El León consiguió superar todas las pruebas de balística, impacto y fiabliadad exigidas.

Incluye equipamiento específico como un soporte para armas y portachalecos antibalas en el techo, un aparato de radio y de localización GPS, controles y mandos para las puertas, y faros de búsqueda.

El SEAT León ya forma parte de la Polizia di Stato y los Carabinieri italianos. Pero no se trata de modelos cualquiera: éstos cuenta con un blindaje y unas medidas de seguridad específicos para cumplir con las exigencias de seguridad de los cuerpos de seguridad italianos. Para validar el cumplimiento de todas las normas, el coche fue sometido a una serie de duras pruebas, tanto de balística, como de otros objetos impactando contra la carrocería del coche.

Para empezar, al parabrisas de 22 mm de espesor, se le dispararon proyectiles a 1.400 km/h. Las puertas disponen de un blindaje B4, capaz de resistir impactos de bala de un Magnum 44 o 357. Tanto el parabrisas, como las puertas, impidieron la penetración de las balas en el interior del coche. A los cristales de las ventanas se les arrojan, mediante propulsores, piedras de gran tamaño. Salvo el resquebrajamiento de éstos, ninguno llegó a romperse.

Por último, al modelo español se le realizó una prueba dinámica para simular una persecución. El motor 2.0 TDI del SEAT logró impulsarlo a una velocidad máxima de 200 km/h, a pesar del peso extra que supone la incorporación del blindaje. Aparte, el coche ha demostrado una gran fiabilidad. Por ejemplo, a las puertas traseras se les han sometidos a 100.000 ciclos de apertura y cierre, y el motor logró rodar 30.000 km seguidos realizando únicamente paradas para repostar gasóleo. Con todo, ya se sabe que el León recibió el visto bueno para formar parte de los cuerpos de seguridad italianos.

Nuestros videos

Así prueba SEAT el blindaje del León

Categoría: ActualidadCompactoSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.