Estará a la venta en octubre de 2015.

El relevo del Laguna es el mayor reto al que se enfrenta la marca francesa, tras el fracaso de la tercera, un modelo completamente nuevo en el que cambiará hasta el nombre.

El futuro modelo que sustituirá al Renault Laguna ya rueda bajo la carrocería de un Renault Fluence que no es todo lo normal que parece. Lo que en un principio creíamos que se trataba de una mula de ensayos del futuro Mégane, en realidad se trata del modelo del segmento D de la marca francesa.

El sustituto del Laguna será un modelo completamente nuevo. Tanto, que hasta su nombre será diferente del que usa el actual modelo y que se ha extendido en el mercado durante tres generaciones. En parte, esta decisión obedece al estrepitoso fracaso de la tercera generación, cuyo diseño no enamoró y, en parte, ayudó a desencantarse a los más cercanos a Renault, por lo que se aventura un reto para el fabricante del rombo.

Respecto a la nomenclatura comercial, se baraja la posibilidad de que sea el de «Atalans», que fue registrado el pasado 1 de agosto en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), un nombre que nunca ha sido utilizado por la marca y que podría ser bien el del modelo de producción, el de un concepto de adelanto, o el de ambos.

Bajo la carrocería de la mula de ensayos de las imágenes se esconde la nueva plataforma modular CMF 1 (también conocida como CMF-A), desarrollada conjuntamente por Renault y Nissan, y estrenada en la marca francesa por el nuevo Espace, por lo que el futuro modelo del segmento D se valdrá de las nuevas tecnologías del crossover y también será más ligero. A la vista de las imágenes de la mula, se aprecia cómo la distancia entre ejes del Fluence no varía, pero sí se aprecia un alargamiento sobre la parte final del techo que cae sobre el montante C, lo que ayuda a disimular unos milímetros más en el voladizo trasero, gracias a una pieza superpuesta.

Su gama de mecánicas se extenderá desde 110 CV hasta 240 CV, con propulsores de gasolina Energy TCe y Energy dCi en diésel, todos con sistema Start&Stop de serie y, como el nuevo Espace, existirá la posibilidad de asociar a los más potentes la caja de cambios de doble embrague EDC y 6 velocidades «shift by wire».

Cabe la posibilidad de que pueda ser el primer modelo de la nueva generación de vehículos de Renault en adoptar alguna mecánica de gasolina y diésel V6 de Mercedes-Benz, fruto de la alianza que ambos grupos mantienen, pero lo que está descartado es que cuente con una versión híbrida o híbrida enchufable, al menos, no hasta su segunda vida comercial, pues Renault ya ha dejado caer que está desarrollando su propio sistema de propulsión pero que no lo tendrá listo hasta 2018, aproximadamente.

También, como el nuevo Espace, el sustituto del Laguna montará la evolución del sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control estrenado en la tercera generación del modelo, con los cuatro modos de conducción que modifican la respuesta del acelerador, la dureza de la suspensión, la asistencia de la dirección y el régimen al que se producen los cambios en la caja de cambios automática.

El nuevo modelo que sustituirá al Laguna se conoce internamente como «LFD» y será una berlina que vendrá acompañada de una variante de carrocería familiar («KFD»), ambos fabricándose en la factoría francesa de Douai, estando previsto que la berlina sea puesta a la venta en octubre del próximo año, por lo que deberíamos de verlo presentado la próxima primavera en el Salón de Ginebra.

Sin embargo, para la variante familiar habrá que esperar unos meses más, posiblemente para su presentación en el Salón de Frankfurt del próximo año y con su comercialización prevista para marzo de 2016.

GALERIA

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157648134343600]

El sustituto del Renault Laguna llegará en 2015

Categoría: Berlina mediaFotos espíaPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.