Primera vez que un Citroën no sube al podio.

Citroën protagonizó una primera carrera brillante en un circuito de Hungaroring que vio ganar en la segunda carrera a Michelisz.

Primera carrera.

La primera carrera se decidió, como es habitual en Hungaroring, en la primera curva. Yvan Muller, que salió primero, cubrió la posición respecto de Hugo Valente pero se olvidó de ‘Pechito’ López. El argentino, que salió desde la tercera posición, hizo un gran movimiento que lo colocó en primera posición.

Sin embargo la carrera no parecía decidida ya que Yvan Muller no estaba dispuesto a dejar ganar a su compañero de equipo con facilidad, así que en la primera mitad de la carrera el francés rodó realmente cerca de López.

Justo detrás, Hugo Valente aguantó como pudo al Citroën de Ma Qin Hua y al Honda Civic de Tiago Monteiro. De hecho, el piloto chino le hizo un favor a Valente ya que el ritmo de Monteiro era muy superior a los mandos de su Civic, que estrenaba un nuevo paquete aerodinámico.

En tierra de nadie quedó Sébastien Loeb, que confirma que Hungaroring no es su circuito. Todo lo contrario que sus dos compañeros de equipo, López y Muller. El argentino finalmente consiguió deshacerse de Muller al imponer un ritmo realmente competitivo.

Finalmente ‘Pechito’ López se llevó una nueva victoria, aumentando su ventaja en el mundial. Yvan Muller se conformó con la segunda posición y Hugo Valente consiguió su primer podio y terminar primero como piloto privado.

Resultado de la carrera. 
 

Segunda carrera.

Gracias a la salida con parrilla invertida, el piloto local Norbert Michelisz partió desde la primera posición a los mandos de un Honda Civic privado. El piloto húngaro consiguió escapar de una primera curva accidentada.

Los Citroën protagonizaron un toque múltiple en el que, al final, el peor parado fue el piloto de Lada, Rob Huff, que terminó con la rueda trasera izquierda rajada y viéndose forzado a abandonar. Más tarde abandonarían Mehdi Benani y Mikhail Kozlovsky.

En cabeza de carrera, Michelisz impuso con facilidad su ritmo y comenzó a abrir hueco respecto a Tom Coronel, quien al mismo tiempo se fue de Tom Chilton, quedándose en una cómoda segunda posición.

Los Citroën, por su parte, se conformaron con terminar la carrera y sumar unos buenos puntos tanto para el mundial de constructores como para el de pilotos, protagonizando un pelotón de paz en el que nadie se atrevía a intentar luchar por una posición.

Tanto es así que, por primera vez en esta temporada, vimo un podio sin ningún Citroën. Incluso sin ningún coche oficial, quedándose a las puertas Tiago Monteiro con su Honda Civic mejorado.

Michelisz logró una nueva victoria en su circuito seguido por los Chevrolet Cruze de Tom Coronel y Tom Chilton, tres pilotos de equipos privados en el podio de una prueba del WTCC.

Resultado de la carrera.

Nuestros videos

Luces y sombras de Citroën en Hungaroring

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.