Un deportivo superlativo.

Probamos el Audi RS 5, un deportivo coupé lujoso y elegante que ofrece sensaciones de control únicas gracias a la perfecta unión entre un chasis magnífico, un sistema de tracción quattro y un motor V8 de 450 CV atmosférico unido a una caja de cambios S tronic de siete velocidades.

Vídeo prueba

Imagen de previsualización de YouTube

En el habitáculo del RS 5 todo nos suena, porque es igual que al de la gama A5 (ver prueba) y S5, salvo los detalles específicos de esta versión y que repetimos a continuación. No defraudan sus acabados de calidad y los ajustes a los que nos tiene acostumbrados la marca de los cuatro aros. Los materiales y acabados son muy buenos, y en algunas zonas hasta lujosos. El RS 5 no cuenta con un habitáculo especialmente espacioso en las plazas traseras y, sin duda, lo mejor del habitáculo está en las plazas delanteras en las que los ocupantes tienen una buena habitabilidad en casi cualquier medida.

Un conductor alto no tendrá problemas para poder encontrar una posición al volante perfecta. Se nota que, una vez bien sentado y ajustado, estás dentro de un coupé deportivo, con las piernas muy estiradas y el volante muy vertical, casi a la altura de la barbilla.

Los asientos delanteros cuentan con reglajes eléctricos de todo tipo, a parte de los habituales, podemos modificar al ajuste lumbar e incluso aumentar el largo de la banqueta en casi 10 cm tirando de un mando mecánico en el borde inferior de la banqueta. Los asientos en general son muy cómodos, con un mullido muy confortable aunque un poco duro que junto a los ajustes tan amplios y variados hacen que los asientos nos queden perfectamente adaptados a nuestro cuerpo. El tapizado está realizado en cuero de buena calidad.

El acceso a las plazas traseras se realiza con más dificultad a pesar de la buena apertura de las puertas delanteras. Sin embargo, desplazando al máximo el asiento delantero, el hueco para pasar no es todo lo amplio que nos gustaría. En las plazas traseras podemos poner sistemas de retención infantil, mediante los cinturones del vehículo o con los anclajes ISOFIX. Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección de plástico en su parte trasera con una red para dejar objetos tales como revistas o similares.

El interior no tiene muchos huecos repartidos por el interior. En la consola tenemos un hueco delante del selector del cambio que lleva tapa amortiguada y encendedor con toma de 12v. La plaza del acompañante delantero tiene ante sí una guantera guarnecida y refrigerada, bastante capaz y amplia. En la consola tenemos dos posavasos de tamaños diferentes. En las puertas encontramos las típicas bolsas rígidas de una capacidad grande, con dos compartimentos separados, uno para poner una botella de litro y medio y el más grande para poner casi de todo. El reposabrazos tiene un hueco no muy profundo con una toma de 12v. En la parte trasera tenemos un hueco abatible en el respaldo de la plaza central que contiene un hueco con tapa y un botiquín y dos posavasos. Todos los huecos están guarnecidos o recubiertos de tejido similar a la goma.

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición muy buenos. El tablero de a bordo, con una iluminación blanca cuenta con el velocímetro y el tacómetro, así como los testigos del indicador de nivel de carburante y de la temperatura del líquido refrigerante. El resto de indicaciones aparecen como testigos luminosos. Entre los dos relojes principales tenemos el ordenador de a bordo, con indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios y marcha seleccionada o la información sobre la navegación, eventos de alarma del vehículo, del sistema de audio, etc.

El volante, forrado en cuero perforado es perfecto. Tiene un grosor generoso, un primer tacto blando pero firme y muy ergonómico. Las levas que accionan el modo manual del cambio tienen una disposición perfecta, una a la derecha para subir marchas y la otra a la izquierda para bajarlas. Pero la de la izquierda queda cerca del mando de los indicadores de dirección y luces de carretera y más de uno se ha llevado una ráfaga en vez de un cambio de marcha. El maletero es profundo y cuenta con una capacidad suficiente para el equipaje de cuatro personas con 455 litros, siendo un dato muy bueno. Podemos ampliar la capacidad del maletero hasta los 829 litros abatiendo los respaldos de los asientos traseros en proporción 60/40, tirando de unos mandos situados en la parte trasera.

