El urbano con dos caras.

Probamos el Audi A1 Sportback con el motor 1.4 TFSI CoD con desactivación selectiva de cilindros acompañado por la caja de cambios de doble embrague S tronic, una combinación con mucho que decir. La versión TDI Ultra de 90 CV es pura eficiencia con unas prestaciones suficientes.

A comienzos de año Audi desveló el nuevo A1, un pequeño lavado de cara del urbano de Audi en el que apenas se introdujeron cambios estéticos más allá de una parrilla ‘single frame’ rediseñada, unos faros con pequeños cambios y unos pilotos similares a los del S1. Además de todo esto, Audi incorporó nuevos paragolpes.

Sin embargo la renovación del Audi A1 no fue exclusiva de su exterior. Más bien todo lo contrario, este lavado de cara trajo más novedades invisibles que visibles. La gama de motores es un claro ejemplo ya que Audi introdujo nuevas opciones mecánicas, tanto diésel como gasolina. Una de ellas fue el motor 1.4 TFSI CoD, un motor de 4 cilindros con turbo que pese a sus 150 CV de potencia prometía unos consumos realmente ajustados gracias a la desactivación selectiva de cilindros. Pero, ¿eran reales esos consumos y esas prestaciones? Comprobémoslo.

El Audi A1 Sportback S-Line 1.4 TFSI CoD 150 CV S tronic destaca por muchas cosas pero su motor es lo que hace que nos fijemos en él. Sus potencia promete unas prestaciones de sobra para un coche como este y sus consumos nos hacen pensar que la diversión sí puede ser eficiente.

Sin embargo no todo es así. Sí es verdad que la respuesta del motor es realmente buena, incluso cuando se circula en el modo de conducción ‘efficiency’, el motor despliega su potencia sin ningún problema. Esos 150 CV son más que suficientes para rodar con tranquilidad a velocidades legales pero el consumo no es el que nos prometieron.

Obviamente no es algo que nos sorprenda puesto que ninguna cifra de consumo puede ser replicada en la realidad y lo cierto es que el consumo de este coche no es para nada disparatado. Rodando por autovía a una velocidad constante y siendo cautelosos con el acelerador, su consumo es de 7 l/100 km. Pero activando el modo ‘efficiency’ a través del ‘drive select’, este consumo se reduce hasta los 6.6 l/100 km. Al menos nosotros no pudimos bajar de esa cifra.

En este modo de conducción el Audi A1 Sportback renuncia a un poco de sus prestaciones, el acelerador no es tan sensible ni inmediato y la caja de cambios de doble embrague S tronic acorta la relación de los cambios para que la eficiencia sea mayor. Pero lo que más ayuda es la desactivación selectiva de cilindros, que se activa en cuanto detecta que no requerimos de una gran respuesta del acelerador. La conexión y desconexión de los cilindros es prácticamente imperceptible y, de no ser por el mensaje que aparece en el ordenador de abordo y el ligero cambio de sonido del motor, no nos enteraríamos.

Si bien se puede practicar una conducción tranquila con el Audi A1 Sportback, este coche, acompañado por el paquete deportivo S-Line, es un coche que siempre pide más. Con el modo ‘dynamic’ seleccionado, este coche se convierte en un pequeño deportivo con mucho que dar.

La aceleración desde parado es realmente buena y la transmisión hace que el motor se estire mucho más de modo que aprovechamos su potencia durante más tiempo. La estabilidad en el paso por curva es algo a destacar en este pequeño coche que, cuando te encuentras a sus mandos, da sensación de ser un coche de mayor categoría. Además, los pequeños detalles acompañan ya que tanto los asientos deportivos que equipaba esta unidad como el sonido del motor hacen que una carretera revirada sea un escenario perfecto para este coche. Si volvemos a hablar de consumos, en esta circunstancia y practicando una conducción más deportiva, pero sin grandes alardes, nos encontramos con una cifra de 7,2 l/100 km.

Ese consumo se reduce hasta los 7 l/100 km cuando enfrentamos al Audi A1 Sportback a los rigores del tráfico urbano. Allí el Start/Stop cumple su función a la perfección, iniciando la marcha del motor de una forma suave. Eso sí, es en este ámbito donde vemos uno de los puntos débiles de este coche, las suspensiones.

