Podría presentarse oficialmente en el Salón de Frankfurt, en septiembre.

Se trata de la versión híbrida enchufable, una versión que ya está disponible en una gran parte de los modelos de la marca alemana, y que estará a la venta en verano del próximo año.

La nueva generación del Mercedes-Benz Clase E, conocida como W213, continúa su desarrollo de cara a su posible presentación mundial en apenas unos meses, después del verano, en el Salón de Frankfurt IAA 2015, aunque no estará a la venta hasta la primavera del año que viene.

Ya con los faros delanteros y los pilotos traseros de producción, la unidad de pruebas de estas imágenes corresponde a la versión híbrida enchufable como se puede apreciar en la imagen de la parte trasera, con una tapa que esconde la toma de conexión a la red eléctrica bajo el piloto derecho. Pero, a pesar del poco tiempo que resta hasta su debut mundial, el nuevo Clase E rueda con una gran cantidad de camuflaje encima, deformando algunos detalles como los paragolpes o la tapa del maletero, pero dejando ver que el conjunto seguirá los pasos del diseño de los nuevos Clase C y Clase S, más voluminoso y con una mayor elegancia.

Con estos modelos también comparte la nueva plataforma modular de tracción trasera MRA, por lo que también será un poco más grande, con una mayor distancia entre ejes que proporcionará un interior más espacioso, a lo que también se suma que será unos 150 kg más ligero que el modelo actual.

La gama de mecánicas de gasolina y diésel estará compuesta por opciones de cuatro y seis cilindros, dejando el V8 para la versión deportiva de AMG, todos con inyección y turbocompresor que, al igual que el nuevo Clase C 160, por primera vez el Clase E se ofrecerá con una mecánica diésel con una cilindrada por debajo de 2.0 litros, el 1.6 litros de cuatro cilindros con 122 CV, mientras que como topes de gama se ofrecerá un nuevo V6 turbo de 2.9 litros y 313 CV y una versión más potenciada de este mismo bloque con más de 400 CV gracias a dos turbos eléctricos.

Las versiones mecánicas más eficientes llegarán con una versión híbrida y otra similar pero enchufable. La primera estará asociada al motor diésel BlueTEC combinando un motor de 2.0 litros con un motor eléctrico de 82 CV, mientras que la segunda opción combinará un motor de gasolina V6 de 3.0 litros con un motor eléctrico de 109 CV.

Las cajas de cambios serán automáticas de 7 y 9 velocidades y, como es tradición, también se ofrecerán versiones con tracción total 4MATIC.

El equipamiento estará a la altura de lo que es tradición en la marca alemana, convirtiéndose en referencia ante sus rivales más directos, pudiendo contar con un avanzado head-up display en color y un nuevo control de crucero con opción de conducción autónoma solo en carretera.

Cazamos al nuevo Mercedes-Benz Clase E

Categoría: Fotos espíaPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.