El RX se adapta a los nuevos tiempos.

Con 26 años de  historia y siendo el modelo con mejores ventas de la marca, el RX de Lexus se renueva por completo para dar un nuevo empujón a su nombre pero manteniendo su identidad.

Con esta nueva generación, el nombre RX da un gran salto en cuanto a diseño al incorporar la actual filosofía de diseño de la marca. En él podemos encontrar detalles que nos recuerden al Lexus NX (contacto) o al RC (presentación), pero sólo por pertenecer a la misma familia.

En el frontal han incorporado la ya más que reconocible parrilla mientras que para los grupos ópticos han preferido crear un único faro en lugar de sacar las luces diurnas LED fuera del faro principal. Eso sí, las luces LED tienen la misma forma que la de otros modelos de Lexus.

Las líneas angulosas mandan en un lateral que no está tan recargado como en el de su hermano pequeño, el NX. En el pilar C, igual de tendido que en anteriores generaciones, han incorporado un plástico que hace de nexo entre la zona acristalada lateral y la luna trasera.

Detrás encontramos más nervios que en el resto de la carrocería, pero sin resultar cargante ante la multitud de líneas. Los pilotos siguen recordando a la anterior generación pero no cabe duda de que su diseño pertenece a la actual gama de Lexus.

La nueva generación del Lexus RX se ha presentado en dos versiones. El RX 350 F SPORT tiene bajo el capó un motor V6 de 3.5 litros que desarrolla una potencia de 300 CV que son aprovechados al máximo gracias a la caja de cambios automática de 8 velocidades.

VÍDEO

Imagen de previsualización de YouTube

Por supuesto, el RX tendrá un versión híbrida. Conocido como RX 450h, tiene el mismo motor V6 de 3.5 litros pero con ciclo Atkinson. Este motor de combustión combinado con el motor eléctrico nos ofrece una entrega final de potencia también de 300 CV. Por supuesto, esta versión ha sido desarrollada con la eficiencia como principal característica.

En el aspecto dinámico, el chasis ha sido reforzado para garantizar una buena estabilidad en rectas y un paso por curva en el que todo esté bajo control. La carrocería también se ha visto reforzada para aumentar la resistencia estructural del coche y para disminuir el ruido del motor y el de rodadura.

Lexus ha querido reforzar la estabilidad del nuevo RX con dos sistemas. El “Vehicle Stability Control” (VSC) lo equipa de serie mientras que como opción está el “Vehicle Dynamics Integrated Management” (VDIM). Ambos sistemas controlan de forma automática la estabilidad del coche, actuando en situaciones en las que se pueda perder el control del vehículo.

El RX además dispone de una suspensión completamente automática. En el eje delantero tenemos una suspensión de tipo MacPherson mientras que detrás hay una suspensión de doble horquilla. Esta suspensión está complementada por el “Adaptive Variable Suspension” (AVS) que modifica en tiempo real la respuesta de la suspensión de tal modo que ésta siempre se adapte al tipo de superficie por el que circulamos.

Lexus quiere revolucionar el segmento con el nuevo RX

Categoría: 4x4HíbridoPortadaSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.