La versión TDI Ultra de 90 CV, es una cuestión de eficiencia. Suficiente en prestaciones para el que quiera tener un A1 con un consumo muy bajo a pesar de conducir con el pié pegado al fondo. Espectacular el consumo de este pequeño utilitario que ronda los 3,5 litros de media en una conducción económica dentro de los límites de velocidad. El nivel de rumorosidad del motor de tres cilindros y 1,4 litros de cubicaje es más alto de lo deseable en frío. Una vez en marcha no se aprecia mucho ruido en el interior y las vibraciones desaparecen.

Las prestaciones, suficientes. No es el más lento ni da sensación de ser un coche fulgurante, pero se mueve con mucha agilidad y el motor siempre empuja. Eso si, la caja de cambios manual  lastra en exceso al A1 TDI Ultra con unos desarrollos larguísimos que hacen que tengamos que reducir marchas para recuperar con la rapidez deseada.

Al equipar el paquete S-Line, el Audi A1 Sportback disponía de unas suspensiones de corte más deportivo. Esto se agradecía en el paso por curva pero es algo que penaliza si lo que buscamos es un viaje tranquilo o si lidiamos con los típicos baches de las ciudades. Estas suspensiones llegan a hacer incómoda la estancia dentro del A1 Sportback en marcha, incluso con los asientos deportivos que destacan por su comodidad.

El elemento que no terminamos de tener claro si es apropiado o no para este coche es la dirección. Se trata de una dirección muy precisa que en ningún momento se hace pesada, ni en ciudad ni en carreteras reviradas. Pero su radio de giro, menor que el de otros vehículos del segmento, le lastra ligeramente sobretodo cuando estamos maniobrando con él en lugares angostos.

Pero el pequeño problema de la dirección se compensa con la caja de cambio de doble embrague S tronic de 7 velocidades. Su precisión y rapidez son más que notables y pese a disponer de levas tras el volante, en ningún momento se siente la necesidad de utilizarlas. En cualquier ámbito de circulación responde de forma adecuada, sin tirones y casi sin que nos enteremos de que se producen los cambios de marcha. En el modo ‘dynamic’ se hacen más notorios estos cambios pero sin resultar incómodo.

En definitiva, Audi nos brinda un pequeño urbano con grandes cualidades en la ciudad que nos sorprende en carretera y autovía por su potencia que, sin ser desmedida, es más que suficiente para practicar una conducción deportiva con total satisfacción. Eso sí, este coche está hecho para disfrutar en soledad o en pareja porque las plazas traseras pueden resultar justas para un adulto. Pero el disfrute a los mandos de este pequeño ‘GTI’ está asegurado y acompañado por un consumo realmente ajustado.

Ficha técnica.

MotorDelantero transversal
DistribuciónDoble árbol de levas en la culata
Número de cilindros4 en línea
Válvulas por cilindro4
Cilindrada1.395 cc
Potencia Máxima150 CV a 5.000 rpm.
Par motor máximo250 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm.
AlimentaciónInyección directa.
Caja de cambiosAutomático de doble embrague de 7 velocidades
TracciónDelantera
Suspensión delanteraTipo McPherson
Suspensión traseraResorte helicoidal
Frenos delanterosDiscos ventilados
Frenos traserosDiscos
Neumáticos215/40 R17
Llantas7,5 x 17
DirecciónDirección de cremallera con asistencia eléctrica
Diámetro de giro
Largo3.973 mm
Ancho1.746 mm
Alto1.422 mm
Distancia entre ejes3.469 mm
Vía delantera1.47 mm
Vía trasera1.471 mm
Peso en marcha1.230 kg
Numero de puertas5
Capacidad maletero270 litros
Depósito combustible45 litros
Velocidad máxima215 km/h
Aceleración de 0  a 100 km/h7,9 segundos
Consumo Urbano5,8 litros/100 km
Consumo extraurbano4,1 litros/100 km
Consumo medio4,7 litros/100 km
Emisiones de CO2109 g/km
Control de emisionesEuro 6
CarburanteGasolina

Prueba: Audi A1 Sportback 1.4 TFSI S tronic y TDI Ultra Manual

Categoría: PortadaPruebasSegmentoUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.