Más cambios técnicos que estéticos.

BMW desvela el lavado de cara de mitad de vida del Serie 3, que llega con grandes novedades en la gama de motores, nuevo equipamiento tecnológico y mínimos cambios estéticos.

El nuevo BMW Serie 3 tiene una gama de cuatro motores gasolina y siete diésel, cumpliendo todos ellos con la norma Euro 6. Los motores de gasolina van desde los 136 CV hasta los 326 CV mientras que los diésel comprenden potencias entre los 116 CV y los 313 CV.

El BMW 320i dispone de un nuevo motor de 2,0 litros y 4 cilindros en línea cuya potencia es de 184 CV y su par motor de 290 Nm. En el BMW 330i, que sustituye al 328i, estamos ante un motor de 252 CV y 350 Nm.

A la gama Serie 3 llega una nueva incorporación, el 340i, que sustituye al 335i. Su motor de aluminio de 6 cilindros en línea y una capacidad de 3 litros, desarrolla 326 CV de potencia y 450 Nm de par motor. Este motor está unido a una caja de cambios de 8 velocidades Steptronic que hace que el 340i acelere de 0-100 km/h en 5,1 segundos, siendo su velocidad máxima de 250 km/h.

BMW no se ha olvidado del híbrido enchufable en este lavado de cara. El BMW 330e llega con una potencia conjunta de 252 CV y un par motor de 420 Nm. Su consumo medio homologado es de tan sólo 2,1 litros/100 km y sus emisiones de 49 g/km de CO2. Pero esto no significa que sea un coche aburrido. De hecho, es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h.

Una de las novedades más importantes es la llegada de un nuevo motor que sirve como entrada a la gama Serie 3. El 318i equipa un nuevo propulsor de 3 cilindros y 1,5 litros con tecnología TwinPower Turbo. Con una potencia de 136 CV y un par motor de 220 Nm, se sitúa como la versión más racional de la gama.

Aunque el BMW Serie 3 es un vehículo de tracción trasera, la marca bávara ofrece el sistema de tracción total xDrive en los 320i, 330i, 340i, 318d, 320d y 330d. En cuanto a las cajas de cambio, dependiendo del motor, encontramos una manual de 6 velocidades o la Steptronic de doble embrague y 8 relaciones.

En lo que ha diseño respecta, BMW ha decidido mantenerlo lo más intacto posible. Las principales novedades las encontramos en unas tomas de aire ligeramente modificadas, unos faros que, como opción, están disponibles con ‘full LED‘. Detrás, los pilotos también incorporan tecnología LED mientras que la paleta de colores así como la gama de llantas han sido actualizadas.

En el interior, BMW ha introducido nuevos materiales y nuevos acentos cromados en el salpicadero y la consola central. Otra de las novedades es el Head-Up Display a color y el sistema de Navegación Profesional, que ha sido optimizado, siendo ahora más rápido y ofreciendo gráficos 3D más realistas así como una actualización de mapas gratuita durante los primeros tres años.

La marca alemana anuncia además que el Serie 3 es el primer modelo de su segmento en disponer de conectividad LTE. También han introducido un asistente de aparcado revisado que garantiza un aparcado en paralelo de forma automática.

Las líneas de acabado Sport Line, Luxury Line y el kit deportivo M ofrecen múltiples posibilidades para la personalización del coche, acentuando el carácter dinámico y de alta calidad del modelo más exitoso de BMW.

BMW Serie 3 2015, nuevos motores y más tecnología

Categoría: Berlina mediaFamiliarHíbrido Plug-inPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.