Las mejoras en diseño afectarán a las versiones normales y al Electric Drive.

Con menos de tres años en el mercado y con una gran aceptación por los clientes, Mercedes-Benz estima que son necesarios unos leves cambios para su monovolumen compacto, además de una mejora en las mecánicas.

La segunda generación del Clase B que, desde su lanzamiento, acumula un gran éxito de ventas, ya se prepara para adoptar cambios a mitad de su ciclo de vida, tras poco más de dos años y medio en el mercado, limitados a nuevos faros delanteros y pilotos traseros, nuevos paragolpes y una parrilla más angular y nuevas salidas de escape integradas en la defensa trasera.

Estos cambios también afectarán a la versión eléctrica Clase B Electric Drive que, a pesar de que debutó en el Salón de Nueva York 2013, fue cazado en ensayos durante el verano pasado.

El objetivo de la marca alemana es que el actualizado monovolumen compacto sea estrenado el próximo octubre, en el Salón de París, y sea puesto a la venta inmediatamente después, con una gama de mecánicas que serán más prestacionales teniendo en cuenta que la mayor parte de su oferta mecánica ya es tan eficiente que cumple con la norma Euro 6 antes de que entre en vigor en septiembre.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157645559015317]

El Mercedes-Benz Clase B estrenará cambios

Categoría: Fotos espíaMonovolumenPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.