Diseño y potencia a raudales.

BRABUS hace una nueva incursión en el Mercedes-Benz S 63 AMG, esta vez, para mostrarnos un nuevo kit de carrocería.

Quizá algunos recordéis el BRABUS 850 6.0 Biturbo iBusiness, la primera vez que vimos un trabajo del preparador alemán especializado en modelos de Mercedes-Benz sobre el nuevo S 63 AMG. Sin embargo, las diferencias de ese con el que nos ocupa hoy, son más que evidentes.

BRABUS ha preparado un novedoso kit de carrocería para esta berlina deportiva que, sin grandes estridencias, han conseguido que se vea aún más deportivo. En el frontal tan solo han añadido un splitter de fibra de carbono y otra pieza del mismo material que modifica el diseño de las tomas de aire frontales.

BRABUS S 63 AMG

En el lateral todo se reduce a un faldón y a una salida de aire en las aletas delanteras con una cubierta de fibra de carbono. Detrás, además de las letras de BRABUS, vemos un nuevo spoiler y un difusor, ambos de fibra de carbono. En éste último destaca la luz roja en vertical de la parte central y las salidas de escape.

Todo ese kit de carrocería se complementa con un color de carrocería dorado, el mismo que encontramos en el interior, donde el cuero blanco combina con el dorado y las inserciones de madera en color Negro Piano ponen la nota de color oscuro dentro del habitáculo.

En cuanto al motor, mantiene el V8 de 5.5 litros biturbo del modelo original, sólo que cuenta con el paquete BRABUS 850. Éste no hace más que elevar la potencia máxima del bloque hasta los 850 CV a 5.400 rpm y el par motor hasta los 1.400 Nm entre 2.500 y 4.500 rpm.

BRABUS S 63 AMG

Con esta actualización en el motor, el S 63 AMG es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos (4 segundos si equipa el sistema de tracción total 4MATIC), mientras que la velocidad máxima está limitada electrónicamente, pero no a los 250 km/h del modelo original, sino a 350 km/h. Es por esto por lo que el velocímetro está tarado a 400 km/h.

Quizá todas estas cifras mareen un poco y por eso BRABUS tiene otros paquetes de actualización del motor menos potentes. El paquete B63-650 proporciona 650 CV de potencia máxima y una velocidad máxima de 250 km/h o de 300 km/h, según como se escoja. El otro paquete es el B63S-750 que da al motor V8 una potencia máxima de 750 CV y permite al S 63 AMG llegar hasta los 325 km/h.

Con esta preparación, BRABUS quiere mantenerse en la órbita de los principales preparadores del Clase S, compitiendo con el que nos presentó Mansory.

GALERÍA

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157649775741192]

BRABUS S 63 AMG

Categoría: Berlina grandeDeportivoNovedadesSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.