Un toro dispuesto a cornear.

El Lamborghini Aventador se presentó hace ya 4 años y eso sólo significa dos cosas, una buena y una mala. La mala, que su final de vida se acerca poco a poco, la buena, que aún le queda mucha guerra que dar.

Como en toda versión SV de Lamborghini, el diseño exterior ha sido actualizado para ofrecer un aspecto más fresco y, sobre todo, más agresivo. Aunque esto no significa que la forma se imponga a la función, pues con el nuevo diseño exterior, la carga aerodinámica se ha mejorado en un 150% y la carga aerodinámica ha aumentado en un 170%

El paragolpes frontal es un ejemplo de lo que acabamos de explicar. Por un lado hace que el Aventador se vea más imponente, mientras que por otro, mejora el flujo del aire, proporcionando mayor carga en el eje delantero y una mejor refrigeración de los elementos mecánicos.

Detrás, un gran alerón se encarga de que nunca falte agarre en las ruedas traseras, ayudando en esta y otras tareas el nuevo difusor que, en su parte central, alberga cuatro colas de escape.

Todo el paquete exterior se completa con unas llantas multirradio de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 en el trasero mientras que el color elegido para la presentación es el nuevo Rosso Bia.

Este color lo encontramos también en un interior que también ha recibido novedades. Los asientos son más ligeros que en el Aventador LP700-4 y también recogen mejor el cuerpo del conductor y del acompañante. En la instrumentación encontramos otra de las novedades. Se trata de una pantalla TFT que sustituye a la anterior instrumentación.

Tanto en el habitáculo como fuera de él podemos encontrar el material que Lamborghini denomina Carbon Skin®. Se trata de una fibra de carbono reforzada con polímeros desarrollada por la marca italiana que contribuye a la reducción de peso y a una mayor resistencia de algunas partes del vehículo.

Pero, ¿qué os lo que realmente importa en un coche de estas características? Sí, el motor. En posición central está el mismo V12 de 6.5 litros atmosférico que en el Aventador LP 700-4. Pero en este la potencia aumenta hasta los 750 CV a 8.400 rpm y el par motor hasta los 690 Nm a 5.500 rpm.

Con una reducción de peso de 50 kg y un aumento en la potencia de 50 CV, el Aventador LP 750-4 SV es más rápido que la versión de 700 CV. Es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 2.8 segundos y la velocidad máxima es superior a los 350 km/h.

Este motor está unido a la caja de cambios ISR que envía la potencia a las 4 ruedas. El Lamborghini Aventador LP 750-4 SV dispone de tracción total permanente con embrague Haldex de cuarta generación que distribuye a través de la electrónica la potencia y el par motor entre sus cuatro ruedas para ofrecer siempre el mayor control posible sobre el coche.

El Lamborghini Aventador LP 750-4 SV ofrece la posibilidad de configurar parámetros como la entrega de potencia, la velocidad en el cambio de marchas, el diferencial, la suspensión y la dirección a través del Drive Select System. Ofrece tres modos: Strada para carretera y Sport y Corsa para circuito.

Otra de las novedades es el nuevo sistema de escape que, además de ayudar en la reducción de peso, reduce la presión de los gases y mejora el sonido del motor V12, una tarea que no era nada fácil.

El Lamborghini Aventador LP 750-4 SV debuta en el Salón del Automóvil de Ginebra y tendrá un precio de partida en Europa de 327.190 euros.

Lamborghini Aventador LP 750-4 SV

Categoría: CoupéDeportivoPortadaSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.