Manolo Fernández nos trae su visión del GP de Silverstone, Andrea Bastianini y Tito Rabat saliéndose.

El sinuoso trazado de Silverstone nos dejó en 2013 la mejor carrera de MotoGP del año y en 2014, probablemente, nos haya dejado el mejor Gran Premio global de esta temporada. Salvo Miller en Moto3, los favoritos no defraudan.

Lo más destacado:

Y mira que se suponían pasarían cosas en esta carrera, y mira que vi la carrera con desgana, y mira que normalmente todos están expectantes a lo que pueda pasar en MotoGP y todos esperábamos encontrar lo más destacado en esta categoría, pero ni será de MotoGP ni será la actuación de un piloto en particular: lo mejor del fin de semana fue el carrerón de Moto2. Carrerón porque sí, carrerón porque nos gustan las carreras independientemente de quién las dispute, carrerón porque tuvo un desenlace limpio, disputado e inesperado, carrerón porque la lucha por el segundo puesto fue encarnizada, carrerón porque sin que se cayera nadie ni Dirección de Carrera montara alguno de sus trasnochados shows para dejarse ver nos divertimos sólo y sólo por lo que pasó encima del asfalto, sin necesidad de fichajes raros ni de equipos que nunca saben si vienen o si van (que esta semana viene cargadita de noticias, por cierto), sin revanchas, sin neumáticos raros ni récords que rebuscar. Gracias Tito, gracias Mack, kiitos Mika, merci Johan y Thomas, danke Jonas, grazie Simone, Franco y Mattia, thanks Sam, arigato Takaaki, terima kasih Hafizh…

Al lío señores.

Sobresaliente:

MotoGP: Seguro que Marc llegó a Inglaterra muy cabreado después de haber perdido la oportunidad casi única de batir el récord de récords de victorias consecutivas mercer al (in)oportuno neumático defectuoso que Bridgestone llevó al circuito con el nombre de Márquez escrito en tiza, y así nos lo enseñó desde el mismo momento que el casco pudo ocultar como su sonrisa se transformaba en gesto asesino desde primera hora del viernes. No quiero ni imaginar cuántas venas se le marcarían en el cuello cuando viera a Lorenzo intentar largarse sobre neumáticos fríos con Dovizioso haciendo tapón. Está todo el mundo alucinado con la carrera de MotoGP, que si bien no ha estado mal, no es ni de lejos la mejor del año (leáse Mugello). Y por otro lado, creo que Lorenzo es el único que se cree capaz de ganar a Márquez, y por lo visto en Silverstone, desde luego que es el único capaz de forzar a Márquez hasta el extremo de cometer errores de pilotaje (pequeños, coladitas y cosas así, pero errores al fin y al cabo). Hoy por hoy Lorenzo (bonito casco publicitario, por cierto) tiene motivos para estar contento. Es una auténtica lástima la pájara de Lorenzo en este 2014. Pero ya que le dio la pájara, más lástima es que escribieran el nombre de Márquez en un neumático que se caía a cachos en Brno impidiendo esculpir más y más historia a cada Gran Premio. Por cierto, en Silverstone le tocó a Bradley Smith el defectuoso.

Moto2: Increíble Mika Kallio, un carrerón el del finés. Pero, por otra parte, acabo de hablar con Alfredo de pcmoto.net y me comenta que después de la carrera de Silverstone, a Tito ya no le podemos apodar “Terminator” como en esas veces que se muestra como una máquina perfecta, redonda, rápida y sobre todo, muy efectiva. Un robot que esperaba el momento de menor gasto y desgaste para atacar y un metrónomo fino que no necesitaba retorcer la moto para ser el más rápido sino unos pocos metros libres por delante. Pero en Silverstone cambió la película, quizá por John McLean en “La Jungla de Cristal”, alguien capaz pero con todo en contra que no se sabe ganador hasta el último momento y en extremis. La cara de Rabat tras los entrenos del sábado era todo un poema y su discurso rozaba el derrotismo (“estoy dando mi 100% pero ellos son más rápidos”), y uno ya no sabe si estaba realmente perdido sin saber qué hacer para marcar su ritmo o estaba jugando al despiste, ya que en el Warm Up iba a mejor y en carrera podría tener su día. Repitió la magnífica salida que aprendió este verano e intentó luchar por el liderato, pero no se vio capaz de atacar y adoptó una postura más o menos inteligente defendiendo el podio. Pero la jauría que Tito tenía detrás era atípica hasta para los caníbales de Moto2. No recuerdo tanto piloto tan rápido, tan enrabietado y con tanta gana de podio desde que en la categoría cohabitaran nombres como Márquez, Iannone y Espargaró.