El RS 5 cuenta con un sistema de infoentretenimiento que tiene una pantalla con 7 pulgadas y nada menos que 800×480 px. El sistema de audio Bang & Olufsen que montaba nuestra unidad de pruebas tiene un sonido muy bueno, por definición, calidad y potencia, es todo lo que necesitamos en un sistema de audio embarcado. Toda la música que tenemos en nuestros sistemas de audio portátiles la podemos volcar en el disco duro destinados a guardar nuestra música. Para redondear el sistema, contamos con perfil Bluetooth manos libres, audio streaming estéreo A2DP y un conector «Audi Music Interface» en la guantera para conectar dispositivos externos como un iPod/iPhone, smartphones o MP3 genéricos vía USB.

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los de otros fabricantes. Que el climatizador sea bueno y alcance rápidamente la temperatura solicitada en el interior del vehículo en días fríos o soleados es primordial. Y lo hace perfectamente.

El «Audi drive Select» modifica la respuesta del acelerador, el programa de control del cambio automático, el tarado y respuesta de la dirección y el programa de funcionamiento del climatizador. Además de los cuatro programas que tenía el A5, «Comfort», «Auto», «Dynamic» e «Individual» que permite configurar por separado cada uno de los parámetros, han introducido el nuevo programa «Efficiency» que cambia el funcionamiento de algunos elementos para reducir el consumo de carburante, como el climatizador o la luz interior, la dirección asistida eléctrica, etc.

Tiene un sistema de tracción total permanente en el que un engranaje reparte el 60% del par motor a las ruedas traseras. Este puede llegar hasta el 85% o disminuir al 30% dependiendo de las condiciones de adherencia de ambos ejes. También se puede montar un diferencial en el eje trasero, capaz de repartir el par motor entre las dos ruedas traseras de forma independiente gracias a dos embragues multidisco.

La suspensión es más firme que en los otros A5 y S5. Los muelles son más cortos y acercan la carrocería 20 mm al suelo. Los neumáticos de nuestra unidad de pruebas eran enormes, de medidas 275/30 R20, que han dado un excelente agarre. La capacidad de frenado es casi tan espectacular como la capacidad de aceleración. El responsable es un sistema de frenado con discos de freno fabricados en acero y con un soporte de aluminio, lo que permite ahorrar 3 kg de peso y reducir las masas suspendidas en los momentos de frenado y no tener molestos movimientos parásitos en el volante ni vibraciones. Las pinzas están pintadas de negro y tienen ocho pistones delante. Frenan con mucha potencia y el tacto del pedal es perfecto, ayudando a dosificar la frenada de forma progresiva, con un primer recorrido con una buena dosis de potencia para terminar con la máxima potencia al final del recorrido.

En marcha el Audi RS 5 es increíble porque es un coche que tiene una estabilidad a toda prueba. Empezamos con la suspensión que es firme, tirando a dura pero no seca, lo que se agradece sobre todo en carreteras rotas. Tenemos que contar con que esta unidad montaba unos descomunales neumáticos de medidas de 275/30R20 y sorprende que con ese perfil no solo no es incómodo, sino que es más confortable de lo que indica la lógica. La combinación de tren rodante le da una eficacia muy alta. Dinámicamente, es muy fácil ir rápido, incluso demasiado rápido sin darnos cuenta porque es muy estable y sigue la trayectoria de una forma muy fiel con una dirección bastante directa que dirige al vehículo exactamente por donde queremos que vaya.

Buscando los límites del RS 5, el eje trasero se vuelve ligeramente sobrevirador y un poco nervioso en las frenadas en pleno apoyo. En ritmo alto, con curvas más cerradas y exigentes el eje delantero insinuaba claramente su tendencia a irse de morro. Pero para llegar a esto hay que ir muy por encima de la capacidad de la gran mayoría de los conductores normales que disfrutarán de un vehículo magnífico y divertido sin tener que recurrir a estrujarlo ni buscar los límites donde no puedan responder convenientemente a sus reacciones. Por eso es tan bueno este vehículo. Porque se disfruta mucho conduciendo de forma fácil y segura.

