Progresa adecuadamente.

Volkswagen ha realizado mejoras en profundidad en uno de sus modelos más vendidos, el Polo, para que siga siendo una referencia dentro del segmento. Puede que no sea el mejor en algunos pocos aspectos, como el diseño o la capacidad interior, pero gana por goleada en calidad y motores. En puntuación global es un coche de sobresaliente.

Vídeo prueba

Imagen de previsualización de YouTube

Ahora se presenta con una imagen renovada, con nuevos motores y equipamientos más sofisticados. Los cambios implantados en el utilitario alemán han modificado sus cotas, siendo 2 mm más largo hasta alcanzar una longitud de 3.972 mm, un ancho de 1.682 mm (sin retrovisores exteriores) y una altura de 1.453 mm.

En el exterior el paragolpes delantero es de nuevo diseño, contando con entradas de aire inferiores de mayor tamaño. El paragolpes trasero también es nuevo. Los faros antiniebla cuentan con un perfil cromado de las versiones más altas y puede llevar faros con LED para cruce y carretera. Los faros traseros son nuevos e incluyen una nueva disposición de las funciones y una nueva firma luminosa.

El interior del nuevo Volkswagen Polo presenta el volante de tres radios estrenado en el nuevo Golf, con un nuevo salpicadero. Los instrumentos son típicos de Volkswagen y es nuevo el diseño de los mandos de la consola central. Sigue destacando este coche por la calidad de acabado de su habitáculo. Todos los plásticos, guarnecidos y textiles presentan una calidad de coches de segmentos superiores. En este aspecto, el Polo sigue siendo la referencia. Nos podrá gustar más o menos el diseño, pero es indudable la calidad de su interior. Los cambios en el interior terminan con un nuevo control del climatizador y perfiles cromados en revestimientos de puertas, salidas de aire y la consola de las palancas de mandos.

El Polo es un Volkswagen y encontraremos que todos los mandos están situados a mano y en su sitio. Todo es facilidad a la hora de manejar los mandos. La pantalla multifunción es de serie en la unidad que hemos probado con el acabado Advance. Para nosotros, a pesar que ya es un cliché, el Polo es la referencia del segmento en términos de calidad percibida. Los ajustes y los materiales están muy por encima de la media. Es verdad que no tiene el diseño más arriesgado del mundo y que, como buen alemán, la sobriedad es una de sus máximas. Pero es sin duda el mejor interior que hemos disfrutado en este segmento.

Pero no solo es un coche con mucha calidad, además es un coche con una buena habitabilidad, sin ser lemejor de la categoría, tiene un interior muy bien aprovechado. En las plazas delanteras hay espacio de sobra y en las traseras dos adultos viajarán sin estrecheces. También cuenta con varios huecos en el interior, como dos reposavasos y un hueco de gran tamaño y profundo para dejar objetos sin que estén a la vista. El maletero también está bien aprovechado. A pesar que con 280 litros de capacidad no es el mejor del mercado, tampoco es el peor. Además sus formas rectas nos facilitará el aprovechamiento del espacio disponible. Cuenta con doble fondo y si necesitamos más espacio podremos abatir los asientos traseros para poder aumentar la capacidad hasta los 952 litros.

El Polo que hemos probado tenía nuevos sistemas de ayuda a la conducción como el control automático de distancia (ACC) que está basado en un sensor de radar integrado en el frontal que ajusta la distancia de seguridad en función de la situación del tráfico que nos precede, acelerando o frenando automáticamente. Está disponible con caja de cambios manual y automáticas de doble embrague DSG y en el caso de la caja de cambios DSG es capaz de frenar y acelerar el coche de forma autónoma en un atasco.

El Polo estrena una dirección asistida electromecánica más ágil y precisa. También, puede disponer de amortiguadores electrónicos de dureza variable “Sport Select”, que se activa pulsando el botón “Sport” del área superior de la consola central. El sistema activa una válvula electromecánica situada en los amortiguadores variando su tarado.

El nuevo Polo 1.4 TDI 90 CV ofrece un consumo medio de 3,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de sólo 89 gr/km. Es un bloque de tres cilindros y en Volkswagen han sido capaces de superar el inconveniente de las vibraciones y de los ruidos extraños. Este diesel nada tiene que envidiar a los tetracilindros. Con 90 CV empuja sin titubeos y con mucha fuerza desde 1.500 rpm y mantiene sin compostura en todo tipo de vías. En cuanto a consumos, hemos medido un consumo medio de 5,5 litros en nuestro circuito habitual sin tener en cuenta el consumo y buscando las bondades del propulsro. En modo económico es un coche que ronda sin problemas los 4,1 litros.

Dinamicamente nos hemos encontrado con un coche más solvente gracias a la suspensión controlada electrónicamente y a la nueva dirección eléctrica que nos da mucha más información de lo que ocurre bajo las ruedas. La realidad es que, a pesar de no haber modificado el chasis, el Polo se nota más noble y fino en las trazadas lo que redunda en un mayor placer de conducción y de seguridad. Todo ello aderezado con un sistema de frenos con ABS que tiene un tacto esquisito y una mordiente fácilmente regulable.

Como decimos en la video prueba, el Polo es un coche de notable alto. Sin destacar más que los demás en general, pero todos los aspectos más importantes los saca con nota. Es un coche sin flaquezas, con muchos puntos a favor. Es el típico coche bien hecho y con apariencia de durar, de solidez. La gama Polo está disponible entre los 13.130 euros a los 22.160 euros, un precio alto con respecto a sus rivales. La unidad que hemos probado es el Polo 5 puertas TDI 90 CV Advance y tiene un precio de 18.320 euros.

Ficha características:

MotorDelantero transversal
Número de cilindros3
Válvulas por cilindro4
Cilindrada1.422 cc
Poténcia máxima:90 CV a 3.500 rpm
Par máximo230 Nm a 2.000 rpm
Tipo de cambioManual de 6 velocidades
DistribuciónDoble árbol de levas de levas en la culata
AlimentaciónInyección directa por conducto común
TracciónDelantera
Suspensión traseraRueda tirada con elemento torsional
Suspensión delanteraTipo McPherson
Frenos traserosDisco macizo
Frenos delanterosDisco ventilado
Neumáticos185/60 R15
DirecciónCremallera asistida eléctrica variable
Largo3.972 mm
Ancho1.682 mm
Alto1.453 mm
Peso1.165 kg
Capacidad maletero280 litros (952 litros con los respaldos traseros abatidos)
Depósito combustible45 litros
Vía delantera y trasera1463 mm – 1456 mm
Número de asientos5
Velocidad máxima184 km/h
Aceleración de 0 a 10010,9 segundos
Consumo urbano3,9 l/100 km
Consumo extraurbano3,3 l/100 km
Consumo medio3,5 l/100 km
Emisiones92 gr/km
Nivel de emisionesEuro 6
CombustibleGasóleo

GALERIA

Prueba: Volkswagen Polo TDI 90 CV Advance

Categoría: PortadaPruebasSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.