Y a todos, no lo neguéis, a todos se nos aparecieron los fantasmas de Tito.

Que si Tito no defiende el cuerpo a cuerpo, que si Tito pierde el ritmo, que si Tito necesita pista libre, que si Tito va a acabar quinto o sexto hoy, que si se va a complicar el campeonato, que Tito no consigue despegarse, que viene Viñales en plan marciano… Tras todos estos fantasmas pasando ante los ojos y al terminar la carrera, uno sólo puede decir:

Murcia, 31 de Agosto de 2014.

Querido Tito Rabat:

He de darte las gracias por la carrera que nos has regalado hoy en Silverstone. Pocas veces podemos ver tan claramente esa carrera en la que un piloto rápido con ambiciones se convierte en un caníbal capaz de ganar carreras por encima de su pilotaje habitual, ese caníbal que sólo sabe responder y responder a cada ataque que recibe y posición que desea escalar. Espero poder ver muchas actuaciones como esta, llenas de trabajo (y trabajo y trabajo y trabajo…) y esa décima de segundo que da la fe en uno mismo y la ambición. Con días como el de hoy, este Mundial lleva tu nombre, y sólo espero que por dios, luzcas el dorsal número 1 en tu moto el próximo año.

Moto3: En un año para olvidar en la que uno pasa de ser el máximo favorito al título a el que se confundió contando las vueltas y perdió una carrera, no tenía Alex Rins mejor forma de redimirse (y reivindicarse) que ganando la más disputada y, posiblemente, agresiva carrera del año en su categoría. Éste sí es el Rins (versión plus) que esperábamos ver y que no queremos que se vaya.

Notable:

MotoGP: La verdad que Rossi lo intentó pero ayer era imposible seguir a Lorenzo y a Márquez. Tiene muchas opciones Rossi de ser subcampeón este año (máxime con el año que Pedrosa está completando) y volvió a mostrar lo increíblemente bien que defiende su posición en la última vuelta. Pero a mí me gustaría destacar, por fin, la buena actuación de Andrea Dovizioso sobre la Ducati, básicamente porque se mantuvo con opciones reales de podio hasta la última vuelta en seco y contra las intocables Yamaha y Honda de Rossi y Pedrosa. Mirando hacia atrás creo que Dovi es, al menos, tan buen piloto como Dani si no mejor, y ayer le estuvo achuchando hasta el final con una moto que todos sabemos que es inferior (no hay más que ver como se meneaba la Ducati en las frenadas, algo que hubiera desquiciado a Dani si pasara en su Honda). Así que el trabajo de Dal’Igna parece va dando sus frutos y las Ducati están mejorando pasito a pasito hasta llegar al nivel de la inalcanzables Honda y Yamaha. No creo que este sea el caso hoy por hoy, creo de Dovizioso (bonito casco, por cierto) puso mucho de sí para conseguir este fantástico resultado, y también creo que en Ducati, ahora que son alemanes, se han dado cuenta de que Stoner sólo hubo uno y que, no sabemos qué, había que modificar mucho esa moto internamente, porque la identidad de una marca deportiva como Ducati es ser muy rápida antes que el conservadurismo técnico, algo que probablemente amargó la vida a los ingenieros y pilotos de Ducati en el pasado, en una marca dónde la tradición mecánica mandaba por decreto. Iannone también va a más, a mucho más con esta moto, pero en Silverstone le salió cruz en entrenos (luchando por primera parrilla) y en carrera mostró un gran ritmo pero ya atrasado.

Moto2: Cada vez que veo una carrera de Viñales me entra una enorme rabia porque vaya a abandonar la categoría este mismo año. Viñales fue el gran animador de la, probablemente, mejor carrera del año. Sólo el exceso de talento de Maverick Viñales y saberse más rápido que sus rivales en paso por curva (aunque no hubiera por dónde) intentando algún que otro exterior imposible (que él creía posible) le quitaron la posibilidad de ganar y arrasar en Silverstone. Era el día en que Tito Rabat explotó como psycho killer (te lo copio Alfredo). Desde luego que me parece un gran fichaje para la Suzuki de MotoGP y una pérdida para el espectador (ya sabemos que en MotoGP sólo se enfoca a las Yamahas y Hondas oficiales). De todas formas, tal como pinta esto y si Dorna decide no ofrecer el económico VideoPass en beneficio de Movistar, veremos a ver quién ve los Grandes Premios. Igual servidor no.