Y llegamos a lo que realmente importa de este coche, que es el corazón de la bestia. Pocas cosas son comparables a pisar a fondo un motor V8 que responde de forma instantánea y gira por encima de las 8.000 rpm dejando un sonido bronco y tan armonioso que casi hace que se nos salten las lágrimas de la emoción. No importa a que régimen estemos, tira con la máxima fuerza disponible en cuanto aceleremos. Este motor V8 de inyección directa tiene una cilindrada de 4.163 cc y una potencia máxima de 450 CV a 8.250 rpm. Contamos con un par máximo de 430 Nm entre las 4.000 rpm a las 6.000 rpm. El V8 está asociado a una caja de cambios S tronic de doble embrague con 7 velocidades y levas en el volante para su manejo secuencial.

El funcionamiento de esta caja de cambios es espectacular, muy rápida tanto en marchas ascendentes como descendentes, casi cambia de marcha cuando lo pensamos. Con estas cifras la aceleración de 0 a 100 km/h se logra en 4,6 segundos y la velocidad máxima llega a los 250 km/h limitados electrónicamente. Pero podemos adquirir un paquete opcional que quita esa limitación para alcanzar los 280 km/h.

El consumo que hemos medido con este coche es bajo para esta potencia. En nuestro circuito habitual hemos medido 10,5 l/100 km yendo a un ritmo vivo pero no deportivo. A ritmo deportivo, el consumo medio se dispara a los 15 litros. Pero a ritmo económico hemos medido cifras de 9,5 litros, lo que nos da una idea de la capacidad de este motor para conseguir datos de consumo ridículos, teniendo en cuenta su motor y potencia.

Con este coche te observan porque no deja de ser un A5 Coupé, que ya de por sí es un coche bonito, aunque lleve el apellido RS. Pero solo se manifiesta cuando le damos al acelerador y dejamos escapar la bestia que lleva dentro. Cuando su bronco sonido se manifiesta es cuando la gente te mira de otra forma. No es por el color, precioso por cierto, ni por las enormes llantas de 5 radios y 20″. Es un deportivo discreto, salvo por el sonido.

Es lo que le hace especial. Eso y su precio, que está muy cerca de los 100.000 euros. Aun así, nos parece el coche perfecto. Cómodo, lujoso, fácil de conducir en toda circunstancia, potente, precioso, y por qué no decirlo, exclusivo. El motor es maravilloso. Solo tiene un pero… que aún tenemos que ahorrar mucho para tenerlo.

Ficha de características

GRUPO MOTOR
Posición del motorDelantero longitudinal
DistribuciónDoble árbol de levas en culata
Numero de cilindros8 en V
Válvulas por cilindro4
Cilindrada4.163 cc
Potencia máxima450 CV a 8.250 rpm
Par motor máximo430 Nm entre las 3.000 y 6.000 rpm
AlimentaciónInyección directa y admisión variable
Caja de cambiosS tronic de 7 velocidades
TracciónTotal permanente quattro
CICLO, DIMENSIONES Y CAPACIDADES
Suspensión delanteraParalelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Suspensión traseraParalelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Frenos delanterosDiscos autoventilados
Frenos traserosDiscos
Neumáticos275/30R20
DirecciónDirección electromecánica con asistencia según velocidad
Largo4.649 mm
Ancho1.860 mm
Alto1.366 mm
Distancia entre ejes2.751 mm
Vía delantera1.586 mm
Vía trasera1.582 mm
Peso1.790 kg
Capacidad maletero455 litros y 829 litros con el asiento trasero abatido
Depósito carburante64 litros
PRESTACIONES, CONSUMOS Y EMISIONES
Velocidad máxima250 km/h limitada (280 km/h sin limitar)
Aceleración de 0 a 100 km/h4,9 segundos
Consumo urbano14,4 litros/100 km
Consumo interurbano8,3 litros/100 km
Consumo medio10,5 litros/100 km
Emisiones de CO2246 g/km
Normativa emisionesEuro 5
CarburanteGasolina

GALERIA EXTERIOR

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157649021300121]

GALERIA INTERIOR

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157649035128735]

Prueba: Audi RS 5 quattro Stronic

Categoría: 4x4CoupéDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.