El cielo como límite.

Ante el S5 Cabrio de 333 CV, estamos ante un coche divertido de conducir, que responde muy bien en todo tipo de vías y que además es un coche de un alto nivel de calidad.

Vídeo prueba

Imagen de previsualización de YouTube

Todo dentro del S5 Cabrio nos suena a conocido. Por dentro es otro A5 Cabrio, con sus acabados de calidad y sus ajustes casi perfectos. Hay que reconocer que es un vehículo muy bien hecho, pero no se percibe un lujo abrumador, pero es un vehículo que desprende calidad por los cuatro costados. Los materiales son muy buenos, tanto los plásticos utilizados, como los tejidos (lo que no es plástico, es cuero que encontramos en las puertas, los asientos o el volante) y los materiales más vistosos como metales pulidos o madera, están bien instalados y su presencia da un empaque mayor a todo el interior.

No es un vehículo con un habitáculo especialmente espacioso, lo mejor está en las plazas delanteras en las que los ocupantes tienen una buena habitabilidad en casi cualquier medida. Puedes ir sentado tan cerca del suelo que la primera sensación que tienes al sentarte en el vehículo, una vez bien reglados los ajustes de asiento y volante, es que estás dentro de un deportivo, con las piernas muy estiradas y el volante muy vertical casi a la altura de la barbilla. Los asientos delanteros cuentan con reglajes eléctricos de todo tipo con los que podemos modificar al ajuste lumbar e incluso aumentar el largo de la banqueta en casi 10 cm tirando de un mando mecánico en el borde inferior de la banqueta.

Una vez ajustados a nuestra preferencia los asientos son sencillamente perfectos. Cómodos y con un mullido firme pero confortable, que junto a los ajustes infinitos que podemos tener, hacen que nos encontremos con unos asientos que quedan perfectamente adaptados al cuerpo con una gran sensación de seguridad. Así, con la sensación de estar muy bien sujetos, es cuando el placer de conducir se acentúa. Al no tener pilar B, los anclajes de los cinturones de seguridad delanteros están situados en los paneles laterales, montando un sistema que acerca el cinturón a los pasajeros de las plazas delanteras.

Al ser un vehículo de dos puertas, el acceso a las plazas traseras se realiza mediante el abatimiento de los respaldos de los asientos delanteros. El mando para desenclavar el respaldo es mecánico y cuenta además de un botón eléctrico para avanzar el asiento y así poder tener más sitio disponible para el acceso a las plazas traseras. Para personas con problemas de movilidad, aunque sean pequeños problemas o poco ágiles, es un vehículo de acceso difícil, pero para el resto de personas es simplemente incómodo hasta que nos sentamos.

Una vez dentro, si nos caben las piernas entre la banqueta trasera y el respaldo delantero, la sensación es buena, ya que las dos plazas traseras están bien pensadas para cuidar bastante a sus dos ocupantes con asientos confortables y un entorno bien guarnecido. También tenemos la posibilidad de poner sistemas de retención infantil, tanto con anclaje mediante los cinturones del vehículo como por los anclajes Isofix de las dos plazas traseras, accesibles entre la banqueta y el respaldo, una solución que Audi tiene mejor realizada en otros modelos. Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección de plástico con una red elástica para dejar objetos.

El interior no tiene muchos huecos. En la consola tenemos uno delante del selector del cambio que lleva tapa amortiguada y encendedor con toma de 12v. La plaza del acompañante delantero tiene ante si una guantera guarnecida y refrigerada, bastante capaz y amplia. En la consola tenemos dos posavasos de tamaños diferentes. En las puertas encontramos las típicas bolsas rígidas de una capacidad grande, e incluyen dos compartimentos separados, uno para poner una botella de litro y medio y el más grande para poner casi de todo. El reposa brazos tiene un hueco no muy profundo con una toma de 12v. En la parte trasera tenemos tres huecos con una tapa retráctil. Todos los huecos están guarnecidos o recubiertos de tejido similar a la goma. El maletero es profundo pero con poca altura, ya que los elementos mecánicos encargados de el techo ocupan muchos espacios. Sólo tenemos 380 litros de capacidad, aunque podemos usar las plazas traseras cuando colocamos el cortavientos para llevar objetos.

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición muy buenos. El tablero de bordo, con una iluminación blanca cuenta con el velocímetro y el tacómetro, así como los testigos del indicador de nivel de carburante y de la temperatura del líquido refrigerante. Se agradece y mucho que la iluminación de estos relojes sea uniforme, es decir, que no tenga sombras ni zonas de diferente iluminación o simplemente no iluminada. El resto de indicaciones aparecen como testigos luminosos. Entre los dos relojes principales tenemos el ordenador de bordo, con indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios y marcha seleccionada o la información sobre la navegación, eventos de alarma del vehículo, del sistema de audio, etc.