Moto3: ¡¡Qué bueno es Andrea Bastianini!! ¡¡Cómo se desenvuelve entre los killers!! Su absoluta falta de complejos y total confianza en sí mismo y su KTM (una KTM por la que su jefe, Fausto Gresini, renunció a Honda y ahora, en 2015, puede que Honda renuncie a Gresini en MotoGP) le convierten en la absoluta revelación de las tres categorías del Mundial. Me encanta este niño, de verdad, desenvolviéndose entre las fieras de la mejor época posible del CEV, con Rins, Alex Márquez, Miguel Oliveira (faltaría Maverick Viñales) luchando por la victoria y haciéndose inalcanzables al resto del pelotón de Moto3 mientras luchaban entre ellos. Otro carrerón el de Moto3. Otros notables, Oliveira y Alex Márquez, del que se acaba hacer oficial que será el compañero de Tito Rabat en el Marc VDS en 2015. Alex me parece mejor piloto día a día, y mira que nunca me convenció mucho por que lo creía poco sólido, pero en este 2014 ha dado un salto cualitativo muy grande. Tanto que Alex tiene el título muy a tiro, sólo 13 puntos le separan del super líder, super piloto en boca de todos Jack Miller.

Vamos aligerando que se me ha ido la olla…

Bien.

MotoGP: Con una moto que ha sido el hazmerreír oficial de MotoGP, la Honda RCV1000R, tan poco competitiva que Honda, aludiendo a espíritus y etéreos varios, va a mejorar a lo bestia para 2015, el rookie silencioso Scott Redding (sh sh, que viene que viene), consiguió meterse en la Q2 con una moto diseñada para no conseguirlo. Imagino que Redding debe estar sacando máximo provecho al paso por curva (como hacía Aleix con la Aprilia) y la verdad, me parece estupendo que este piloto vaya a más. Ojalá Honda le monte el “motor bueno” (puede que hasta, injustamente, sea el motor de Bautista…) para las últimas carreras y poder ver su potencial comparado con el de Pol Espargaró, Smith e incluso Bradl. Luego, en carrera, se cepilló a dos Ducati (la de Hernández y la de Crutchlow) y consiguió un top ten inimaginable para esa moto durante el primer tercio de temporada. Scott Redding ya era un pilotazo en Moto2, y por lo visto en Siverstone, sigue siéndolo. Que Aleix entre al corralito con ese misil de 2013 que lleva como primera Open mientras Scott cruzaba la meta seis segundos después con su Honda tecnológicamente anclada en 2007 me parece, sencillamente, injusto para el inglés.

Moto2: Muy bien por Zarco ocupando y batallando por los puestos que se le esperaba y que el todopoderoso Caterham (el mismo de la Fórmula1, sí) aspira. Y bien Folger, en una irregularísima campaña pero consiguiendo actuaciones impropias de un rookie, como las de Franco Morbidelli, y bien, poco a poco y esperando más de él, Sam Lowes. Y puestos, buena actuación del ex CEV Hafizh Shyarin. Un top ten repleto de rookies (incluyendo a Viñales), algo bastante habitual esta temporada en Moto2, algo que nos hace pensar en el nivel de estos que llegan y en el de los que estaban.

Moto3: Tan apretada la carrera y todos tan juntitos que es difícil decir que algún piloto estuvo mejor que otros. Nombraremos a Jakub Kornfeil, supuesto primer espada del Calvo Team (anteriormente conocidos como LaGlisse) y que es difícil ver por los puestos delanteros con regularidad, un quinto que iguala su mejor resultado del año y tiene el valor añadido de haberlo peleado con el todopoderoso Jack Miller. Alexis Masbou y Niccoló Antonelli, probablemente los más activos fuera del top four.

Aprobado:

MotoGP: No es por el cuarto puesto, ni por no haber querido atacar determinadamente el podio antes de la última vuelta, ni por haber estado a punto de acabar detrás de una Ducati con la mejor moto de la parrilla, ni por no haber sido ni la sombra del que vimos en Brno… es porque encima la explicación es “hoy no ha sido mi día”.  Tras la exhibición del último Gran Premio, Dani Pedrosa me deja un pelín frío en Silverstone.

Moto2: Gran actuación (para lo que viene siendo su nivel) de Axel Pons. Y buena de Jordi Torres y Julián Simón. Agridulces puntos para estos dos últimos, sin duda. Por cierto, un pasote el Wild Card de Jeremy McWilliams, con 50 años y metiéndose en estos fregados. No es la filosofía de un Wild Card dar la oportunidad de competir a alguien que no podrá hacerlo más por edad (límitada por reglamento), pero como maniobra publicitaria es genial, y como revulsivo para los que ya no somos tan jóvenes es una gozada ver a gente con esta ilusión y locura, romperse (literalmente) la cara el sábado y querer competir el domingo.

