El superdeportivo que no tenía caja de cambios.

Koenigsegg ya nos avisó de que estaban preparando algo grande para el Salón del Automóvil de Ginebra y aquí lo tenemos. Se llama Regera, es híbrido y no tiene transmisión.

El Regera se trata de un superdeportivo creado para los clientes que hasta ahora no se habían visto seducidos por los anteriores modelos. Vehículos enfocados a la prestación pura, con bajo peso y altas potencias, pero difícil de utilizar en el día a día. En teoría el Regera quiere seducir a quienes quieran un superdeportivo más llevadero, aunque nunca hay que olvidar que se está conduciendo un coche de 1.500 CV.

Se trata del primer híbrido de la marca sueca y, quizá por ello, tiene un diseño diferente a todo lo visto en Koenigsegg anteriormente. El diseño es mucho más limpio que el de vehículos como el CCX, el Agera o el One:1. Los faros frontales son los que le dan el carácter a esta parte del coche mientras que, en el lateral, las puertas de apertura vertical siguen siendo la gran característica. Detrás, los pequeños pilotos, el alerón retráctil y el gran difusor trasero es lo más destacable.

Pero no, el Regera no destaca por su diseño, sino por su sistema motriz ya que estamos ante el primer Koenigsegg híbrido de la corta historia de la marca. En posición central hay un propulsor V8 de 5 litros biturbo que, junto al motor eléctrico, entrega nada menos que 1.782 CV de potencia y 2.000 Nm de par motor. Koenigsegg ha bautizado al conjunto motriz como “Koenigsegg Direct Drive system” o KDD.

El Regera dispone de tres motores eléctricos. Dos de ellos están en cada rueda trasera, lo que posibilita circular en modo completamente eléctrico y el tercer motor está en el cigüeñal del V8. Este motor eléctrico cumple la función de motor de arranque del motor V8. Además, de ayudar en la entrega de par motor.

Todo esto funciona sin una transmisión, toda una novedad en un mundo, el de los superdeportivos, en el que nos estábamos acostumbrando a ver cajas de cambios cada vez más sofisticadas, más rápidas y con más velocidades.

Para enviar la potencia del KDD a las ruedas motrices, han conectado el eje directamente al motor, sin necesidad de intermediarios como es la caja de cambios. Así, Koenigsegg promete una reducción de pérdidas energéticas de hasta el 50% a altas velocidades.
Así, la aceleración del Regera será continua, sin interrupciones ni pérdidas, razón por la que este coche es capaz de acelerar de 0-400 km/h en tan solo 20 segundos, o al menos eso promete la marca. El 0-100 lo cubre en sólo 2.8 segundos y en 3.2 segundos es capaz de acelerar desde los 150 hasta los 250 km/h.

Aunque todas esas cifras pueden marear, el Koenigsegg Regera ofrece también unas cifras más propias de vehículos híbridos accesibles para todo el público. El Regera es un híbrido enchufable y es capaz de cubrir 50 km de distancia utilizando sólo los motores eléctricos.

El peso en vacío del Regera es de 1.400 kg, uno de los motivos de que sea tan rápido. Uno de los elementos que ayuda en la obtención del bajo peso es el sistema de escape Akrapovic.

Tan sólo se construirán 80 unidades del Regera, de las que ya se han vendido 5. Eso sí, los usuarios no sólo podrán presumir de tener uno de los coches más prestacionales que hayan existido, sino también de tener un coche con apertura de las puertas a distancia, pudiendo abrirlas desde el Smartphone.

Conociendo ahora algo más a fondo al Regera nos surge una duda. ¿Será mejor coche que el trío formado por el Ferrari LaFerrari, McLaren P1 y Porsche 918 Spyder?

Nuestros videos

Koenigsegg Regera

Categoría: CoupéDeportivoHíbrido Plug-inPortadaSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.