A la izquierda de la columna de la dirección tenemos el mando de los indicadores de dirección así como el mando que controla el regulador de velocidad, que en nuestra unidad no era el el sistema ACC activo. Su funcionamiento no difiere de otros sistemas similares. A la derecha de la columna de dirección tenemos el mando de los limpia y lavaparabrisas, así como de los lavafaros, que funcionan solidariamente cuando las luces de cruce y/o carretera están encendidas y activamos el chorro del lavaparabrisas igual que otros muchos sistemas similares de otros fabricantes. El sensor de lluvia tiene regulación de sensibilidad según la intensidad de la lluvia que reciba nuestro parabrisas.

El volante, forrado en cuero es sencillamente perfecto. Tiene un grosor generoso, un primer tacto blando pero firme y muy ergonómico. Las levas que accionan el modo manual del cambio tienen una disposición perfecta, una a la derecha para subir marchas y la otra a la izquierda para bajarlas. Pero la de la izquierda queda cerca del mando de los indicadores de dirección y luces de carretera. más de uno se ha llevado una ráfaga en vez de un cambio de cuarta a tercera velocidad.

El vehículo cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, equipando luces de descarga de gas xenón para las funciones de cruce y carretera, así como de luces de diodos para las luces de circulación diurna. Los indicadores de dirección delanteros son mediante halógenos. Las luces indicadoras de dirección laterales y traseras, luces de pare y de posición traseras son de diodos. Las luces antiniebla delanteras y traseras así como las de marcha atrás son halógenas. En general la iluminación es muy buena en este vehículo.

El gran protagonista de este vehículo es el techo de lona retráctil que lo equipa. Se pliega en el maletero en solo 17 segundos hasta una velocidad de 30 km/h. Manteniendo pulsado el mando destinado a ello, el solo se capota y descapota sin más intervención del usuario. Puede preocupar en un vehículo de estas características que el aislamiento térmico y acústico no esté a la altura, pero en este caso, el aislamiento es muy bueno.

Con el techo puesto, nada hace pensar que nos encontramos en un cabrio, ni por nivel sonoro exterior, ya sea mecánico o aerodinámico y de rodadura, que está muy bien aislado, ni por el aislamiento térmico, ya que no hay variación muy evidente con otro tipo de vehículos. Unas de las características de este vehículo es que no tenemos pilar B, pero si tenemos cuatro elevalunas. Podemos circular con o sin techo y con los elevalunas subidos o bajados. Circular con el techo y los cristales bajados, los cuatro, produce turbulencias, sobre todo en las plazas traseras, que a cierta velocidad, pasados los 120 km/h los pasajeros de esas plazas llegaran a estar incómodos. Pero lo más asombroso es lo bien que vamos en un día con frío de verdad, con el techo quitado. Como mostramos en el vídeo de la prueba, podemos circular sin problemas e incluso con confort climático en un día muy frío.

El mando de control del sistema de infotainment del S5 cabrio se llama Audi MMI. Es fácil de manejar aún estando en la consola central. Su aprendizaje se realiza en poco tiempo, siendo bastante intuitivo en su funcionamiento, gracias también al diseño de los botones de acceso o sobre todo de los menús de la aplicación, que son muy sencillos. El sistema tiene una pantalla con 7 pulgadas y nada menos que 800×480 pixel.

El sistema de audio que montaba nuestra unidad de pruebas tiene un sonido muy bueno, por definición, calidad y potencia, es todo lo que necesitamos en un sistema de audio embarcado. Toda la música que tenemos en nuestros sistemas de audio portátiles la podemos volcar en el disco duro de 20 Gb destinados a guardar nuestra música. Para redondear el sistema, contamos con perfil bluetooth manos libres y audio streaming estéreo y un conector propietario Audi Music Interface en la guantera para conectar dispositivos externos como un iPod/iPhone o smartphones o MP3 genéricos vía USB.

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores de otros fabricantes. Ademas los sensores nos permiten poder circular en días frescos sin techo, funcionando a más potencia. Para rematar el confort climático, tenemos unas salidas de aire caliente a la altura de la nuca, que son muy eficientes a la hora de calentarnos si circulamos con el techo descubierto en días de frío. Los asientos calefactados, con un funcionamiento rápido y ejemplar ayudan mucho a la conducción en tales circunstancias, porque en este tipo de vehículos, circular sin techo es su razón de ser mientras no llueva. Se puede usar todo el año.