Moto3: No estuvo ni atento ni reaccionó ni fue capaz de irse ni de mostrar la rabia que tenía a principio de temporada. Jack Miller fue demasiado conservador en Silverstone acorde lo que nos ha mostrado desde que llegó al mundial. Puede que su salto a MotoGP y los incovenientes legales con otros equipos le estén pesando (no creo) o puede que se le haya subido a la cabeza que es capaz de ganar con la gorra (esto igual sí pasa a veces, ¿no?), lo cierto es que lo que parecía un paseo más o menos triunfal para Miller se va a convertir en una encarnizada batalla por el título con el repentinamente sólido (ejem, ejem…) Alex Márquez.

Necesita mejorar:

MotoGP: Pues el año pasado, con su Yamaha Tech3, todos esperábamos una campanada de Cal Crutchlow en su circuito tras una espectacular temporada en la que pisó el cajón varias veces. Pero le pudo el corazón, las ganas y los graves revolcones que se llevó en entrenos, revolcones y lesiones que marcaron en un grado importante el resto de su 2013. Este año, Cal ha completado, de lejos, su peor actuación sobre la Ducati justamente en el circuito de casa, dónde el año pasado se hizo daño. Una de esas actuaciones que te hacen pensar que, aunque todos supiéramos hace semanas que Cal sustituirá a Bradl en el LCR el próximo año, la mente de Crutchlow no está acompañando a su cuerpo en los Grandes Premios. Su media de tiempos ronda los dos segundos más lentos que sus compañeros de marca, y puede que ya se esté dejando llevar hasta acabar el año, puede que en el mismo Ducati no estén evolucionando su moto y sí la de Iannone, lo que sea que sea desde luego que éste no es el puesto que ninguno esperábamos de Crutchlow a estas alturas de temporada.

Moto2: Y Terol se bajó de la moto por una enfermedad desconocida, en su puesto subió el hijo de Randy Mamola, Dakota, para terminar el último a 3 vueltas (entró y salió de boxes, cierto), repescado y muy lento todo el finde, de Dakota sólo se espera que no se caiga y coja experiencia, así que el chaval cumplió. Como cumplieron los que, como Dennis Noyes, se encargaron de soltar los perros contra los amigos de motocuatro.com cuando dieron la noticia de que Aspar había rescindido a Terol para subir a Mamola a su moto. Un ex empleado de Dorna que se ocupa de limpiar en las redes cualquier maniobra que no de buena imagen al campeonato. El caso de Terol, de Aspar, del nulo rendimiento de su equipo este año, de los pilotos que han pasado y salido por la puerta de atrás, y del  extraño  y gurteliano dinero público que ya no existe para mantener la estructura es un ejemplo de ello, y respecto a Noyes, me parece de mal gusto las continuas criticas de los ex empleados de Dorna hacia un medio como el de los amigos de motocuatro.com cada vez que dicen algo que, se puede decir, es de primerísima mano. Pero como he dicho antes, en España MotoGP acabará siendo un coto cerrado por Movistar que sólo verá quién lo vea y los que nos gustan las motos nos dedicaremos a sacar la nuestra de paseo. Uno de los más críticos con Movistar, Sito Pons, ha recibido el patrocinio de Páginas Amarillas (que ya sabemos de quién depende). Pues eso, que disfruten MotoGP mientras puedan y no se fien de lo que lean por las redes sin conocer el curriculum del twitero.

Moto3: Y sin salir de Aspar, Andrea Migno por Arthur Sissis en Mahindra. Andrea Migno, ya corriendo para la extraña asociación entre Aspar y VR en el CEV, llega a Mahindra, cuyo equipo oficial comandará el mismo Aspar en 2015. Sólo dio dos vueltas y poca experiencia pudo coger. En cualquier caso, ojito a Migno que es un gran piloto. Y sin salir de Italia, el chaval que se hizo pasar por Romano Fenati en Silverstone no lo hizo mal, casi puntúa. De Fenati no se sabe nada aún, igual está en Ibiza o vete a saber.

No olviden vitaminarse ni mineralizarse. Nos vemos en Misano.

Manolo Fernández – @mnlt15

Fotos: MotoGP, Yamaha Racing, Estrella Galicia 0’0, Marc VDS Racing, Pons Racing, MCN.

Las notas del Gran Premio de Gran Bretaña. Lo bueno y lo menos bueno…

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.