El nuevo modelo incluirá equipamiento inédito y mejores motores.

Škoda reeditará el Superb Combi, un modelo puesto a la venta en 2009 y sobre el que la marca ha conseguido obtener un gran éxito que esperan repetir con este nuevo modelo.

Tras las ventas del primer Škoda Superb Combi, la marca checa pondrá a la venta en septiembre la nueva generación del vehículo familiar estrella de la firma. Además, el nuevo Combi mejora en aspectos como la aerodinámica, eficiencia, conectividad, seguridad o comodidad a bordo. El Škoda Superb Combi arrancará con un precio de 27.870 euros cuando se ponga a la venta en septiembre de 2015. Durante la campaña promocional el modelo contará con una rebaja de 5.150 euros, incluyendo financiación con la marca, y el Plan Pive.

El nuevo Combi es el primer modelo de Škoda en incluir suspensión adaptativa DCC (Control Dinámico del Chasis), y el climatizador pasa a ser de tres zonas. Los asientos pueden ser calefactables delante y detrás. La función Kessy incluye maletero eléctrico, y la posibilidad de abrirse desplazando el pie por debajo del parachoques.

También, como equipamiento opcional, puede dotarse al vehículo de conexión WiFi de alta velocidad, que permite también controlar las aplicaciones de los ‘smartphones’ a bordo a través de los sistemas de infoentretenimiento. Respecto al sistema audio, de serie incorpora un sistema con 8 altavoces. Está disponible un equipo de sonido Canton con 12 altavoces y 610 W de potencia. En el equipamiento de seguridad destaca el control de crucero adaptativo, detector de ángulo muerto, alumbrado adaptativo o detector de señales de tráfico entre otros.

Los motores logran una reducción en consumo y emisiones del 30%, junto con una mejora en las prestaciones del 20%. La aerodinámica es de 0,285, y una rebaja de 75 kilos, gracias a la nueva plataforma MQB, también contribuyen a estos resultados. En cuanto a motores, existe un gasolina 1.4 TSI de 150 CV, y tres diésel: 1.6 TDI de 120 CV y 2.0 TDI con 150 y 190 CV. El TSI y los 2.0 TDI pueden incorporar tracción 4×4 mediante embrague Haldex. Todos cumplen la norma Euro 6 y pueden equipar caja de doble embrague DSG. Los acabados disponibles son: Active, Ambition y Style. El más exclusivo se denomina Laurin & Klement (L&K).

Exteriormente sus dimensiones aumentan respecto a su antecesor. De esta forma, su longitud de 4.856 mm (23 mm más) y sus 1.864 mm (47 mm de incremento), contribuyen a sus medidas interiores y su buena habitabilidad. El Combi consigue ser el mejor de su segmento es espacio para piernas, cabeza y codos. El maletero cubica 660 litros, y también es el mayor de su categoría.

Impresiones de conducción.

Hemos tenido la oportunidad de probar dos versiones, ambas con motores diesel. Una de 150 CV y cambio manual que seguramente será la versión más vendida, y la de 190 CV con cambio automático DSG. Ambas versiones tenían el acabado Laurent&Clement que es el más alto y lujoso. Y decimos bien, porque es un coche con una apariencia lujosa y con detalles muy interesantes. Equipamiento, calidad y precio ajustado hacen del Superb Combi un coche honesto, como nos gusta definir a los coches que ofrecen argumentos pero con un precio perfectamente lógico.

Lo mejor que podemos decir del motor diésel de 150 CV es que es más que suficiente para un uso cotidiano del Superb Combi. Tiene potencia suficiente y la entrega de una forma muy lineal y siempre con una respuesta inmediata a los requerimientos del acelerador. Salvo que, lógicamente, llevemos marchas inusualmente largas, el coche saldrá siempre con brío. A nosotros nos parece la versión más lógica por prestaciones y precio. Y más después de probar la versión de 184 CV con cambio automático DSG.

La versión diésel de 190 CV no da la sensación de ser mucho más potente que el de 150 CV, quizás por el cambio DSG que lo hemos notado dulcificado en exceso y penalizado por los programas de conducción más económicos. El caso es que incluso en la versión sport no nos ha dado la sensación de destacar más que la versión de 150 CV. Quizás sea mejor negocio invertir la diferencia de precio entre uno y otro en completar el equipamiento, que es muy amplio en el Superb Combi, para dejar un coche espectacular.

El interior ha ganado en empaque muchísimos enteros. Sorprende lo atractivo del mismo a pesar del abuso de las líneas rectas y el aspecto sobrio del interior. Pero puede que ahí radique su atractivo. Se completa un interior de calidad con un equipamiento a la última con opciones que son de segmentos superiores, como los asientos refrigerados y calefactados o el sistema de sonido con MirrorLink y Carplay para poder gestionar nuestro smartphone desde la pantalla de la consola.

El comportamiento del Superb Combi es exactamente igual que el de la berlina. Bien asentado en la carretera es un coche muy fácil de conducir, con un chasis espectacular, unas suspensiones muy confortables pero que sujetan bien el coche y con una dirección con una asistencia bien elegida para ofrecer buen tacto e información de lo que pasa bajo las ruedas.

Estamos seguros que el Superb se va a colocar entre las opciones favoritas de un montón de usuarios que, a pesar de mirar el precio, también desean tener un coche bonito, bueno y bien hecho. El Superb les va a sorprender más de lo que esperan. Es de esos coches que hay que probar para convencerse. Nosotros ya estamos deseando volver a conducirlo para analizarlo a fondo.

 

Nuestros videos

Contacto: Škoda Superb Combi

Categoría: FamiliarPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.