A revalidar el título.

Toyota es actualmente campeón del mundo de resistencia y, aunque en 2014 no ganó las 24 horas de Le Mans, este año lo intentarán con el  nuevo TS040 Hybrid.

Toyota no ha empezado la temporada 2015 con los mejores resultados, de hecho han sufrido bastante tanto en las 6 horas de Silverstone como en las 6 horas de Spa. Sin embargo todavía están a tiempo de revertir la situación con una victoria en las 24 horas de Le Mans, la carrera más importante del WEC en cuanto a prestigio y en cuanto a puntos.

En el TS040 Híbrido de 2015, Toyota Motorsport ha optado por la continuidad de un proyecto que les dio su primer mundial de resistencia. El motor térmico es un V8 atmosférico de 3.7 litros de cubicaje. Se trata del único LMP1 Híbrido que apuesta por un motor de combustión térmico que desarrolla más de 500 CV de potencia.

La marca japonesa apuesta por un sistema híbrido compuesto por dos generadores eléctricos que generan electricidad eléctrica a partir de la frenada. El generador del eje delantero está construido por Aisin AW, mientras que el del eje trasero está firmado por Denso.

Estos motores eléctricos pueden generar 6 MJ de energía máxima por vuelta, situándose en este aspecto entre el Audi R18 e-tron quattro y el Porsche 919 Hybrid. El motor de combustión está acoplado a una transmisión secuencial de 7 velocidades instalada en posición transversal que también coordina el funcionamiento del motor V8 y el motor eléctrico.

Como ocurre en sus rivales, a excepción del Nissan GT-R LM Nismo, la potencia del motor V8 del TS040 es enviada a las ruedas traseras mientras que la potencia del motor eléctrico se reparte entre las ruedas traseras y las delanteras. Así, el TS040 es un prototipo de tracción total en modo híbrido, aunque de los más de 1.000 CV de potencia total, llega una mayor cantidad a las ruedas traseras que a las delanteras.

Es por este motivo por el que Toyota Motorsport dispone de un software que permite variar la cantidad de potencia a repartir entre ambos ejes, acomodando así la entrega de potencia al circuito en el que se disputa la carrera.

Para mantener el peso mínimo en los 870 kg, Toyota ha optado por crear un chasis contruido casi en su totalidad en fibra de carbono. La forma de este chasis se diseñó teniendo en cuenta la aerodinámica de la carrocería de este LMP1, de tal modo que ofreciese la posibilidad de crear un prototipo que en Le Mans no cree demasiada carga aerodinámica mientras que en otros circuitos, esa carga es mayor.

Las llantas, de 18 pulgadas de diámetro, disponen de un diseño creado especialmente para que el aire fluya por el lateral del coche sin crear remolinos al llegar a estos elementos. Además, el bajo peso de las llantas es otra de sus características ya que están fabricadas en magnesio. Michelin proporciona a Toyota unos neumáticos 310/71 R18.

Otra de las novedades que encontramos en el Toyota TS040 está en la suspensión, que ha sido mejorada respecto a la del prototipo de 2014 para ofrecer un mejor agarre, un mayor tracción y un mejor cuidado de los neumáticos.

Ficha técnica.

Tipo de vehículoLe Mans Prototype (LMP1)
Chasis monocascoFibra de carbono
Motor de combustiónV8 atmosférico
Cubicaje3.700 cc
Potencia+500 CV
Energía generada/vuelta6 MJ
TracciónTrasera (motor de combustión) y total (motor de combustión y motor eléctrico)
TransmisiónSecuencial de 7 velocidades
Largo/Alto/Ancho4,65 metros/1,90 metros/ 1,05 metros
Peso mínimo870 kg

Toyota TS040 Hybrid 2015, el análisis del coche campeón

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.