La versión híbrida NX 300h parte desde los 38.300 euros.

El crossover compacto de la marca japonesa llega al mercado español en versiones híbrida con el NX 300h de 197 CV y turboalimentada con el NX 200t con 235 CV, siendo este último el primer motor gasolina turbo de Lexus.

Lexus ha anunciado que ya tiene 500 unidades reservadas en firme del nuevo NX, aunque las primeras unidades no se entregarán a sus clientes hasta finales de año. Los clientes del nuevo NX podrán optar entre cuatro niveles de equipamiento: “ECO”, “CORPORATE”, “EXECUTIVE”, “F SPORT” y “LUXURY”.

La versión “ECO” es la más accesible con un precio de 38.300 euros, con tracción delantera, además de climatizador bi-zona, llantas de aleación de 17″, alarma y espejos retrovisores retráctiles de serie.

La versión “CORPORATE”, destinada a flotas, tiene un precio de 40.200 euros e incluirá una pantalla de 8 pulgadas, sensores de lluvia y luces, cámara trasera, además de conexión USB para conectar reproductores multimedia.

La versión “EXECUTIVE” tiene un precio de 46.700 euros y añade cargador de móvil inalámbrico y otros dispositivos electrónicos, tapicería de cuero Tahara, el sistema de acceso Smart Entry y llantas de aleación de 18″.

La versión “F SPORT” estará disponible por 55.900 euros y vendrá acompañado de una estética más agresiva con rasgos exclusivos en la gama como unos paragolpes delantero más bajos, llantas de aluminio, retrovisores exteriores en negro, asientos de cuero deportivos y una suspensión adaptativa y más deportiva. Además, también incluirá faros Bi-LED y control de crucero adaptativo de serie.

La versión tope de gama “LUXURY” costará 64.500 euros y contará con un equipamiento máximo: cámaras con visión 360º, sistema de control de ángulo muerto y de Alerta de Tráfico Trasero, asistencia de trayectoria LKA, faros adaptativos, Head Up display de 6,4″ y Lexus Touch Pad.

El nuevo Lexus NX es la respuesta del fabricante nipón al creciente interés del segmento de los crossover premium.  Cuenta con una longitud de 4.630 mm, situándose por debajo del SUV de lujo RX siendo la primera entrada de Lexus en el creciente segmento de los crossovers compactos premium.

Diseñado para que parezca que ha sido creado de una sola pieza de metal, alberga los rasgos estilísticos de los últimos productos de Lexus. La parte delantera cuenta con una parrilla coronada por los faros que pueden ser de dos tipos: Bixenon o Bi-LED, con todas las funciones formadas por LED. Los faros traseros tienen forma de “L” y están formados por LED. Las luces diurnas y los indicadores de dirección, formados por LED, se han colocado debajo de los faros principales, tal y como inaguró el Lexus IS.

Para rematar el asombroso sistema de alumbrado del NX, los antiniebla son también de LED.

El interior del Lexus NX aporta un diseño muy deportivo, con un cuadro de instrumentos completamente nuevo, complementando el estilo angular del exterior. El volante deportivo preside un espacio interior donde los asientos se han rediseñado para ofrecer la mayor sujeción y comodidad.

El Lexus NX cuenta con lo último en tecnología e integración hombre-máquina (HMI) con soluciones innovadoras, como un sensor que mide las fuerzas de aceleración lateral y longitudinal de la carrocería, un sistema de información proyectada en el parabrisas a color y en alta definición, el programador activo de velocidad, el avisador de ángulo muerto y un avisador de tráfico cruzado en la parte trasera.

Uno de los elementos más vistosos del equipamiento del nuevo Lexus NX es una zona de recarga inalámbrica habilitada para recargar teléfonos móviles y otros dispositivos digitales mediante la inducción electromagnética.

Al mercado español, donde estará a la venta antes de finales de año, llegará con el conjunto híbrido gasolina-eléctrico NX 300h y, en 2015, la versión de gasolina turboalimentada NX 200t, provista del nuevo motor 2.0 turbo, el primero en la historia de Lexus.

NX 300h

El Lexus NX adopta una unidad de control “HV” desarrollada para específicamente para este modelo, que combina un motor de 2,5 litros de ciclo Atkinson probado de Lexus, un generador, un motor y una batería. El bloque no es exactamente el mismo que en del IS, ya que en el NX se ha partido de un diseño de motor transversal. La transmisión proporciona una potencia total del sistema de 197 CV y unas emisiones de CO2 de 118 g, que se corresponden con un consumo de combustible inferior a 5,1 l. Comparado con los sistemas precedentes, el sistema híbrido implementado en el nuevo NX 300h se beneficia de un ahorro de combustible de un 15%.

Las características especiales del modelo híbrido incluyen un control de amortiguación con muelles de descarga (Performance Dumpers) para aumentar el confort en la conducción y la estabilidad en el manejo reduciendo el balanceo en superficies irregulares de la carretera. El motor eléctrico independiente suministra potencia y par motor al eje trasero cuando sea necesario, en caso de necesidad de potencia o pérdida de adherencia, un esquema mecánico similar al RX 450h.

