Dos hackers consiguieron hacerse con los mandos del coche.

Tesla Model S

Tras hace unas pocas semanas, en las que ocurrió un hecho similar con un Jeep Cherokee, ahora la víctima de un ataque a su sistema multimedia ha sido Tesla, con su Model S.

El avanzado y moderno Tesla Model S ha resultado ser un modelo vulnerable que puede ser ‘hackeado’ fácilmente, tal y como han conseguido averiguar una serie de investigadores en materia de seguridad. En concreto, el Financial Times declara que los investigadores que han realizado el experimento, Kevin Mahaffey y Marc Rogers, consiguieron anular el coche mientras circulaba a baja velocidad.

Lograron apagar el coche cuando circulaba a una velocidad de cinco millas por hora, junto con las luces, el equipo de música y activar el freno de estacionamiento, han declarado los autores, según Reuters. La revista Wired además añade que, para logarlo, conectaron un ordenador directamente al coche. Una vez hecho, se pudo manejar mediante comandos informáticos.

Posteriormente, y mediante la instalación de un ‘troyano’, pudieron “conducir” el coche de forma remota. Con todo, Mahaffey y Rogers señalaron haber detectado seis vulnerabilidades en el coche. Tras esto, los dos investigadores trabajaron junto con Tesla para solucionar los problemas, y lo consiguieron, ya que la marca californiana ha creado una actualización que resuelva los incidentes de su modelo.

Nuestros videos

Un Tesla Model S, controlado por hackers

Categoría: Berlina LujoEléctricoPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.