Desde 34.000 euros.

Presentado como S-MAX Concept en el Salón de Ginebra de 2013 y desarrollado durante meses, la segunda generación del S-MAX ya está a la venta en España con un precio de salida de 34.000 euros en gasolina y 36.000 en diésel.

Ford ha presentado el nuevo S-MAX, un monovolumen que utiliza la plataforma de la nueva generación del Ford Mondeo, nutriéndose también de su tecnología.

Respecto al S-MAX Concept, el nuevo Ford S-MAX apenas varía su diseño. Las líneas de esta segunda generación del S-MAX han sido diseñadas acorde a los últimos modelos de la gama Ford como vimos en el lavado de cara del Focus.

La parrilla trapezoidal y los faros dan carácter al frontal mientras que detrás, los pilotos cumplen con el diseño visto en otros modelos de la gama. Para remarcar su dinamismo, los diseñadores de Ford han creado una línea que recorre el lateral desde la salida de aire de la alea delantera hasta el piloto.

En el interior han optado por una consola central sencilla y libre de exceso de botones, gracias a una nueva pantalla táctil de 8″ que puede completarse, según versiones, con un cuadro totalmente digital.

Las novedades que encontramos en el interior del S-MAX son los asientos delanteros con contorno variable y función de masaje, calefacción y ventilación, la calefacción y regulación eléctrica de altura y profundidad del volante, las luces tipo LED con función antideslumbramiento, la nueva dirección eléctrica con demultiplicación variable, los nuevos airbags laterales para las plazas traseras o la posibilidad de abatir con asistencia eléctrica la segunda y tercera fila de asientos. También, incluye la apertura manos libres del portón trasero a través de un sensor colocado en debajo del paragolpes trasero, sistema estrenado por el Kuga.

Además de este equipamiento el S-MAX podrá tener un asistente de ayuda al aparcamiento, un sistema de alerta por tráfico presente manibrando marcha atrás, la alerta por cambio involuntario de carril, la alerta para el ángulo muerto y un programador de velocidad activo que junto al sistema de reconocimiento de señales de tráfico, adapta la velocidad a la máxima permitida en la vía. En la parte frontal de la carrocería hay una cámara que recoge imágenes a ambos lados para poder salir de aparcamientos en batería o en cruces con poca visibilidad.

En cuanto a la gama de motores, de momento, estará formada por motores diésel y gasolina. La oferta diésel comienza en el 2.0 TDCI de 150 CV que está acompañado de una caja de cambios manual de 6 velocidades y como opción encontramos una automática de doble embrague Powershift de 6 relaciones, también disponible en la versión de 180 CV.

En la gama de motores de gasolina el protagonismo es para la generación EcoBoost que marcarán la pauta con el 1.5 EcoBoost de 160 CV y el 2.0 EcoBoost de 240 CV de potencia. Como novedad, Ford introducirá por primera vez la tracción total en el S-MAX.

Precios para España.

  • 1.5 Ecoboost 160 CV Manual – 34.000 euros.
  • 2.0 Ecoboost 240 CV Automático – 39.500 euros.
  • 2.0 TDCI 150 CV Manual – 36.000 euros.
  • 2.0 TDCI 150 CV 4WD Manual – 39.000 euros.
  • 2.0 TDCI 150 CV Powershift – 38.000 euros.
  • 2.0 TDCI 180 CV Manual – 38.000 euros.
  • 2.0 TDCI 180 CV Powershift – 40.000 euros.
  • 2.0 TDCI 180 CV 4WD Powershift – 43.000 euros.
  • 2.0 TDCI Bi-Turbo 210 CV Powershift – 42.000 euros.

El Ford S-MAX, ya a la venta en España

Categoría: MonovolumenPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.