Como cada vehículo equipado con el sistema “Lexus Hybrid Drive”, el NX 300h ofrecerá a los clientes unas ventajas considerables del coste de propiedad gracias a una combinación única de bajos costes de mantenimiento y de funcionamiento, importantes incentivos fiscales o beneficios en muchos países europeos y unos elevados valores residuales. Con este grupo motor híbrido la versión 4×2 tendrá un consumo homologado de 5,1 l/100 km, frente a los 5,6 l/100 km de la versión 4×4.

El Lexus NX 300h está disponible para la venta en Europa desde octubre de 2014. Los precios de la gama NX 300h son los siguientes:

Lexus NX 300h 4×2 ECO 38.300 euros.
Lexus NX 300h 4×2 Corporate 40.200 euros.
Lexus NX 300h 4×4 Executive 46.700 euros.
Lexus NX 300h 4×4 F-Sport 55.900 euros.
Lexus NX 300h 4×4 Luxury 64.500 euros.

Primeras impresiones de conducción

Una vez abrimos la puerta del Lexus NX, nos llega la calidad de ajuste y materiales a los que nos tiene acostumbrados Lexus. Muy pocos fabricantes son capaces de igualar en este aspecto al fabricante japonés. Es un coche con un acabado espectacular y con una sensación de calidad inigualable. Uno de los puntos fuertes del NX 300 h es el espacio disponible en el habitáculo, que se encuentra entre los mejores del segmento por espacio disponible para las piernas de los pasajeros.

Hemos probado el Lexus NX 300h en su versión F SPORT y nos ha parecido un vehículo sumamente confortable. Lo es por dos aspectos principales. Por la forma que tiene de entregar la potencia de su grupo motor híbrido y por la configuración de la suspensión, que está diseñada para filtrar las irregularidades del terreno con mucha eficacia, algo que consigue gracias también al buen aislamiento acústico del exterior.

Al ponernos a los mandos del F SPORT notamos que los asientos sujetan muy bien el cuerpo, adaptándose perfectamente al conductor, independientemente de la altura. En cuanto tomamos las primeras curvas esa sensación se convierte en certeza. Serían perfectos si tuvieran el respaldo un poco más alto.

En el apartado dinámico tiene dos caras diferenciadas. Es un coche muy fácil de conducir a ritmo tranquilo. Fácil y muy satisfactorio, es todo suavidad. A ritmo rápido la dirección, asistida en exceso para una conducción deportiva, no nos dice con fidelidad lo que pasa bajo las ruedas. Es solo una sensación fruto del exceso de asistencia de la dirección, porque una de las mejores características del Lexus NX es que siempre va por la trazada que indiquemos al volante.

El sistema de propulsión mueve con suficiencia al NX 300h, que no olvidemos, pesa en orden de marcha casi 1.800 kg. Con dos ocupantes la respuesta es buena cuando se pisa a fondo para buscar la máxima aceleración. Esa respuesta, puede variar dependiendo del programa de conducción que llevemos activado, más suave en el modo “ECO” y más vigorosa en el modo “Sport+”. Incluso en el modo más deportivo, la sensación es que los 197 CV fluyen suavemente, en vez de salir desbocados. Esta suavidad de marcha es especialmente interesante en la ciudad, donde el NX no tiene rival en lo que se refiere al consumo de combustible, que puede ser muy bajo, en torno a los 5,5 litros medidos por nosotros.

Sin embargo en carretera, circulando a buen ritmo, el consumo se disparó a casi 11 litros, mientras que a un ritmo más económico, el consumo se situó en torno a los 8 litros, una cifra más acorde a la filosofía del NX 300 h. Es un coche que responde muy bien a la conducción económica, ofreciendo consumos bastante contenidos.

Llegamos a uno de los aspectos que, para nuestro gusto, desmerecen al conjunto. La transmisión CVT del NX 300h sigue teniendo una configuración que no acaba de agradarnos del todo. Es un cambio perfecto para quien quiera un coche muy confortable y no busque aceleraciones fulgurantes. Es muy suave en los cambios de marcha a baja velocidad y cuando los requerimientos sobre el pedal del acelerador son de baja o media carga, pero cuando aceleramos con decisión, el motor gira a unas 6.000 rpm, aumentando en exceso el nivel sonoro del habitáculo. Si miramos el velocímetro, nos damos cuenta que el NX 300h gana velocidad, pero esa sensación de oír el motor girando a fondo sin relación con la forma en que acelera se nos hace extraña, sin contar con el nivel sonoro mecánico, que es alto.

Este cambio prefiere la aceleración paulatina y suave que el pisotón inmisericorde buscando toda la potencia disponible. Suavidad ante todo, a pesar de tener disponibles 197 CV de potencia. Estamos deseando probar en profundidad este precioso coche, para poder ratificar todo lo bueno que hemos experimentado con él.

Creemos que Lexus ha dado en la diana con el Lexus NX y, a buen seguro, se verá reflejado en las ventas, que serán muy buenas.

Galería Lexus NX 300h

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157643793461833]

Galería Lexus NX 300h F SPORT

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157644191603154]

Contacto: Lexus NX 300h F-SPORT

Categoría: 4x24x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.