La marca de los cuatro aros eleva la tecnología a la competición.

Es la primera aplicación de la conducción autónoma al servicio de la competición más alta. Basado en el RS 7 Sportback, Audi muestra adónde se puede llegar sin conductor en el circuito de Hockenheim, con 560 CV y una velocidad máxima de 305 km/h.

El Audi RS 7 piloted driving concept es el primer prototipo del mundo dotado de un sistema de conducción autónoma, y que mostrará esta tecnología, por primera vez, en el circuito de Hockenheim con motivo del final de temporada del DTM, el Campeonato Alemán de Turismos.

Sin piloto a los mandos del vehículo experimental basado en el RS 7 Sportback, el domingo 19 de octubre, a las 12:45, justo antes de la salida de la última carrera, el prototipo experimental completará una vuelta al circuito de Hockenheim sin piloto, pudiendo seguirse en streaming y en directo a través del sitio Web de Automedia Televisión.

La vuelta completa de prueba que se llevará a cabo en el circuito de Hockenheim, elegido porque se puede alcanzar una probable velocidad máxima de 240 km/h, y un tiempo por vuelta de 2 minutos y 10 segundos, comprenderá aceleración a tope en las rectas, frenada a fondo antes de las curvas, precisa entrada en curvas y re-aceleración perfectamente acompasada a la salida. En las frenadas, las fuerzas de deceleración superarán los 1,3 g, y la aceleración lateral en curvas puede llegar a 1,1 g.

El  Audi RS 7 piloted driving concept es una plataforma tecnológica para explorar está las posibilidades de conducción autónoma en su nivel de mayor dinamismo. Casi idéntico al modelo de producción, equipa una servodirección electromecánica, frenos, mariposa del acelerador y el cambio tiptronic de ocho marchas que distribuye la fuerza a la transmisión integral quattro están controlados automáticamente.

Teniendo en cuenta que en todos los estudios de conducción autónoma que se están llevando a cabo, hay dos consideraciones tecnológicas primordiales, la orientación de alta precisión del vehículo sobre el pavimento y el control absoluto de su comportamiento en los límites de adherencia, el RS 7 piloted driving concept utiliza señales GPS especialmente corregidas para la orientación sobre la pista, precisas al centímetro y que se transmiten al vehículo vía WLAN según los estándares automovilísticos y vía radio de alta frecuencia.

Paralelamente, imágenes de cámaras 3D se comparan en tiempo real con informaciones gráficas almacenadas a bordo. El sistema busca en cada una de las numerosas imágenes cientos de rasgos conocidos, como las líneas de edificaciones que sirven de fondo a la pista, usándolos como información adicional de posicionamiento.

El control del vehículo al límite de adherencia se basa en una completa red de datos embarcada que, combinada con el control de alta precisión de todos los elementos implicados en la conducción, posibilita rodar al límite. De hecho, los ingenieros de Audi han investigado intensamente el pilotaje autónomo sometiendo el vehículo experimental a miles de kilómetros de ensayos en diversos tipos de vías.

Audi RS 7 piloted driving concept

Categoría: ActualidadTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.