Presenta cuatro novedades tecnológicas para hacernos la vida al volante más fácil.

Se sirve de la innovación para llevar la compañía un paso más allá en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y «big data».

Ford ha sido otra de las marcas presentes en el CES 2015, la Feria de Electrónica de Las Vegas. En esta nueva edición, ha destacado por cómo utiliza la innovación para ayudar a cambiar los hábitos de transporte del mundo al solucionar los cada vez mayores retos globales de movilidad.

La compañía ha anunciado su Plan de Movilidad Inteligente y promover innovaciones en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y big data, que se pondrán a prueba en todo el mundo con 25 experimentos de movilidad, nueve en Europa y África, ocho en Norteamérica, siete en Asia y uno en Sudamérica, todos diseñados para adelantarse a lo que los usuarios querrán y necesitarán en el transporte del futuro.

Estos 25 experimentos se centran en cuatro megatendencias globales: crecimiento explosivo de la población, una clase media en crecimiento, preocupación por la salud pública y la calidad del aire y un cambio en las actitudes y prioridades de los usuarios, una cuestiones que que desafían el modelo de transporte actual y limitan la movilidad personal, especialmente en zonas urbanas.

La capital británica será sede de varios proyectos piloto de Ford que harán pruebas de diversos métodos para aligerar la congestión en zonas urbanas densas, que incluyen proyectos de uso compartido del coche, estacionamiento y servicios de lanzadera.

Detalladamente, la «Conducción Urbana Bajo Demanda» (City Driving On-Demand, está diseñada para ayudar a comprender qué se necesita para organizar un sistema de uso compartido de coches de alta calidad, más flexible e integrado, que se ajuste a las necesidades de desplazamiento en grandes áreas urbanas. El proyecto, en fase de prueba piloto, permite reservar unidades del Focus Electric y del Fiesta EcoBoost 1.0 litros mediante una aplicación o un centro de atención telefónica, a través de una aplicación de smartphone o una tarjeta de socio, y pueden utilizarse 24 horas al día los siete días de la semana, pagándose por minuto y se incluye en el precio el combustible, el seguro y las tasas de circulación por contaminación de la ciudad.

El «Seguro por Datos» (Data Driven Insurance) implica hacer un seguimiento del uso individual del vehículo con el potencial de crear una cuota personalizada de seguro y reducir los costes del mismo. Una aplicación de smartphone permite a los usuarios comprobar la localización de su vehículo, los niveles de combustible y otras condiciones que añaden un mayor valor al usuario. Los datos recopilados podrían también a identificar la congestión potencial de tráfico y ayudar a las autoridades a mejorar el flujo de circulación

El concepto de «Lanzadera Social Dinámica» (Dynamic Social Shuttle) es un nuevo servicio de vehículos bajo demanda que ofrece desplazamientos de un punto a otro, diseñado para ser eficiente y económico.

El «Estacionamiento Indoloro» (Painless Parking) se ha desarrollado en colaboración con una autoridad local, un nuevo servicio al que también se accede a través de una aplicación de smartphone y puede ayudar a los conductores a encontrar una plaza de aparcamiento adecuada basándose en las preferencias de su perfil, el estado en tiempo real del estacionamiento en la zona seleccionada y su localización GPS. Sobre esta materia, más de 100 desarrolladores han participado en el primer reto «Traffic Tamer App Challenge», que tuvo lugar en Londres, y que ganó AppyParking con un servicio que permite a los conductores visualizar mapas de aparcamiento, pagar la cuota por contaminación del ayuntamiento de la ciudad y encontrar estaciones de carga del vehículo.

Ford también ha anunciado la expansión de su programa de coche de uso compartido («Car Sharing») en Alemania. En sus primeros 12 meses, el programa de uso compartido de vehículos de Ford ha crecido hasta incluir 55 ciudades alemanas y más de 100 ubicaciones, incluidas pequeñas ciudades y pueblos. Los usuarios se registran en un concesionario Ford, después de lo cual pueden realizar una reserva vía aplicación de smartphone, página web o por teléfono. 

Pero la conducción autónoma también ha tenido un hueco, ya que actualmente la marca dispone de vehículos semi-autónomos en circulación, que utilizan software y sensores para estacionar tanto en línea como en batería, ajustar la velocidad dependiendo del flujo de tráfico o accionar los frenos en caso de emergencia, y vehículos totalmente autónomos ya en desarrollo para el futuro, aunque la marca ya tiene un vehículo experimental con un Ford Fusion Híbrido totalmente autónomo realizando pruebas en carretera. El vehículo utiliza cuatro sensores LiDAR que generan un mapa 3D en tiempo real del entorno del coche y puede detectar los objetos que tiene a su alrededor gracias a algoritmos avanzados para ayudarle a aprender a predecir el movimiento de los vehículos y los peatones.

En la actualidad, Ford ya ofrece tecnologías de vehículo semi-autónomo en una gran parte de sus modelos, como son los asistente de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo, el Asistente Precolisión con Detección de Peatones y el «Active Park Asist», el sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico, la cámara de visión trasera, luces largas automáticas y los limpiaparabrisas con sensor de lluvia, y el próximo Asistente de Atascos de Tráfico.

Ford en el CES 2015

Categoría: ActualidadTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.