MINI le da una nueva oportunidad al Clubman con una carrocería que evoluciona lo que ya habíamos visto en la generación anterior.

El diseño del nuevo MINI Clubman apenas alberga secretos ya que es prácticamente igual que el del MINI Clubman Concept que conocimos hace ya más de un año. El frontal mantiene el diseño del nuevo MINI mientras que detrás los pilotos, del estilo del MINI Paceman. Como ya vimos en anteriores generaciones del Clubman, la puerta trasera dividida marca el diseño de la zaga.

Con esta versión, MINI ofrece un coche con un buena habitabilidad interior que se ha consegudio, en gran medida, gracias a su longitud de 4,25 metros y a su anchura de 1,80 metros. El nuevo MINI Clubman es 27 cm más largo y 9 cm más ancho que que el MINI 5 puertas. Su maletero es también una referencia dentro de la gama MINI gracias a sus 360 litros de capacidad.

Este aumento de anchura se traduce, además, en un salpicadero con un diseño diferente al de otros MINI. La consola central mantiene la forma circular en la que se integra la pantalla del sistema de navegación.

El nuevo MINI Clubman estará disponible con tres opciones motrices: Cooper, Cooper D y Cooper S. El  MINI Cooper Clubman está propulsado por un motor de 3 cilindros y 1.5 litros cuya potencia es de 136 CV a 4.400 rpm y su par motor de 200 Nm a 1.250 rpm. Equipado con tecnología MINI TwinPower Turbo, el consumo medio homologado de este motor es de 5,1 l/100 km.

Quien desee un motor diésel deberá optar por el Cooper D Clubman y su motor de 2.0 litros y 4 cilindros de 150 CV a 4.000 rpm y un par motor de 330 Nm a 1.750 rpm. Con un consumo medio de 4,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 109 g/km, este motor, al igual que los otros dos motores, cumple con la normativa Euro 6.

MINI cierra la gama con el Cooper S  Clubman que equipa un motor de 4 cilindros y 2.0 litros de capacidad con tecnología MINI TwinPower Turbo que desarrolla una potencia de 192 CV a 5.000 rpm y un par motor de 280 Nm a 1.250 rpm.

Que el MINI Clubman sea más amplio que otros modelos de la gama no significa que deba renunciar a la agilidad propia de este coche. La suspensión delantera es de articulación única y montantes telescópicos y la trasera es una multibrazo que se ha optimizado de forma específica para este vehículo.

En el nuevo Clubman encontramos sistemas equipados de serie como el control dinámico de estabilidad (DSC) el sistema de control dinámico de tracción (DTC) y el bloqueo electrónico de diferencial (EDLC). Exclusivo del Cooper S Clubman será el ‘Performance Control‘, que dota al coche de una nueva puesta a punto a nivel de chasis y suspensión para hacer que su conducción sea más deportiva.

Además, gracias al ‘MINI Driving Modes‘ se pueden adaptar los reglajes del coche en tiempo real a través de los modos MID, SPORT y GREEN. La selección de los modos de conducción incide en curva de aceleración, en la dirección, así como en la velocidad de los cambios de marchas con caja de cambios Steptronic y en el sistema de control dinámico de la suspensión DDC. Si se activa el modo GREEN en combinación con la caja de cambios Steptronic, entra en funcionamiento el modo de propulsión por inercia, estando desacoplado el conjunto propulsor.

Nuevo MINI Clubman, el pequeño compacto

Categoría: PortadaSegmentoUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.