Un deportivo para escaparse al monte.

En Pebble Beach debuta el Range Rover más deportivo de la historia de la marca que, además de estrenar las siglas “SVR”, es el SUV de producción en serie más rápido con un tiempo de 8′ y 14″ en el trazado de 20,8 km de Nordschleife, en Nürburgring.

Este Range Rover Sport, desarrollado por Special Vehicle Operations, la nueva división deportiva del grupo Jaguar Land Rover, es el primero en tener las siglas “SVR”, pero no será el último ya que Land Rover extenderá esta denominación por otros modelos de la marca.

El Range Rover Sport SVR no llegará a los concesionarios hasta el primer trimestre de 2015, pero Land Rover admitirá pedidos antes de finales de este año.

El Range Rover SVR es fácil de diferenciar del resto de la gama ya que tiene un diseño exclusivo. El paragolpes delantero es completamente nuevo y destaca por sus grandes tomas de aire trapezoidales y por tener las letras “SVR” en tono oscuro en el capó, que también cuenta con cuenta con entradas de aire optimizadas y una nueva rejilla con un acabado oscuro. La salidas de aire en las aletas son también más grandes y detrás han instalado un spoiler más grande, equipado con una llamativa luz de freno central, y un difusor en negro brillante con cuatro salidas de escape.

Para la carrocería hay disponibles siete colores, destacando el “Estoril Blue”, exclusivo de este modelo, y que se ofrece en contraste con el techo en “Santorini Black” como equipamiento de serie, combinado con molduras laterales del color de la carrocería y guarnecidos en “High Gloss Black”, con los faros “Stealth Pack” con cubiertas negras.

De serie, el Range Rover Sport SVR equipa unas llantas de 21″ con neumáticos 275/45 R21; sin embargo, como opción, se pueden equipar unas llantas de 22″ de múltiples radios con neumáticos Continental SportContact 5 en medida de 295/40 R22, enfocados para un mayor rendimiento en asfalto y, especialmente, sobre pavimento mojado.

En el interior, Special Vehicle Operations ha diferenciado notablemente al SVR de otras versiones, en parte porque el interior está diseñado para cuatro plazas manteniendo un  espacio para un quinto pasajero ocasional.

gracias a sus asientos deportivos tapizados en lujoso cuero Windsor, con un diseño de diamante y con costuras “Ebony Black” y ribetes reflectantes, que ofrecen una sujeción lateral adicional durante la conducción deportiva y ajuste eléctrico de 16 posiciones que no afectan a la posición del conductor durante la conducción deportiva ni al amplio espacio para las piernas en la parte trasera del habitáculo. Los asientos traseros han sido completamente rediseñados para una conducción deportiva  son reclinables para ofrecer la máxima comodidad y se pueden abatir por completo en secciones 60/40 para ofrecer hasta 1.761 litros de espacio de carga.

Todos los asientos muestran el logotipo de “SVR” y se ofrecen hasta cuatro combinaciones de colores para el interior: “Ebony Black”, “Ebony Black” / “Cirrus White”, “Ebony Black” / “Pimento Red” y “Ebony Black” / “Tan”.

El motor que equipa el range Rover Sport SVR es más que conocido dentro del grupo Jaguar Land Rover por estar presente en el Jaguar F-TYPE o en el Range Rover Sport. Se trata del V8 de 5.0 litros biturbo que, en este modelo, entrega una potencia máxima de 550 CV y un par motor máximo de 680 Nm, lo que significa un aumento de 40 CV y de 56 Nm respecto al Range Rover Sport equipado con este motor.

Junto a este motor está la caja de cambios ZF 8HP70 de 8 velocidades que envía toda la potencia del motor V8 a las cuatro ruedas, ya que el Range Rover Sport SVR equipa tracción total con un reparto de la potencia del 50/50. Las suspensiones del coche varían la rigidez en función del peso que están recibiendo y el sistema “Terrain Response 2” adapta la tracción automáticamente al tipo de terreno sobre el que se circula.

Land Rover Range Rover Sport SVR

No es casual que Land Rover se haya decantado por este modelo para hacer el primer SVR de Range Rover, ya que el chasis monocasco sobre el que está construido es de aluminio, lo que hace que sea un 39% más ligero que el anterior Range Rover Sport. Las suspensiones están construidas en aluminio, de brazos oscilantes delante y multibrazo detrás y provee a las ruedas del Range Rover Sport SVR de un recorrido de 260 mm delante y 272 mm detrás, mientras que la articulación del eje llega hasta los 546 mm, lo que nos deja claro que el SVR en ningún momento pierde el carácter de todoterreno típico de los Range Rover.