El comportamiento del S5 Cabrio es muy bueno. La suspensión es firme, dura pero no es seca, lo que se agradece sobre todo en carreteras rotas. Si sumamos a esto que las ruedas tienen unas medidas de 255/35R19 confirmamos que el trabajo de Audi en las suspensiones ha sido muy bueno, porque con ese perfil no solo no es incómodo, sino que es más confortable de lo que esperaba en un principio. La combinación de tren rodante le da una eficacia muy alta. Con este coche es muy fácil ir rápido, incluso demasiado rápido sin casi darnos cuenta porque es muy estable y sigue la trayectoria de una forma muy fiel con una dirección bastante directa que dirige al vehículo exactamente por donde queremos que vaya sin problemas.

Eso si, buscando los límites, ya no encontraremos un vehículo fácil de llevar, volviéndose un poco nervioso, sobre todo su eje trasero. A ritmo alto, con curvas más cerradas y exigentes el eje delantero insinuaba claramente si tendencia a irse de morro. Pero para llegar a esto hay que ir muy por encima de la capacidad de la gran mayoría de los conductores normales que disfrutarán de un vehículo magnífico y divertido sin tener que recurrir a estrujarlo ni buscar los límites donde no puedan responder convenientemente a sus reacciones. Por eso es tan bueno este vehículo. Porque se disfruta mucho conduciendo de forma fácil y segura.

Por poner un ejemplo, estos días que hemos circulado con bastante lluvia a ritmo vivo no he visto encenderse el testigo del ESP ni una sola vez y eso que alguna vez algo hemos deslizado, lo que nos dice lo bien que esta tarado el ESP, que deja hacer hasta un límite. Un sistema que ademas es desconectable, pero entendemos que en este tipo de vehículo no es necesario desconectarlo.

El Audi S5 monta un motor de 3 litros con 6 cilindros en V, turbocompresores, inyección directa de gasolina y desarrolla una potencia de 333 CV a 7.000 rpm, lo que indica que es un motor con un giro alto de revoluciones para ser un motor turbo. El par motor se sitúa en los 440 Nm entre las 2.900 a 5.300 rpm. Este motor tiene una entrega de potencia suave y progresiva, siempre que mimemos el acelerador, lo que se agradece en ciudad y rutas similares. Pero cuando se pisa con decisión, el motor se vuelve salvaje y entrega la potencia de forma muy intensa, acompañado de un bramido espectacular. Todo acompañado con una caja de cambios S tronic de doble embrague con un manejo perfecto.

El consumo que hemos medido con este coche es bajo y tenemos la sensación que aún podemos bajar mucho más. En nuestro circuito habitual hemos medido 9 litros a los 100 km yendo a un ritmo normal. A ritmo deportivo el consumo medio se dispara a los 15 litros. Pero a ritmo económico hemos medido cifras de 7,8 litros, lo que nos da una idea de la capacidad de este motor para conseguir datos de consumo bastante buenos.

Este vehículo reúne como poco todas esas características que nos gustan de los buenos coches, prestaciones, calidad, exclusividad y capacidad dinámica son todas aquellas que queremos en un coche tan especial como este, pero además se culmina con un techo retráctil que le confiere un encanto difícil de igualar. Este sueño de 333 CV tiene un precio a partir de 71.000 euros, un precio no demasiado alto para un modelo que tiene prácticamente todo lo que nos gusta de los buenos vehículos.

Ficha características:

Posición del motorDelantero longitudinal
Número de cilindros6 en V
Numero de válvulas4 por cilindro
Cilindrada2.995 cc
Potencia Máxima333 CV/ 5.500 a 7.000 rpm
Par motor máxima440 Nm / 2.900  a 5.300 rpm
Caja de cambioS tronic de 7 velocidades
TracciónIntegral permanente quattro
Suspensión delanteraMcPherson con muelles helicoidales y barra estabilizadora
Suspensión traseraBrazos trapezoidales con amortiguadores de gas, muelles helicoidales
Frenos delanterosDiscos ventilados
Frenos traserosDiscos
Regulador de frenadaDistribución electrónica de la fuerza de frenada EBV
Neumáticos255/35 R19
DirecciónDe cremallera asistida
Largo4.625 mm
Ancho1.854 mm
Alto1.383 mm
Distancia entre ejes2.751 mm
Vía delantera1.590 mm
Vía trasera1.577 mm
Peso1.735 kg
Capacidad maletero380 litros con techo cerrado
Depósito combustible64 litros
Velocidad máxima250 km/h (limitada)
Aceleración de 0 a 100 km/h5,6 segundos
Consumo urbano13,8 litros/100 km
Consumo interurbano7,3 litros/100 km
Consumo medio9,7 litros/100 km
Emisiones de CO2224 g/km
Nivel de emisionesEuro 5
CarburanteSin plomo 95 RON

GALERÍA

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157650289915616]

Prueba: Audi S5 Cabrio

Categoría: CabrioPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.