Debuta en el Salón del Automóvil de París.

Es solo un demostrador tecnológico, un prototipo que acumula diferentes pero sofisticadas tecnologías capaces de hacer que el utilitario consuma, de media, solo 2 l/100 km.

La carrera en Peugeot por lograr el mínimo consumo medio en un vehículo va en buena marcha. El Peugeot 208 y el nuevo 308 son modelos que han reducido su peso entre 110 y 140 kg, según versión mecánica, logrando consumos medios a partir de 3,4 y 3,2 l/100 km en diésel y de 4,1 y 4,6 l/100 km en gasolina.

En esta batalla, la marca francesa llevará el 208 HYbrid Air 2L al Salón del Automóvil de París, un demostrador tecnológico que consume sólo 2,0 l/100 km, gracias a un conjunto de tecnologías que deben ser industrializables a un coste accesible en el año 2020.

Basado en el 208 1.2L PureTech 82 BVM5, se han utilizado tecnologías de competición y del segmento de lujo, pero sin alterar las cualidades del coche, haciendo un uso masivo de acero para la estructura y carrocería.La estructura en acero incluye un piso de material compuesto que absorbe la energía en caso de accidente. Este conjunto se somete a una cataforesis durante el proceso de fabricación y el piso está compuesto por tres elementos montados mediante pegado a partir de un plástico termoendurecido.

El portón tiene una arquitectura llamada semi-estructural que combina una parte externa muy fina con una doblez de 1,5 mm de grosor que asegura la resistencia a la torsión, pudiendo prescindir de refuerzos en las zonas planas mediante la optimización de la orientación de las fibras de carbono en función de los flujos de esfuerzo, así como suprimir uno de los dos soportes hidráulicos lo cual supone un aligeramiento adicional. Finalmente, durante el modelado, se practica un canal en la propia doblez para acoger el cableado eléctrico, lo que permite reducir el número de grapas.

Los laterales y los paneles de carrocería, puertas y techo se han construido en materiales compuestos de carbono, al igual que los muelles helicoidales de la suspensión, reduciendo el peso de las masas no suspendidas. El subchasis delantero, los travesaños y los largueros se han construido en aluminio, un metal que cuenta con la propiedad de la protección cinética. En contacto con el oxígeno, el aluminio se cubre con una fina capa de alúmina que protege profundamente de la corrosión y, además, se recicla sin alterarse sus propiedades mecánicas. Además, la adaptación de los grosores de la línea de escape de acero inoxidable permite un ahorro del 20 % del peso en esta pieza.

Estos cambios permiten restar 100 kg al modelo, de forma que solo pesa 860 kg.

Peugeot 208 HYbrid Air 2L

De serie, el 208 1.2L PureTech 82 dispone de un motor de gasolina asociado a una caja de cambios de cinco marchas manual, que ha sido sustituido por una cadena de tracción híbrida gasolina/aire comprimido, la tecnología HYbrid Air, de forma que el aire comprimido asiste e incluso sustituye al motor de gasolina para llevarlo a los puntos de funcionamiento más eficiente en las fases de puesta en marcha y aceleración.

Esta cadena de tracción está integrada por un depósito de energía que contiene aire a presión situado bajo el piso del maletero, un depósito de baja presión situado en la traviesa del eje trasero que funciona como vaso de expansión y un grupo hidráulico integrado por un motor y una bomba instalado sobre la transmisión bajo el capó delantero, compuesto por un eje epicicloidal pilotado para gestionar el reparto de las dos energías, además de sustituir a la caja de cambios y ofrece, además, prestaciones de automatización de los cambios de marcha. Los dos depósitos, situados en la zona trasera, están constituidos por un cuerpo de aluminio que garantiza su estanqueidad y un recubrimiento de material compuesto que le aporta robustez.

En función de la situación del tráfico, el supervisor electrónico selecciona automáticamente el modo que permite obtener el mejor rendimiento. En el modo “Air” (ZEV), el vehículo se mueve simplemente con aire comprimido, ideal para trayectos urbanos; en modo “Gasolina”, sólo el motor de gasolina propulsa el vehículo, adaptado a carretera y autopista a velocidad estable. El modo “Combinado” está pensado especialmente para la puesta en marcha y aceleraciones.

El depósito de energía se recarga en las deceleraciones y mediante el desvío de una parte de la energía liberada por el tres cilindros de gasolina con el fin de comprimir el aire. En ambos casos, la capacidad energética máxima del acumulador a presión se alcanza en diez segundos.

El motor tres cilindros gasolina 1.2L PureTech 82 se ha optimizado en las pérdidas por fricción, gracias a que los dos árboles de levas y los pistones están acabados con un revestimiento de Diamond Like Carbon. Los cojinetes de polímero permiten disponer de un aceite de muy baja viscosidad para alcanzar rápidamente el punto de funcionamiento óptimo del motor.

El 208 HYbrid Air 2L mejora mediante la reducción de las perturbaciones aerodinámicas, con una altura al suelo más baja y un módulo quegestiona las entradas de aire reduciéndolas al mínimo necesario, regulando los flujos de aire que entran a la zona delantera. Unos embellecedores optimizan la unión entre los montantes A y el parabrisas y, en la parte trasera, hay un spoiler integrado en el portón y un extractor de aire inferior, que evacua los flujos que se originan bajo el coche y que llegan sin distorsiones por el carenado completo de los bajos del vehículo.

En los laterales, se han sustituido los espejos retrovisores por una cámara. Las llantas de gran diámetro están cubiertas por embellecedores aerodinámicos y montan neumáticos con una banda de rodadura que permiten combinar un diámetro grande con una anchura modesta.

GALERÍA

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157647577891351]

Peugeot 208 HYbrid Air 2L

Categoría: NovedadesSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.