El Control Antivuelco Activo trabaja junto con los amortiguadores neumáticos mejorados y el sistema “Active Dynamics” que ajusta constantemente la amortiguación del vehículo. Este sistema de doble canal ha sido especialmente calibrado para mejorar la capacidad de alto rendimiento del Range Rover Sport SVR. En lugar de las barras antivuelco tradicionales, el Control Antivuelco Activo emplea actuadores accionados por una bomba hidráulica para mantener el balanceo de la carrocería en un punto óptimo, adaptándose a sus aceleraciones hasta 1.000 veces por segundo. En comparación con los sistemas que ofrecen un único actuador, este sistema utiliza dos actuadores para responder de forma independiente al balanceo lateral de cada eje, proporcionando una precisión aún mayor.

Cuando su sistema de gestión electrónica detecta el balanceo del vehículo, el Control Antivuelco Activo proporciona un par contrario que mantiene la estabilidad de la carrocería para un mayor disfrute y control del conductor, tomando las curvas de forma más segura y rápida que ningún otro Land Rover a velocidades mucho más elevadas que el SVR es capaz de mantener en las curvas, por lo que se han aplicado ajustes radicalmente actualizados para mantenerse dentro de ese margen, retomando automáticamente el mismo mapa de gestión electrónica que otros Range Rover Sport en cuanto los sensores que controlan las aceleraciones de la carrocería, la posición de las ruedas y la altura del vehículo detectan un uso todoterreno.

El sistema también se ha recalibrado para proporcionar un comportamiento progresivo incluso al límite, particularmente cuando los neumáticos opcionales Continental de 22″ alcanzan su umbral de agarre, mucho más elevado que con los neumáticos de 21″. El modo “Dynamic” reduce aún más el balanceo de la carrocería para ofrecer una máxima respuesta en la conducción y una experiencia única al piloto.

El Range Rover Sport SVR también cuenta con suspensión neumática “Adaptive Dynamics”, que controla los movimientos del vehículo 500 veces por segundo, ajustando la fuerza de amortiguación casi instantáneamente en respuesta a las condiciones cambiantes de la superficie de la carretera y a las acciones del conductor. También, se ha actualizado el sistema de dirección asistida eléctrica con desmultiplicación y asistencia variable sensible a la velocidad, que cuenta con mayor firmeza para una sensación de control más inmediata a altas velocidades. Además, se ha añadido refrigeración adicional al sistema de frenado compuesto por el conjunto de frenos Brembo de seis pistones.

El Range Rover Sport SVR puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente a 260 km/h, manteniendo el mismo consumo de combustible y de emisiones de CO2 que el V8 sobrealimentado del que deriva, con 12,8 l/100 km y 298 gr/km. Además, en tan solo 8 minutos y 14 segundos, puede dar una vuelta completa a los 20,8 km del trazado Nordschleife de Nürburgring, soportando un pico de fuerza G en las curvas que se ha aumentado de 1,1G en el V8 sobrealimentado a 1,3G.

Para maximizar las sensaciones deportivas del coche, Land Rover lo ha equipado con un sistema de escape con dos niveles de sonido que varían en función de la válvula que se controla electrónicamente. De este modo, apenas sonará circulando a bajas vueltas pero en cuanto la aguja suba alrededor de 3.000 rpm, un sonido bronco se escapará por los cuatro escapes, cuya sección es de 60 mm en lugar de los 55 mm que monta el V8 S/C.

Junto con el ajuste del motor que reduce súbitamente la carga de aire cuando el conductor levanta el pie del acelerador, el nuevo sistema de escape también genera un sonido característico al llegar al límite del régimen para una experiencia de conducción aún más intensa. En cualquier caso, el conductor puede seleccionar a voluntad un modo silencioso independientemente de la velocidad del motor para mayor nivel de refinamiento.

El nuevo sistema de escape activo también ha sido diseñado para asegurar que no se vea afectado si los propietarios deciden explotar al máximo su capacidad de vadeo de 850 mm.

GALERIA

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157646342386601]

Nuevo Range Rover Sport SVR

Categoría: 4x4DeportivoPortadaSegmentoSuper CarsSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.