ActualidadDeportivoSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.