A la venta en primavera.

Es novedad en el Salón del Automóvil de París, y llegará con tres motores diésel y uno de gasolina, con entre 110 CV y 184 CV, tracción total 4MOTION y hasta transmisión automática de doble embrague DSG de seis velocidades.

El nuevo Volkswagen Golf Alltrack se presenta en el Salón del Automóvil de París y estará a la venta en todos los mercados de Europa a partir de primavera.

Basado en el Golf Variant, amplía la oferta de los modelos todocamino sumándose al Passat Alltrack y, como el modelo del que deriva, cuenta con la quinta generación del sistema de tracción total 4MOTION con embrague Haldex, que utiliza un sistema de control que anticipa y se adapta a cada estado de conducción. Con una carga baja o durante el empuje, la propulsión se produce primero a través del eje delantero, quedando el eje trasero desacoplado.

En caso necesario, el eje trasero se acopla sin escalonamientos  en décimas de segundo, a través del embrague Haldex accionado por una bomba de aceite electrohidráulica. Una unidad de control calcula permanentemente el momento de propulsión  ideal para el eje trasero y regula el cierre del embrague de discos múltiples activando la bomba de aceite. En caso necesario, existe la posibilidad de transmitir casi el 100% del par al eje trasero.

El embrague Haldex actúa como un diferencial longitudinal y se complementa con el bloqueo electrónico del diferencial (EDS) en las cuatro ruedas, integrado en el sistema de control  de estabilidad electrónico ESC, haciéndose cargo en ambos ejes de la función de bloqueos transversales. Además, la función adicional XDS en los ejes delantero y trasero frena las ruedas interiores de la curva cuando se toman curvas a alta velocidad. Cuando una  de  las  ruedas interiores de la curva se descarga demasiado, el sistema hidráulico del ESC crea una presión de frenado en esta rueda reestableciendo la tracción.

Con una mayor altura al suelo que el Golf Variant, de 20 mm, dispone de dos perfiles de conducción, «Off-road» y «4MOTION», en función de si se pretende circular por asfalto o por pistas de tierra. El primero activa una función de conducción cuesta abajo (se frena automáticamente el vehículo), una ayuda de arranque, una línea característica modificada del acelerador y una configuración «Off-road» del ABS, que cuenta con un intervalo de actuación distinto al frenar forma cuñas de gravilla delante de las ruedas.

El nuevo Golf Alltrack se comercializará con cuatro motores de cuatro cilindros, que cumplen la norma de emisiones Euro 6. En gasolina, se ofrece exclusivamente el 1.8 TSI de 180 CV de potencia máxima a partir de 4.500 rpm y que ofrece un par motor máximo de 280 Nm a partir de 1.350 rpm, y mantiene constante este valor hasta 4.500 rpm. De serie, estará equipado con un cambio automático de doble embrague (DSG) de 6 velocidades, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h, acelerar en 7,8 segundos hasta los 100 km/h y ofrecer un consumo medio de 6,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 158 g/km.

Los tres turbodiésel son nuevos motores de la familia EA288, de cuatro cilindros e inyección directa Common Rail, un catalizador de oxidación, un filtro de partículas diésel y un catalizador-acumulador de NOx, ya presentes en la nueva generación del Golf.

La gama diésel comienza con el 1.6 TDI de 110 CV de potencia máxima, entre 3.200 y 4.000 rpm, y el par motor máximo de 250 Nm está disponible entre 1.500 y 3.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 187 km/h, con un consumo medio de solo 4,7 l/100 km y unas emisiones de CO2  de 124 g/km.

El siguiente nivel es el 2.0 TDI de 150 CV de potencia máxima, que se desarrolla entre 3.500 y 4.000 rpm y entrega su par motor máximo de 340 Nm desde 1.750 rpm hasta 3.000 rpm, rindiendo un consumo medio de solo 4,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 127 g/km, además de acelerar de de 0 a 100 km/g en 8,9 segundos alcanzando una velocidad máxima de 207 km/h.

De este mismo bloque se ofrece la versión más potente, con una potencia máxima de 184 CV entre 3.500 y 4.000 rpm y un par motor máximo de 380 Nm desde 1.750 rpm hasta 3.250 rpm. Se ofrece con cambio DSG de 6 velocidades, acelerando de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y  alcanzando una velocidad máxima de 219 km/h, con un consumo medio de solo 5,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 134 g/km.

A pesar de que el diseño es el mismo que del Golf Variant, cuenta con protecciones de plástico de color negro por encima de las estriberas y en las zonas de los paragolpes,que también son de nuevo diseño. Las estriberas se han pintado en «plata reflex» mate, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores, pero en acabado brillante, las llantas de aleación de 17 pulgadas en diseño «Valley» son las mismas que las del Passat Alltrack; también, cuenta con un logotipo «Alltrack» en el lateral, un perfil cromado mate por debajo de la ventana lateral y las barras de techo pintadas en plata anodizado.

En el frontal, cuenta con una banda transversal plana en la parrilla, con aspecto de aluminio, que se prolonga hasta el interior de los faros. La parrilla se presenta con un diseño de nido de abeja, al igual que el interior de la entrada inferior de aire integrada en el paragolpes, y el logotipo «Alltrack» cromado se ha conservado en negro mate. Una banda transversal en color «plata reflex» se extiende por toda la anchura del paragolpes y abarca los faros antiniebla con luz de giro integrada. Una barra anticolisiones completa el diseño de la parte delantera.

En la parte trasera, los pilotos tienen la tulipa de color rojo oscuro y otra barra anticolisiones pintada en «plata reflex».

La versión de gasolina TSI de 180 CV se distingue por el final cromado de los tubos de escape dispuestos a izquierda y derecha, mientras que las versiones TDI cuentan con el doble tubo de escape final cromado dispuesto a la izquierda.

El interior cuenta con volante y pomo de la palanca de cambios forrados de cuero, la tapicería   específica   de   los   asientos   presenta el   emblema «Alltrack»  en  los  respaldos delanteros,  la consola central cuenta con aplicaciones de  diseño «Dark Magnesium» y el cuadro de instrumentos y revestimientos de las puertas en «Tracks». La iluminación ambiental se extiende a los revestimientos de las puertas.

En equipamiento, el nivel más bajo es el «Comfortline» e incluye climatizador automático, luces de lectura de LED en la parte delantera y trasera, luces en la zona de los pies delantera, el sistema de infoentretenimiento «Composition Touch», detector de fatiga y un sistema de regulación de la velocidad,l perfil cromado con el emblema «4MOTION» en la bandeja portaobjetos de la consola central, los perfiles de los revestimientos de las puertas de acero fino cuentan con el emblema «Alltrack» y aplicaciones cromadas en los mandos de las luces, elevalunas y retrovisores. El revestimiento interior del techo es negro, al igual que el de los pilares, y los pedales y reposapiés son de aluminio.

GALERÍA

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157647978901982]

Volkswagen Golf Alltrack

Categoría: 4x4CrossoverPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.